Mountain renueva las gamas de portátiles Nickel, Iridium y Graphite

Escrito por Juan Diego de Usera

Mountain, la marca española líder en el mercado de la fabricación de ordenadores de alta gama, acaba de renovar tres de sus gamas más representativas y que engloban el mayor número de ventas de la marca en el sector de portátiles: las gamas Nickel, Iridium y Graphite. Todo ello con el objetivo de seguir ofreciendo a sus futuros clientes todas las prestaciones que ellos esperan encontrar en estos equipos, así como el mejor rendimiento del mercado dentro de sus categorías.

Supongo que todos conocéis al ensamblador español afincado en Madrid, Mountain, que desde sus comienzos se ha caracterizado por ofrecer equipos tanto de sobremesa como portátiles, muy punteros y que siempre han destacado por su gran rendimiento y por los exquisitos acabados en sus montajes en los ordenadores que montan, ya sean estos de sobremesa o portátiles. Pues ahora le ha tocado hacerle un lavado de cara a tres de sus series de portátiles más exitosas, poniéndolas más en consonancia con los últimos lanzamientos que se han ido produciendo en el mercado de un tiempo a esta parte.

Por ejemplo, la serie Nickel 14 es similar en su diseño al modelo de 15 pulgadas pulgadas, pero más compacto, portátil y ligero (con un peso de 1,8 kilos). En lo que no disminuye es en potencia, ya que incorpora un procesador Intel Core i5 7200 a 2,5 GHz de 7ª generación (Kaby Lake), con mayor frecuencia, más eficiente y mejor autonomía.

Cuenta además con 8 GB de RAM (ampliables hasta 32), y hasta 2.5 TB de almacenamiento SSD, puerto USB tipo C y pantalla Full HD IPS mate de 14”. Su precio base es de 1.129 euros.

El nuevo Iridium es un portátil de 15” con un cuerpo de aluminio muy delgado y ligero que alberga un procesador Intel Core i7 6700 HQ de 6ª generación. Con la idea de que sea un equipo capaz de ofrecer el máximo rendimiento tanto en el trabajo como en el ocio, este equipo ofrece hasta 64 GB de RAM y 3 TB de almacenamiento e incorpora las nuevas tarjetas gráficas GTX 1060 y GTX 1070.

Tiene además un sistema de ventilación avanzado con 3 ventiladores (1 CPU y 2 GPU), 2 USB tipo C, 3 salidas de vídeo y un puerto PCI-E que alcanza una tasa de lectura de más de 3.000 MB/s. El conjunto se completa con una pantalla IPS Full HD mate. El precio de base es de 1.939 euros.

Por último, la renovada versión de Graphite trae toda la potencia de un sobremesa en un cuerpo de portátil con pantalla IPS FHD con G-Sync de 17,3”. Integra un procesador Intel Core i7 6700 de 6ª generación, el más potente del mercado y que habitualmente se monta en PCs de escritorio.

Dispone una gráfica Nvidia GTX 1070 de 8 GB (memoria exclusiva) y admite hasta 64 GB de RAM para dar lugar así a uno de los portátiles más potentes del mercado, perfecto para profesionales exigentes y para los que esperan también lo mejor a la hora de jugar. El precio base es de 2.729 euros.

Continúa leyendo