La MSI Radeon RX Vega 64 Air Boost no parece muy innovadora

La MSI Radeon RX Vega 64 Air Boost no parece muy innovadora

Juan Diego de Usera

El fabricante de tarjetas gráficas MSI, acaba de presentar su nueva tarjeta gráfica de gama alta MSI Radeon RX Vega 64 Air Boost. Un nuevo modelo que combina un PCBs de referencia junto a un disipador de tipo blower, el cual comentan que ha sido mejorado para proporcionar mejores temperaturas frente al diseño de referencia de AMD Radeon.

Todos sabemos que en las gráficas de referencia, tanto de AMD como de Nvidia. El disipador que suelen emplear, aunque no sea el mejor del mercado, desempeña su función con mayor o menor brillo. Eso sí, no son la mejor opción a la hora de hacer overclock a estas tarjetas gráficas. Para este tipo de actividades, siempre es mucho mejor esperar a los modelos con refrigeración personalizada que suelen sacar los fabricantes de tarjetas gráficas al poco tiempo de lanzamiento del diseño de referencia.

Claro que, lo del poco tiempo, es un eufemismo en el caso de las Radeon RX Vega. Cinco meses han pasado desde que se lanzó el diseño de referencia. Y, a fecha de hoy, no hay ningún modelo en el mercado que emplee un disipador distinto al del diseño de referencia de AMD. Aunque ya todos sabemos que todos estos problemas han sido causados por la inconsistencia en la fabricación de los núcleos gráficos RX Vega. Aunque se supone que esta situación se debería de ir remediando poco a poco. O al menos, ya muchos ensambladores han empezado a anunciar sus modelos que emplean disipadores más efectivos que el de referencia de AMD Radeon.

El disipador tipo blower que empleará la nueva MSI Radeon RX Vega 64 Air Boost no me parece la mejor opción para esta gráfica

La verdad es que me desanima un poco que MSI haya optado. Por seguir empleando un disipador tipo blower para refrigerar esa tarjeta gráfica. Los disipadores tipo blower están muy bien para gráfica de gama baja. O para gráficas no especialmente caras o gráficas antiguas. Sin embargo, esta más que ampliamente demostrado que los disipadores tipo blower son bastante más ruidosos que la disipadores más personalizados. A la par que mucho menos efectivos a la hora de refrigerar.

Como intento de personalización MSI le ha hecho un pequeño overclock al núcleo gráfico. Llevándolo hasta los 1272 MHz, o 1575 MHz cuando se activa el Boost. O lo que es lo mismo, han subido las frecuencias de referencia tan sólo 30 MHz. Si, vale, es un overclock. Pero tan magro que para eso mejor no haberlo hecho.

En cuanto a salidas de vídeo, la tarjeta mantiene los tres DisplayPort 1.4 y la salida HDMI 2.0.

MSI no ha comentado ni el precio de su tarjeta ni cuando saldrá al mercado.