Asus saca dos nuevas placas base ROG Strix para el chipset Intel B250

Escrito por Juan Diego de Usera

Entre la barahúnda de lanzamientos que estamos teniendo estas semanas de placas base para la plataforma AM4 de AMD es muy fácil perderse y olvidar que el socket LGA 1151 todavía está en pleno auge y que se siguen desarrollando placas para él. Este es el caso de las dos nuevas placas Asus ROG Strix B250H Gaming y B250G Gaming, dos modelos que pretenden acercar a los usuarios las características de los modelos de la clase alta pero a unos precios bastante más económicos.

Uno podría pensar que el chipset de gama más baja de un fabricante fuera el que menos atención recibiera por parte de los desarrolladores de placas base, pero eso no es completamente verdad en el caso de Intel. Y no es así porque, curiosamente, este es el chipset al que más jugadores con unos bolsillos más limitados en profundidad suelen acudir con bastante regularidad, así que no es de extrañar que un fabricante como Asus quiera mostrar las bondades de su gama ROG Strix (considerada como la gama alta del fabricante) en esta franja de precios.

B250G Gaming, micro ATX pero cargada hasta arriba.

Este modelo es el más barato de los dos, costando tan solo 99 €, pero ello no es óbice para que no vaya cargada hasta arriba de características que entusiasmarán a sus propietarios, como las cuatro ranuras de memoria RAM hasta 2.400 MHz que permiten tener instalados hasta 64 GB (4 x 16 GB) con soporte XMP, al igual que la ranura para PCIe x16 que viene reforzada de fábrica para aguantar bien el peso de las nuevas tarjetas gráficas. Y aunque la placa carece de segunda ranura PCIe x16, el espacio sobrante se ha aprovechado para instalar otras dos ranuras PCIe x1. También incorpora dos ranuras M.2 con soporte para dispositivos SATA y NVMe, siendo la segunda compatible con el nuevo estándar de almacenamiento Intel Optane.

B250H Gaming, igual que su hermana pequeña pero mejor.

El modelo ATX (que no es full ATX, es algo más pequeña) tiene un precio de 129 € y cuenta más o menos las mismas características de su hermana B250H pero con una segunda ranura PCIe x16 (aunque eléctricamente es x4) que permite configuraciones multigráficas en CrossFire e incorpora otras dos ranuras extra PCIe x1. También incorpora seis puertos SATA situados a lo largo del borde derecho de la placa y dos ranuras M.2 (aunque la segunda no es compatible esta vez con la tecnología Optane de Intel. Ambas cuentan con una tarjeta de sonido SupremeFX basada en el CODEC S1210A de alta definición.

Continúa leyendo