ASUSTOR lanza un par de dispositivos NAS de dos y cuatro bahías

Escrito por Juan Diego de Usera
Discos Duros
0

El reputado fabricante de dispositivos NAS para incrementar el almacenamiento de datos, ASUSTOR, acaba de presentar sus dos nuevos modelos. Estos modelos se engloban en la estrategia de la empresa de abordar de manera conjunta tanto el mercado residencial como el mercado empresarial de pequeñas y medianas empresas con necesidad de incrementar su capacidad de datos a disposición de sus usuarios.

Los dos nuevos modelos están pensado, tal y como he comentado, para ser empleados en ambos tipos de mercado de manera indistinta, aunque el tipo de usuario final hacia el que van destinados es algo diferente.

ASUSTOR AS6302T

Este primer dispositivo de almacenamiento NAS está movido por un procesador Intel Celeron J3355 de doble núcleo con una velocidad base de 2 GHz y un boost hasta los 2,5 GHz. Emplea 2 GB de memoria RAM DDR3L en un único SO-DIMM, que se puede expandir hasta los 8 GB.

El almacenaje está compuesto por dos bahías de 3,5″ en cada una de las cuales se puede instalar un disco duro de hasta 10 TB, dando un total de 20 TB para este tipo de unidades, que se encuentran refrigeradas por un ventilador trasero de 70 mm. Las bahías permiten el empleo de discos duros en formato de 3,5 como de 2,5″ de manera indistinta.

La conectividad de red está asegurada gracias al empleo de dos controladores de red Gigabit Ethernet y el NAS soporta la conexión de hasta 4 dispositivos USB 3.0 (tres tipo A y uno tipo C).

Este NAS está más pensado para usuarios domésticos o para pequeñas oficinas que requieran una capacidad de almacenaje no elevada en exceso.

ASUSTOR AS6404T

En este segundo caso nos encontramos con un dispositivo NAS que emplea un procesador algo más potente, un Celeron J3455 de cuatro núcleos con una frecuencia base de 1,5 GHz y un boost de hasta 2,3GHz. Su configuración de memoria es de 8 GB (2 x 4 GB SO-DIMM) DDR3L que no se puede ampliar.

En este caso la capacidad de almacenaje está compuesta por cuatro bahías  de 3,5″ que permiten el uso de discos duros de hasta un tamaño de 10 TB, dando un gran total de 40 TB. El ventildaor trasero es, en este caso, de 120 mm. Quitando estas diferencias, el resto del NAS es idéntico a su hermano de dos bahías.

Este último NAS va más orientado a los usuarios empresariales que requieren una gran cantidad de espacio para los datos que manejan en el día a día, pero no quieren subirlos a un servidor. Por tanto, este tipo de dispositivos NAS tienen siu cabida en las empresas de mediano tamaño.

Continúa leyendo