BenQ sorprende a propios y extraños al lanzar dos ratones Zowie

Escrito por Juan Diego de Usera

Zowie, la sub marca del fabricante de monitores BenQ más orientada hacia el entorno gaming, acaba de soprendernos a todos al lanzar dos nuevos ratones Zowie. Los nuevos modelos, que se llaman EC1-B y EC2-B, se caracterizan por ser, en esencia, el mismo modelo de ratón. Solo que pensados ambos para diferentes tamaños de manos.

Creo que todos conocemos de sobra a la marca de monitores BenQ. La cual, en mi opinión, fabrica los monitores con un mejor equilibrio entre calidad, rendimiento y precio. Y, sobre todo, monitores que son tremendamente duraderos. Por ejemplo, mi mujer tiene uno de esa marca que le regalé yo hace cinco años y, tras calibrarlo con un colorímetro, no se quiere separar de el de lo bien que va.

Zowie es la segunda marca de este fabricante coreano. Aunque esta marca se ha centrado más, desde su lanzamiento, en los periféricos destinados al mercado gamer. En el cual han tenido una actividad bastante elevada. Lanzando desde escritorios para gamers hasta periféricos más comunes como monitores, teclados, ratones, etc.

Y es de los ratones Zowie de quien quiero hablaros en este artículo. Concretamente de sus dos nuevos modelos, el EC1-B y el EC2-B. Modelos que pueden parecer simples pero que por dentro, tienen un hardware que los sitúa a la vanguardia de su segmento.

Los nuevos ratones Zowie comparten su hardware interno, solo diferenciándose en la carcasa externa

Los nuevos EC1-B y EC2-B son, en esencia, el mismo ratón. Solo que uno está destinado para ser empleado por usuarios de manos medianas (EC2-B) o grandes (EC1-B). Sin embargo, por todo lo ergonómico que quieran ser estos ratones, la mala noticia es para los usuarios que son zurdos. Dado que estos dos nuevos ratones Zowie se han diseñado para ser empleados exclusivamente dos usuarios diestros. Un movimiento bastante peculiar por partes de esta empresa, cuando ya estamos viendo que la gran mayoría de marcas comienzan a sacar sus ratones pensados para ser empleados indistintamente con ambas manos.

En canto al hardware interno que emplean, en ambos casos montan un sensor Pixart PMW3360A. Con una resolución de hasta 3.200 DPIs. Y si esta resolución os puede parecer pequeña para un ratón destinado al gaming, ¿qué pensaréis si os comento que el ratón solo admite tres resoluciones intermedias (400, 800, 1.600 y 3.200 DPIs) que no se pueden programar a gusto del usuario? ¿O qué pesaréis del hecho de que el botón para cambiar la resolución del sensor se haye situado en la parte inferior del ratón?

Pues si lo que os acabo de contar os ha horrorizado, si os digo que el precio de este ratón cuando salga a la venta será de $90, seguro que os horrorizará todavía más.

Continúa leyendo