Colorful se suma a los fabricantes de placas base para minería profesional

Escrito por Juan Diego de Usera
Placas Base
0

En un movimiento que tampoco me acaba de sorprender, dada la locura que hay ahora mismo con la minería profesional de criptomoneda, el fabricante Colorful ha decidido sacar su propia placa base con este fin. La placa en cuestión, denominada Colorful H81A-BTC V20 tiene cinco ranuras PCIe x1 y, muy curiosamente, solo soporta procesadores de núcleo Haswell.

El tema de la minería profesional de criptomoneda se está empezando a escapar de las manos. No solo los mineros han agotado casi por completo los stocks de tarjetas gráficas de AMD. Si no que están a punto de hacer lo mismo con las de Nvidia. Ambas cosas son bastante malas para los usuarios de a pie. Y, aunque algunos fabricantes han comenzado a sacar modelos específicos para el minado, son pocos y llegan tarde (too little, too late).

También algunos fabricantes de placas base han sacado modelos específicos para la minería profesional. Más notablemente es el caso de Biostar, que ya lleva un tiempo en este terreno. Y no parece irle nada mal. Y como no le va nada mal, Colorful ha decido que ellos también quieren probar suerte en este campo.

¿Una placa base para Intel socket LGA 1150?

Es normal que los fabricantes de placas base empleen para sus equipos para minería los chipsets más bajos de toda la gama. Al fin y al cabo, el rendimiento que busca un minero no depende del chipset de la placa base. Lo que sí es bastante raro es que Colorful haya decido sacar su placa base para un socket que es 3 generaciones anterior a los actuales. Quizás su razonamiento se base en que los mineros pueden encontrar los procesadores para ese socket el mercado de 2ª mano a buen precio. Y a la hora de construirse un equipo para minería, el precio de la inversión lo es todo.

Otro aspecto curioso (porque no es frecuente de ver implementado de esa manera) es que en la placa hay un conector PCIe de 6 pines. Junto a otro conector molex grande de cuatro pines. Estos dos conectores se encargarían de suministrar potencia extra a las tarjetas gráficas. Cuando se llenaran todas las ranuras de la placa base. Y es que, aunque las tarjetas gráficas modernas consuman bastante menos que hace un par de años, alimentar a cinco de ellas no es moco de pavo.

Quitando estos detalles, la placa base es un modelo bastante sencillo. Muy en línea con lo que suele ser una placa para este modelo de chipset.

Continúa leyendo