La MSI Z170A MPower Gaming Titanium tiene todo lo que necesitas.

Escrito por Juan Diego de Usera
MSI

MSI ha anunciado su segunda placa base para socket LGA1151 y englobada dentro de la línea Gaming Titanium tras su exitoso modelo, el Z170A XPower Gaming Titanium, la Z170A MPower Gaming Titanium. Esta nueva placa base cuenta con unas características técnicas algo menos potentes que el modelo anterior XPower, pero no por ello deja de venir cargada hasta las cejas de todo aquello que los usuarios puedan necesitar en sus partidas en las competición más exigentes

La nueva MXI Z170A MPower Gaming Titanium conserva el color blanco plateado como esquema de color básico para la superficie del circuito impreso y para las ranuras PCI x16, mientras que los disipadores de calor se han realizado en colores plateados o cromados, a los que se les ha realizado unos acentos en color negro, e incluso cuenta con una back plate en su parte posterior realizada también en color blanco. La placa base con un aspecto bastante minimalista cuenta con unos reguladores de potencia de 11 fases para alimentar el procesador, así como con soportes de refuerzo a lo largo de sus cuatro ranuras DIMM DDR4 (que admiten hasta un total de 64 GB de RAM y velocidades de hasta DDR4-4000) y de sus tres ranuras PCI-Express 3.0 x16 (que pueden funcionar en configuraciones x16 / NC / x4 o bien como x8 / x8 / x4). Otras ranuras de expansión que se incluyen sobre el circuito impreso son tres PCIe 3.0 x1.

La conectividad para el almacenamiento incluye dos ranuras M.2 con capacidad de tasas de transferencia de hasta 32 Gb/s (cuando se emplea en modo PCIe), un puerto U.2 de también 32 Gb/s y seis puertos SATA 3 con tasas de transferencia de archivos de hasta 6 Gb/s. Entre sus opciones de conectividad modernas hay dos puertos USB 3.1 (uno por cada uno de cada clase, ya sea de tipo A o de tipo-C), siete puertos USB 3.0 (incluyendo un puerto interno de Tipo-C), Una tarjeta de sonido de 8 canales que emplea la tecnología AudioBoost 3 para lograr la máxima fidelidad en el sonido y un conexión Gigabit Ethernet que es controlada por una tarjeta de red integrada fabricada por Intel. La compañía no ha revelado por el momento el precio o cuando estará disponible para el público.

Continúa leyendo