China prohíbe Battlefield 4 por poner en peligro la seguridad nacional

Escrito por Rodrigo Alonso
Videojuegos y consolas
1

Ya no estamos en el día de los inocentes, esta noticia es real y además era algo casi casi de esperar. El gobierno chino ha prohibido el juego Battlefield 4 de Electronic Arts porque según ellos tiene contenido que pone en peligro la seguridad nacional, según ha dicho el ministro de cultura chino.

The Wall Street Journal apunta que esta decisión no tendrá un impacto negativo en la compañía Electronic Arts puesto que no estaban vendiendo el videojuego en China, lo que no quiere decir que los habitantes del país pudieran conseguir el juego comprándolo de importación. Esta prohibición se ha producido después del lanzamiento de la primera expansión, de nombre “China rising”, la cual cuenta con varios mapas para el modo multijugador basados en parajes chinos. Pero la prohibición no se queda solo en el juego, sino que también han prohibido a los medios tanto escritos como online hablar del videojuego. De hecho, el nombre chino con el que se conoce a la expansión, “ZhanDi4”, ha sido añadido a los filtros de spam de las redes sociales del país.

BF4

La semana pasada, un periódico chino ya acusó a Battlefield 4 de “desacreditar la imagen de China” y “distorsionar la verdad en un esfuerzo por confundir a la juventud”, y aunque todavía no hay un anuncio oficial por escrito (solo las declaraciones del ministro de cultura chino), ningún representante de EA ha dicho ni una sola palabra al respecto.

Como hemos comentado al principio de la noticia, era algo que se podía esperar. Battlefield 4 basa su historia con los chinos como los antagonistas, y la campaña transcurre con el protagonista dejando decenas de cadáveres del ejército chino a su paso. La cultura china es tremendamente proactiva en lo que concierne a mantener su cultura y tradiciones, así que Battlefield 4 es claramente un enemigo de ambas.

Fuentes: Gamespot y VR Zone.

Continúa leyendo
  • qfqf21f2fag

    La típica excusa en china para prohibir lo que no les interesa.