La nueva caja Jonsbo UMX5 será compatible con placas base E-ATX

Escrito por Juan Diego de Usera

El fabricante de cajas ordenador Jonsbo, acaba de presentar su nueva caja de gama alta, la Jonsbo UMX5. Esta nueva caja llevará, como es habitual, iluminación LED RGB, y tendrá tamaño suficiente para albergar en su interior una placa base en formato E-ATX.Con este nuevo modelo el fabricante pretende adentrarse de manera definitiva en el segmento premium de cajas.

El segmento premium de cajas de ordenador es un cortijo realmente pequeño, en un nicho de mercado que está dominado por pocas marcas, en realidad. Es en ese segmento donde abundan materiales exóticos como el aluminio, al igual que diseños más extravagantes. De hecho es un segmento en el que el diseño suele primar más que la funcionalidad de la caja. Lo cual unas veces está bien. Y otras veces no suele salir tan bien.

La Jonsbo UMX5 es una caja que pretende aunar un buen diseño con una buena funcionalidad, sin dejar de lado los materiales premium. De esta manera, la caja está realizada a base de aluminio y acero. Lo que es el chasis está realizada en acero, para darle rigidez; mientras que lo que es el frontal, se ha realizado en aluminio, con un diseño de costillas en los que la parte superior es brillante y la parte inferior mate.

La Jonsbo UMX5 admitirá disipadores de hasta 166 mm de altura

La nueva Jonsbo UMX5 es una caja que está diseñado para albergar placas ATX y ciertas placas base E-ATX, siempre y cuando tengan unas dimensiones máximas de 305 × 265 mm.

Otro aspecto diferente del diseño esta caja es que la fuente alimentación se instala detrás del frontal de la caja en un soporte diseñado de manera especial. Más abajo se encuentra la bahía principal de discos duros de 3,5 pulgadas, donde se pueden instalar hasta 4 unidades.

Además del ventilador instalado de manera predeterminada en su parte trasera, la Jonsbo UMX5 también permite la instalación de otros dos ventiladores en el suelo de la caja, más otros dos ventiladores en el techo de la misma, asegurando la mejor ventilación posible de los componentes.

Curiosamente para ser una caja de grado premium, la longitud máxima de tarjeta gráfica que admite es de 325 mm tan sólo. Sin embargo la altura máxima que permite para el disipador del procesador es de 166 mm. Yo creo que se han quedado un poquito cortos en cuanto a la longitud de la tarjeta gráfica posible. Sobre todo para un tipo de caja que aspira a un mercado que es bastante selecto.

Esta caja por lo visto ya se puede comprar en diferentes tiendas online a un precio de 199,99 €.

Continúa leyendo