Colorful GeForce GTX 1080 Ti Neptune W, ahora con radiador doble

Escrito por Rodrigo Alonso

El ensamblador Colorful se suma a la ya amplia lista de fabricantes que están anunciando modelos personalizados de GeForce GTX 1080 Ti con una solución de refrigeración pasada por agua, aunque en éste caso el modelo anunciado, el iGame GTX 1080 Ti Neptune W, cuenta con algo que no es muy común de ver pues incorpora un radiador doble, de 240 mm de longitud.

La tarjeta gráfica del fabricante cuenta con los 3584 CUDA cores habituales de las GTX 1080 Ti, funcionando en éste caso con un Overclock de fábrica que eleva la velocidad base a 1594 Mhz y el Boost a 1708 Mhz, con sus 11 GB de memoria GDDR5X funcionando a los 11 Gbps habituales en éstas gráficas. La parte buena es que con el disipador que han instalado y el hecho de que hayan utilizado un PCB personalizado le da a los usuarios avanzados un amplio margen para elevar éstas velocidades de funcionamiento mediante Overclock.

El buque insignia de Colorful

El fabricante ha integrado un sistema de refrigeración líquida autónomo que no requiere mantenimiento que se llama Shielizer Cooler, un disipador integrado que cubre todo el PCB de la gráfica para mantener todos los componentes -y no solo la GPU- a una temperatura óptima de funcionamiento. El bloque de agua de la GPU y los heatpipes de cobre han sido fabricados con cobre rojo que tiene una capacidad de transferencia térmica superior a la del cobre normal. El calor se empuja a través del líquido refrigerante hacia el radiador de aluminio de 240 mm, que está refrigerado por dos ventiladores silenciosos de 120 mm cada uno. Según Colorful, con la gráfica en reposo el sistema de refrigeración es prácticamente inaudible.

Además, y como no podía ser de otra manera, el disipador incorpora iluminación RGB configurable mediante el software iGame Zone II, que permitirá al usuario configurar el color y los efectos que quiera de manera fácil y rápida. Por cierto, un detalle a tener en cuenta es que los ventiladores son independientes, o en otras palabras no se conectan directamente a la gráfica sino que necesitan conectores de la placa base para funcionar, lo que significa que pueden ser cambiados fácilmente por otros y que se pueden conectar a un rehobús si se quiere.

Lamentablemente, Colorful no ha indicado ni la fecha de llegada a las tiendas ni el precio de venta al que llegará éste nuevo buque insignia de la compañía.

Continúa leyendo