Análisis: Corsair K95 RGB Platinum, tope gama entre los topes de gama

Escrito por Rodrigo Alonso

Personalmente siempre me han gustado los teclados mecánicos de Corsair. Por un lado porque siempre han buscado el máximo de calidad, y prueba de ello es que en lugar de crear sus propios mecanismos utilizan los Cherry MX originales (e incluso han desarrollado interruptores junto con ellos), y de lo que nadie duda es de que se encuentran entre los de mayor calidad del mercado. Y cuando hablamos del K95 RGB Platinum que vamos a analizar en el día de hoy lo que tenemos es el teclado tope de gama del fabricante, lo que automáticamente lo coloca como uno de los teclados top del mercado.

El modelo que Corsair nos ha enviado de éste K95 RGB Platinum es el que viene equipado con interruptores Cherry MX Speed, los cuales ya vimos en el K70 RGB RapidFire que analizamos hace algún tiempo, y en esencia tiene muchísimas cosas iguales a éste, pero lógicamente con varias diferencias. Empezamos por seis teclas de macro dedicadas en la parte izquierda del teclado, con las que podremos asignar directamente las funciones que queramos.

El K95 RGB Platinum también tiene otra particularidad que lo desmarca de cualquier otro teclado de la marca, y es la inclusión de una barra de luz equipada con un total de 19 zonas LED mas el logo del centro que podremos personalizar con el color y los efectos que queramos.

Por otro lado, en éste teclado Corsair ha dispuesto una memoria interna que permite seleccionar entre tres perfiles diferentes, cada uno con su iluminación, macros y asignaciones, para que podamos utilizar el teclado con toda nuestra personalización en cualquier equipo sin necesidad de software.

Otra diferencia fundamental es que si bien el K70 ya tenía la zona superior de aluminio cepillado para dotar al teclado de un aspecto de gran calidad, el K95 RGB Platinum lleva esto al extremo, con una completa estructura de aluminio cepillado anodizado de calidad aeroespacial, estando disponible además en dos versiones, una de color negro -que es la que analizamos- y otra plateada (Gunmetal).

Para terminar, la última diferencia radica en el reposa muñecas. En lugar de ser el habitual, en éste caso Corsair ha dispuesto una superficie magnética de dos caras para que el usuario pueda escoger la habitual superficie rugosa que mejora el agarre, o bien una superficie más lisa y más cómoda, suave al tacto, para mayor comodidad.

Como siempre, esperamos que nuestro análisis os guste y que os resulte de utilidad. Para leer el análisis completo, podéis acceder haciendo clic en el siguiente enlace:

Corsair K95 RGB Platinum

Continúa leyendo