Los SSD Intel Optane por fin son interesantes para los gamers

Escrito por Manuel Santos

Intel por fin le ha dado a sus memorias Optane el toque que necesitaban para convertirse en un elemento importante en los ordenadores de los gamers. Hoy ha anunciado que llegará la aceleración de las unidades de almacenamiento a la tecnología Intel Optane Memory.

Con la aceleración de unidades de almacenamiento se consigue que el disco duro que almacena tus juegos tenga velocidades de funcionamiento muy similares a las de tu SSD. La tecnología Intel Optane siempre se ha fijado en la aceleración del almacenamiento, sólo que actualmente la mayoría de usuarios cuentan con un SSD en su ordenador dónde han situado el sistema operativo. Y hasta ahora, Optane sólo podía acelerar los dispositivos que contasen con el inicio del sistema, por lo que no verías ninguna diferencia con Optane si comprases un pequeño SSD y lo utilizases en tu sistema para el inicio de Windows.

Intel puede que consiga sorprender a los gamers con esta nueva opción de su tecnología Intel Optane Memory

Intel ha exprimido su tecnología para conseguir el 3D XPoint, creando el PCIe Optane un lugar dónde colocar su aceleración de almacenamiento, aunque a muchos no nos pareció suficiente.

Este funciona esencialmente como una memoria caché, calculando cuales son los archivos más utilizados en el disco duro lento y guardándolos en la tecnología Optane. Todo esto ocurre de forma totalmente transparente, sin que el usuario tenga que configurar nada, sólo necesita una placa base compatible.

Llega a acelerar 4,7 veces tu disco duro

Intel calculó que con la memoria Intel Optane vinculada a un HDD, utilizado como unidad de inicio, obtendrás tiempos de lectura mucho mayores que llegarán a ser 4,7 veces mayores a los de un HDD normal. Esto puede suponer algo muy importante en nuestros equipos gaming ya que con las memorias Optane de 37 dólares podríamos mejorar mucho el rendimiento de nuestro equipo en juegos.

Con la mejora de la tecnología Intel ha conseguido desvincular la aceleración a los discos utilizados para el inicio del sistema, por lo que podremos tener nuestro SSD para el sistema y el HDD para guardar datos acelerado. Actualmente muchas placas base de última generación llegan con dos ranuras M.2 por lo que podremos utilizar tanto SSD M.2 como la memoria Optane.

No olvides que Intel lanzó hace poco sus propios SSD Optane que contaban con esta tecnología, los 800P aunque tenían unos precios muy elevados para las capacidades que nos brindaban 58 GB y 118 GB.

Vía > PCGamesN

Continúa leyendo