HardZone Basic Rig: Ordenador asequible para uso multimedia

Después de mostraros primeramente nuestro HardZone Gaming Rig, un ordenador diseñado para Gaming con lo mejor en relación rendimiento / precio, y después el HardZone Cube Rig, con lo mismo pero con las tan de moda cajas de tipo cubo, ha llegado la hora, por petición popular, de la tercera entrega. En esta ocasión os presentamos el HardZone Basic Rig, consistente en un ordenador asequible pero suficiente para uso multimedia, ofimática y navegación por Internet… e incluso algunos juegos.

Como siempre, queremos dejar constancia que la configuración que os vamos a mostrar a continuación es personal y subjetiva, y probablemente podáis encontrar configuraciones mejores y/o más baratas. Sin embargo, esta es nuestra opinión personal, mediante la que os aseguramos una compatibilidad 100% y una experiencia satisfactoria para el uso que pretendemos darle, en este caso, multimedia.

El procesador (y la gráfica).

Para nuestro ordenador básico hemos decidido utilizar una APU de AMD que nos proporcione potencia suficiente para uso multimedia y al mismo tiempo, su tarjeta gráfica integrada nos permita incluso jugar a algunos juegos, si bien es cierto que no es su finalidad en este artículo.

Hemos optado por el AMD A10-7700K, que nos proporciona 4 núcleos físicos y 4 hilos de proceso, más que suficiente para las tareas que pretendemos para él, y una tarjeta gráfica integrada AMD Radeon R7 que nos permitirá, por ejemplo, reproducir contenido en resolución Full HD sin parones. Su precio ronda los 125 euros.

AMD A10-7850K -003

La placa base.

Para esta configuración nos interesa un equipo pequeño pero bien refrigerado, y lo más silencioso posible. Para cumplir el primer requisito, hemos optado por una placa base en formato mATX, pero con el chipset AMD A88X que nos permita sacarle la máxima potencia al procesador, sin subir demasiado de precio. Nuestra elección para este ordenador es la Asus A88XM PLUS, cuyo precio ronda los 75 euros.

Asus A88XM Plus

La memoria RAM.

Para un equipo de estas características podríamos montar perfectamente 4 GB de memoria RAM, pero aprovechando que los precios no están demasiado caros en este momento, optamos por poner 8 GB para que no se nos quede corto si queremos hacer tareas multimedia pesadas como reproducción de Blu-ray, o incluso para los juegos. Optamos por un kit de 2×4 GB G.Skill Ripjaws X DDR3-1600 Mhz, cuyo precio ronda los 72 euros.

G.Skill RipjawsX

La fuente de alimentación.

Dado que nuestro sistema no tiene tarjeta gráfica dedicada, no necesitamos una fuente de alimentación de gran potencia, pero eso no quita que elijamos una fuente de garantía y calidad. Por ello Corsair vuelve a ser nuestra elección, con su Corsair Builder Series CX430 V2 de 430 vatios. Cuesta unos 50 euros.

corsair builder cx430

El disipador.

Nunca podemos dejar de lado la refrigeración, y aunque nuestro ordenador no va a ser de los que más calor generen nunca vamos a recomendaros dejar el procesador con el disipador de stock. Una buena elección es el Cooler Master Hyper 103, cuyo precio ronda los 20 euros.

Cooler Master Hyper 103

 

La caja.

Como comentamos antes, escogimos una placa base de formato mATX con la intención de que el ordenador sea de pequeño tamaño, silencioso y que a la vez refrigere bien. Nuestra elección es la Fractal Design Core 1000, una caja que cumple todas estas condiciones y además tiene un diseño sobrio que no desentona en ningún ambiente. Su precio es de 40 euros.

Fractal Core 1000

Los dispositivos de almacenamiento.

No buscamos la máxima velocidad ni un almacenamiento masivo, pero eso no quita que no queramos tener espacio suficiente para nuestros programas, imágenes y vídeos. Por ello escogemos un Seagate Barracuda 7200.14 SATA3 de 1 Tb de capacidad, que tiene un precio de unos 50 euros.

Seagate Barracuda

RESUMEN.

El precio total de este sistema es de 432 euros, bastante asequible para la mayoría de los bolsillos, y con ello tendremos un sistema más que válido para tareas multimedia, navegación por Internet, ofimática e incluso algunos juegos. Por supuesto si tenéis un presupuesto más holgado se pueden añadir o mejorar cosas, pero por 432 euros, ¿Qué más se puede pedir?