Cómo montar un procesador en la placa base de manera sencilla

Escrito por Juan Diego de Usera

Si os vais a iniciar en el mundillo del montaje de ordenadores, uno de los procesos más delicados que deberéis de llevar a cabo es el montaje del procesador en el socket de la placa base. En este tutorial os vamos a explicar cómo se debe de hacer de una manera sencilla y sin complicaciones.

Montar un procesador es siempre una tarea delicada para cualquier usuario, incluyendo los que llevan ya muchos años dedicados a ello. Es delicada porque un error al montarlo puede suponer que o bien estropearás la placa base, o bien estropearéis el procesador, que es bastante peor para vuestro bolsillo. Ésto puede suceder por algo tan trivial pero tan malo como doblar los pines que hacen contacto entre el procesador y la placa base, ya estén éstos en el propio procesador (PGA, Pin Grid Array) o en el socket de la placa base (LGA, Land Grid Array).

Dado que, a nivel de ordenadores de escritorio, sus sockets solo van a ser LGA o PGA, dividiremos este tutorial en dos secciones, para cada tipo de socket:

Procesador para socket LGA

Este método de instalación es el más delicado de los dos, dado que si por un descuido se os cae el procesador encima de los pines del socket, hay bastantes posibilidades de que dobléis uno o varios pines de éste y, después, volver a enderezarlos no tiene por qué hacer que queden bien.

Lo primero que haréis es quitar la cubierta de plástico que está protegiendo los pines del socket contra golpes durante el transporte.

Procesador LGA cubierta del socket

Una vez quitada la cubierta, para abrir el sistema de retención del socket del procesador, deberéis de empujar hacia abajo y hacia la derecha la palanca lateral, que es la que mantiene cerrado el socket. Al levantar la palanca se debería de abrir, a la vez, la parte superior del socket, dejando expuestos todos los pines de éste.

procesador LGA socket abierto

Ahora empieza la parte realmente delicada del proceso de montaje. En el cuerpo de plástico que rodea al socket hay una serie de pestañas que indican la correcta posición para el montaje del procesador. Estas pestañas corresponden exactamente con unas incisiones que hay en los laterales de éste. Es primordial que, a la hora de colocarlo encima de los pines, hagáis coincidir las unas con las otras.

Porcesdaor socket LGA

Si no alineáis bien las pestañas con las incisiones del costado del procesador hay bastantes probabilidades de que, al cerrar el soporte del socket, dañéis los pines que tiene debajo y os quedéis sin placa base. Por tanto, no vayáis con prisas en este punto y aseguraos bien al hacer las cosas.

Hecho esto, ahora toca cerrar la cubierta del socket y bloquear la leva lateral de tal manera que no se salga de su sitio

Ya solo os queda extender la pasta térmica por encima de la superficie del IHS del procesador e instalarle el disipador que queráis. Aunque si vais a instalar el OEM de Intel (cosa que no os aconsejamos porque es bastante malo) no empleéis ninguna pasta térmica dado que estos disipadores ya llevan ésta masilla extendida por su parte inferior, donde hace contacto con el IHS.

Procesador para socket PGA

Este tipo de instalación es más sencilla que la que se requiere para el socket LGA. La principal diferencia entre ambos sockets es que si como habéis visto, en el LGA los pines están en el propio socket, en el socket PGA los pines están en el procesador, así que en este socket solo encontraremos una serie de taladros en los que deberemos insertar los pines.

Lo primero que deberemos hacer es levantar la palanca lateral que tiene este socket, lo cual permitirá la inserción de los pines.

procesador PGA leva lateral

Pero, aunque los pines estén en el procesador, no nos va a servir cualquier orientación a la hora de insertarlo. Para ello nos deberemos de guiar por un triángulo dorado que éste tiene pintado tanto en su parte inferior como superior. Este triángulo se encuentra replicado en el propio socket. Haciéndolos coincidir cuando vayamos a insertarlo, tendremos la correcta orientación de éste en el socket.

Si al intentar insertar el procesador en el socket no entrara, no lo forcéis porque lo más seguro es que dobléis alguno de sus pines. Lo más probable es que no lo hayáis colocado en la posición correcta. Y si estáis completamente seguros de que la orientación es la correcta, podéis probar a mover un poco la palanca lateral, que de esta manera muchas veces sí acaba entrando en el socket.

Hecho ésto, ya solo deberéis de bajar la palanca lateral, que dejará asegurado el procesador dentro del socket. A partir de aquí, solo deberéis de extender la pasta térmica por encima del IHS y montar el disipador, aunque volvemos a decir que en elcaso de empelar los disipadores OEM, éstos ya suelen venir con ésta ya extendida sobre la base del disipador.

El socket LGA tiene un montaje bastante más delicado, mientras que, por contra, el socket PGA tiene un montaje bastante más sencillo pero es susceptible de sacar a la vez el procesador del socket cuando queremos quitar el disipador de encima. Nosotros no tenemos ningún favorito, dado que ambos tipos de socket tienen sus pros y sus contras

Continúa leyendo