Se avecina una nueva oleada de SSDs NVMe con controladora Phison E8

Escrito por Rodrigo Alonso

Phison, famoso fabricante de -entre otras cosas- controladoras para dispositivos de estado sólido, ha emitido un comunicado en el que anuncia que su nueva solución para dispositivos SSD con interfaz PCI-Express 3.0 x2, la controladora Phison E8, ya está integrada en multitud de dispositivos que comenzarán a llegar al mercado a partir del mes que viene.

La controladora ha sido diseñada con el propósito de destronar a las soluciones Intel 600p para la gama de entrada de dispositivos NVMe, ofreciendo mejores velocidades a un rango de precios similar. Para esto, Phison ha utilizado la interfaz PCI-Express 3.0 x2 (en lugar de la habitual x4), ofreciendo igualmente un buen rendimiento pero reduciendo el consumo. Los SSDs que se lancen al mercado basados en la controladora E8 del fabricante estarán disponibles en capacidades de 128, 256, 512 GB y 1 TB.

Dispositivos NVMe de gama de entrada

Supuestamente ésta nueva controladora va a potenciar multitud de nuevos dispositivos de estado sólido con interfaz PCIe 3.0 x2, protocolo NVMe y formato M.2 diseñados para la gama de entrada. En otras palabras, SSDs en éste formato que tienen lógicamente un menor rendimiento que las soluciones PCIe 3.0 x4 actuales pero que serán bastante más asequibles, pues si éstos tienen una pega es que incluso a día de hoy siguen siendo bastante caros.

A pesar de ser de gama de entrada, éstos SSDs tienen un rendimiento superior al de cualquier dispositivo de estado sólido con interfaz SATA 3 (y ya no hablemos de discos mecánicos), y han sido diseñados para trabajar con chips de memoria 3D NAND Flash. Según la fuente de ésta publicación, efectivamente el rendimiento de los SSDs equipados con controladoras Phison E8 proporcionan un rendimiento superior al de los Intel 600p e incluso las soluciones WD Black PCIe, por ejemplo.

En cualquier caso ya sabemos que éste tipo de dispositivos suelen tener una tendencia bastante elevada a variar su rendimiento con actualizaciones de firmware de los fabricantes, así que podemos esperar que los números de rendimiento sean superiores a no mucho tardar, en cuanto los fabricantes comiencen a afinar los firmwares.

Vía | Tom’s Hardware.

Continúa leyendo