Intel entra en la industria automovilística de la mano de Mobileye

Escrito por Juan Diego de Usera
Generales
0

Intel ha decidido que ellos también quieren entrar en la industria automovilística y para ello nada mejor que comprar a golpe de talonario una de las empresas punteras del sector, como es el caso del desarrollador Mobileye. Esta empresa se ha especializado en el desarrollo de aplicaciones funcionales destinadas al mercado de automóviles autónomos sin conductor y la nube que ellos requieren para funcionar de manera correcta.

Mobileye es actualmente uno de una serie de competidores que buscan activamente el espacio de computación visual, y el punto alto en esa agenda es la industria automotriz. Hemos visto anuncios de Mobileye en los últimos años, habiendo establecido ya buenas relaciones con diversos fabricantes de automóviles con el objetivo final de lograr los vehículos totalmente autónomos. Intel claramente quiere un pedazo importante de ese pastel, aparte de su propia entrada en el mundo de la industria del automóvil, así como la computación en la nube necesaria para diversas tareas de automoción.

La adquisición se combinará en una sola organización bajo el Grupo de Conducción Automatizada de Intel (Automated Driving Group), cuya sede estará radicada en Israel y estará dirigida por el Profesor Shashua, cofundador de Mobileye, Presidente y CEO. Todos los contratos actuales bajo Mobileye para OEMs de automoción y proveedores de nivel uno serán retenidos bajo este nuevo grupo, que también estará bajo la supervisión de Doug Davis, vicepresidente de Intel de la división de Automoción.

Mobileye ofrece actualmente en su hoja de ruta productos como EyeQ4 y EyeQ 5 SoCs, para una autonomía de nivel 3/4 en 2018 y 2020 respectivamente, así como FPGAs de alto rendimiento para técnicas de análisis de la visión. La adquisición de Altera por parte de Intel hace más de un año como un paso en el mercado FPGA puede entrar en juego aquí, así como las instalaciones de fabricación de semiconductores de Intel. Como sucede con Altera, es probable que todavía deba de pasar algún tiempo de adaptación antes de que se produzca la plena integración entre los recursos de Intel y la tecnología de Mobileye.

Intel estima que los sistemas de vehículos, los datos y el mercado de servicios para la industria automotriz tendrán un valor de alrededor de 70.000 millones de dólares para el año 2030, incluidos los casos puntuales a través del backhaul en la nube. Esto incluye predicciones tales como que se generarán 4TB de datos al día y por vehículo, lo que requerirá planificación en infraestructura. La experiencia de Intel en elementos como la tecnología RealSense y el cálculo general de alto rendimiento será un partido interesante para la cartera de Mobileye.

Continúa leyendo