Intel ofrecerá SSDs de hasta 10 Tb de capacidad

Escrito por Rodrigo Alonso
Discos Duros
0

Ya son muchos los fabricantes que están comenzando a ofrecer dispositivos de estado sólido (SSD) de grandes capacidades. El principal problema es que, como novedad que son, tienen precios prohibitivos (recordad el SSD de 13 Tb de Fixstars por el que pedían 13.000 dólares), pero a pesar de eso ahora ha sido Intel quien se ha subido al carro y ha anunciado que pronto tendrá disponibilidad de SSDs con hasta 10 Tb de capacidad.

El gigante de los microprocesadores ya lleva varios años ofreciendo dispositivos de estado sólido tanto para el mercado profesional como para el particular, dispositivos que actualmente tienen un precio acorde al mercado (y como sabéis los SSDs de hasta 512 GB han bajado bastante de precio en los últimos meses).

No obstante, para las nuevas unidades de hasta 10 Tb de capacidad de las que os estamos hablando en el día de hoy, Intel utilizará una tecnología diferente a la de los SSDs que la compañía ofrecía hasta ahora, pues empleará la memoria 3D NAND de Micron Technology que actualmente permite meter chips de hasta 384 Gb cada uno, gracias a los cuales es posible integrar hasta 3.5 TB de capacidad en un tamaño muy reducido.

Intel SSDs

La utilización de éste tipo de chips 3D (que como bien sabréis utilizan almacenamiento vertical) no solo permite una ingente densidad de almacenamiento, pudiendo crear dispositivos de estado sólido de las capacidades que manejamos actualmente sin incrementar su tamaño, sino que también sirven para contar con mayores velocidades y menor consumo, es decir, la eficiencia que tanto buscamos a día de hoy.

Intel todavía no ha desvelado cuándo pondrán a disposición de los usuarios sus nuevos SSDs de 10 Tb de capacidad ni a qué precio lo harán, pero como os imaginaréis y teniendo en cuenta los precedentes pensamos que estarán bastante fuera del alcance del usuario medio. Ahora bien, con éste anuncio Intel sienta precedente y bajo nuestro punto de vista pensamos que no estamos demasiado lejos de que llegue el día en el que todo el mundo tenga un SSD de gran capacidad en su sistema, conseguido a precio económico.

Continúa leyendo