Biostar anuncia el lanzamiento de su familia de SSDs económicos G330

Escrito por Rodrigo Alonso

El fabricante Biostar comenzó hace poco su andadura en el mercado de los productos de almacenamiento, pero a día de hoy ya va teniendo un catálogo lo suficientemente extenso como para ofrecer diferentes gamas de producto para todo tipo de necesidades. Ahora, han anunciado el lanzamiento de la nueva familia G330 de dispositivos de estado sólido enfocados a los usuarios que quieran tener un SSD de alta velocidad sin rascarse demasiado el bolsillo.

En Agosto del año pasado, Biostar lanzó al mercado sus primeros SSDs G300, y como ya supondréis éstos nuevos G330 son la evolución de los anteriores. El fabricante emplea los mismos chips NAND Flash 3D TLC fabricados por Micron, pero actualiza la controladora a una SMI 2258 (la familia anterior tenía una SMI 2256) para proporcionar un mejor rendimiento y mayor durabilidad. Por supuesto incorporan todas las habituales tecnologías como TRIM, SMART, Garbage Collection y demás que aseguran una gran esperanza de vida del dispositivo.

La nueva familia G330 de SSDs de Biostar

Además de lo ya mencionado, hay que destacar que en ésta ocasión el fabricante ha incorporado caché DRAM en los dispositivos para acelerar bastante los tiempos de carga de las aplicaciones y archivos más utilizados, como una pequeña Intel Optane pero integrada en el propio SSD. Gracias a la incorporación de la nueva controladora, ahora éstos SSDs proporcionan velocidades teóricas de hasta 565 MB/s de lectura y 515 MB/s de escritura, prácticamente copando el ancho de banda que ofrece la interfaz SATA 3 y manteniendo el mismo precio que la versión anterior.

En todos los casos, la nueva familia G330 de Biostar se ofrece en factor de forma de 2,5 pulgadas con 6.8 mm de grosor para ser compatibles con sistemas slim y ultrabooks. Su interfaz es SATA 3, y se ofrecerá en capacidades de 128, 256 y 512 GB únicamente.

Precio y disponibilidad

Los nuevos dispositivos de estado sólido Biostar G330 ya han comenzado a ser enviados a los distribuidores por lo que como mucho en un par de semanas deberíamos de comenzar a verlos disponibles en tiendas. Los precios sugeridos por el fabricante son de 59 dólares para el modelo de 128 GB, 99 dólares para el de 256 GB y finalmente 169 dólares para el modelo de 512 GB, unos precios bastante asequibles sobre todo teniendo en cuenta que todos los productos basados en memoria NAND Flash han visto su precio bastante incrementado en los últimos meses.

Continúa leyendo
  • Marius Marti

    Yo de economico no le veo nada la verdad