La GeForce GTX 1080 Ti es el sueño de los Overclockers profesionales

Escrito por Rodrigo Alonso

Comenzaremos este artículo informándoos del hecho que, como era de esperar, ya se ha batido el récord mundial de Overclock con las nuevas GeForce GTX 1080 Ti, concretamente con el modelo Founders Edition de EVGA, y por supuesto por su especialista interno Kingpin, quien ha logrado batir el anterior récord establecido por sí mismo con una GeForce Titan X. Pero a raíz de esto también queremos comentaros que, por lo que parece, todos los Overclockers profesionales están encantados con el potencial de éstas nuevas bestias de NVIDIA.

Vamos a empezar por el principio. El récord mundial que ha vuelto a establecer Kingpin ha sido en 3DMark Time Spy, con una EVGA GeForce GTX 1080 Ti Founders Edition refrigerada con nitrógeno líquido y cuya frecuencia de funcionamiento del núcleo fue elevada a 2.481 Mhz (y su memoria a 12.5 Ghz efectivos), y a pesar de que un modelo de Asus fue elevado a 2.645 Mhz, no logró tan buen resultado de rendimiento en Time Spy, en el que logró obtener 13.291 puntos. Por cierto, no table es el overclock en la memoria gracias a lo cual la gráfica superó la barrera de los 500 GB/s de ancho de banda.

Las GTX 1080 Ti son el sueño de los Overclockers

250 Amperios de corriente, diseño Dual-FET de 8 fases y componentes de alta gama son la clave para que ésta nueva generación de gráficas de NVIDIA esté siendo la utilizada por los overclockers profesionales para batir todos los récords establecidos hasta la fecha, tanto con refrigeración líquida con L2N como Kingpin como con la refrigeración estándar por aire.

Todo ello se consigue gracias a un nuevo PCB modificado que soporta hasta 250 amperios y viene con un diseño dual FET de 8 fases, dándole al PCB un total de 14 DualFETs que no solo dotan al sistema de un enorme potencial de rendimiento, sino también de estabilidad, más potencial de overclock y, por si esto fuera poco, una mayor eficiencia energética.

Las Founders Edition son concretamente muy populares entre los Overclockers, y de hecho se han agotado en casi todas las tiendas a los pocos días de su lanzamiento oficial. Es bastante impresionando si tenemos en consideración que estamos hablando de una gráfica de categoría Premium que se vende a 829 euros (en España al menos), y que de hecho apunta a seguir vendiéndose bien cuando vuelva a haber stock disponible (y eso que todavía no han salido al mercado los modelos personalizados de los ensambladores).

Vía | WCCFTech.

Continúa leyendo