Samsung destrona a Intel como mayor fabricante de chips después de 25 años

Escrito por Manuel Santos

El año pasado ya empezamos a ver como el liderazgo de 25 años que había mantenido Intel como el mayor fabricante de chips empezaba a tambalearse. Ya se ha confirmado el cese de Intel en el poder, dando paso a otro grande como mayor fabricante de chips o eso dicen sus beneficios.

Samsung sucede a Intel como principal productor de chips, puesto que ocupaba la compañía norteamericana desde 1992. Las cifras aportadas por ambas compañías en lo que respecta a la venta de chips lo han dejado claro: Samsung ha obtenido un beneficio de 69 mil millones de dólares, mientras Intel lo ha obtenido de 63 mil millones. No parece una gran diferencia, pero determina la posición de cada compañía en el mercado.

samsung vence intel mayor fabricante de chips

Intel ha tenido un buen año

Intel no ha tenido un mal año en cuanto a ventas, ya que ha conseguido aumentarlas en un 6%. Los procesadores fabricados por Intel están en el 80% de los ordenadores del mundo, se ve que su gran éxito en los ordenadores no ha sido suficiente este año.

El mercado de los chips de memoria está en auge y la compañía norteamericana ha decidido volver a él. Estos chips se ha convertido en una parte fundamental en los smartphones y poco a poco están aumentando su rango de uso -algunos coches están empezando a utilizarlos.

La gran transformación de Samsung

La compañía surcoreana ha realizado grandes cambios en cuanto a su producción, dejando de producir televisores para penetrar en el mercado del desarrollo de componentes clave en smartphones y otros dispositivos. Entre los chips que produce, Samsung se ha centrado en los de memoria, mercado que no para de crecer y el causante de que haya conseguido el primer puesto.

Es muy irónico que Samsung haya conseguido superar a Intel como productor de chips gracias a los chips de memoria, ya que fue Intel quién creo este negocio en 1960. La compañía norteamericana dejó este negocio cuando la competencia con las compañías japonesas se hizo demasiado fuerte en los 90. Ha sido en este mismo área en la que Intel ha crecido más este año, aunque aun le queda un largo camino para pillar a Samsung.

Samsung empezó en este mercado utilizando la tecnología de la competencia japonesa de Intel. Ahora, que ya está asentada en el mercado, la compañía está siguiendo los pasos de Intel y fabricando componentes más caros. Además ha conseguido convertirse en un productor de Qualcomm, cuyos procesadores se encuentran en la mayoría de teléfonos de alta gama.

Vía > Bloomberg

Continúa leyendo