La Asus ROG Maximus IX Extreme para Kaby Lake ya está en la calle

Escrito por Rodrigo Alonso

Hace unas semanas Asus presentó su nueva placa base tope de gama, la ROG Maximus IX Extreme para procesadores Intel Kaby Lake, una placa que destaca por contar con un bloque de agua preinstalado en el socket para integrar sistemas de refrigeración líquida personalizados directamente. Ahora el fabricante ha anunciado la disponibilidad de ésta nueva placa en tiendas, a un precio recomendado de -agarraos- 689,99 euros.

Ésta es una placa base que ya no es solo de gama alta, sino de categoría premium y enfocada a los más entusiastas y sibaritas (sobre todo teniendo en cuenta que por lo que cuesta puedes montar un PC de gama media perfectamente). La manera de Asus de justificar tamaño precio es un amplio elenco de características que lógicamente incorporan todas las últimas tecnologías disponibles.

Así es la Asus ROG Maximus IX Extreme, la placa más cara del mercado

La Asus ROG Maximus IX Extreme incorpora el último chipset Intel Z270 y está diseñada para los procesadores Intel Core de séptima generación. Por supuesto cuenta con soporte para memoria RAM DDR4 de hasta a 4133 Mhz de manera nativa, dispositivos de estado sólido PCI-Express NVMe en formato M.2 e Intel Optane y básicamente todas las últimas tecnologías. También se incluye un nuevo códec de audio (SupremeFX S1220) con una relación de señal ruido (SNR) de 113 dB para proporcionar la mejor experiencia de audio.

La placa base cuenta, como no podía ser de otra manera, con todas las salvaguardas posibles para que el usuario pueda estar tranquilo incluso si pretende aplicar niveles elevados de Overclock. De ésta manera, se incluye un escudo I/O premontado (en lugar de la placa habitual que va suelta), zócalos PCI-Express reforzados (SafeSlot) pensados para soportar tarjetas gráficas pesadas, zócalos de RAM reforzados también (SafeDIMM) y los bordes del PCB están bañados en cobre para maximizar su resistencia a ser doblados. Así mismo, la placa ha sido diseñada con la última y más rápida conectividad que incluye un zócalo M.2 dual PCIe 3.0 x4, un conector frontal USB 3.1, WiFi 2×2 802.11ac con MU-MIMO y soporte Thunderbolt 3 a 40 Gbps.

Una placa con bloque de agua incorporado

Como decíamos al principio, la placa base cuenta con un bloque de agua preinstalado en el socket. Para ello, el equipo ROG de Asus se ha asociado con el fabricante Bitspower diseñando el bloque de CPU de la Maximus IX Extreme desde cero. Éste cuenta con sensores de flujo de líquido que monitorizan en tiempo real la cantidad de agua que se mueve, otro para las pérdidas de éste y múltiples sensores de temperatura para medir en tiempo real la temperatura del agua que entra y que sale del bloque, todos integrados para mantener la complejidad de las tuberías al mínimo.

Además, el bloque de agua cubre tanto el procesador como los VRM para proporcionar una mayor estabilidad a la hora de realizar Overclock al sistema y que éste llegue a altas temperaturas. De hecho, llega incluso al primer zócalo M.2 (que tiene su propio disipador), de manera que, según el fabricante, se reduce la temperatura en esa zona hasta en 42,8 grados, haciendo así que el thermal throttling en los SSDs M.2 sea nulo.

Precio y disponibilidad

La nueva Asus ROG Maximus IX Extreme ya está en las tiendas (según el fabricante) a un precio recomendado de 689,99 euros, una placa no apta más que para bolsillos afortunados.

Continúa leyendo
  • Enzo Torrez

    Genial pero es carisimo.