NVIDIA GeForce GTX 780 Ti y GTX 780 Ti Black Edition: especificaciones

Dentro de tan solo 5 días, NVIDIA hará público el lanzamiento de dos nuevas tarjetas gráficas, la GeForce GTX 780 Ti y su variante GTX 780 Ti Black Edition. Hasta el momento todos los datos sobre estas tarjetas gráficas estaban basados en rumores sin confirmar, pero gracias a una nueva filtración por parte de Galaxy, uno de los mayores socios de NVIDIA, por fin tenemos las especificaciones completas del nuevo chip que montarán estas dos tarjetas gráficas: el NVIDIA GK110.

Básicamente ambas gráficas montarán el chip GK110 basado en arquitectura Kepler, y contarán con 2880 Shader Processors que funcionarán a una velocidad de 928 Mhz en modo Boost (876 Mhz en modo normal). Contarán con 240 TMUs (unidades de textura), 48 ROPs (unidades de renderizado) y 120 Shaders FP64. En cuanto a su memoria, equiparán 3 GB GDDR5 que funcionarán a una velocidad de 7008 Mhz efectivos con un bus de 384 bit. Se sabe que necesitarán un conector de alimentación PCI-Express de 8 pines y otro de 6 pines, por lo que su TDP teórico estaría situado entre los 250 y 300 W. Su precio se situará en un principio en los 699 dólares.

Geforce-gtx-780-ti-reveal

Adicionalmente, NVIDIA creará una edición especial con el denominativo «Black Edtion», la cual al igual que la recientemente revelada GeForce GTX 780 Ghz Edition toma prestada una nomenclatura de su rival directo, AMD. Esta variante dispondrá de un sistema de refrigeración de color negro y contará con ediciones de 6 y 12 GB de memoria, además de contar con velocidades de reloj mayores para el núcleo.

Por cierto, que estas GeForce GTX 780 Ti solo tienen activados 120 de los 960 Shaders FP64 (recordad que la GeForce GTX Titan tiene precisamente 960 Shaders FP64, y es por esto por lo que tiene una potencia de cómputo mayor), así que es muy probable que algún entusiasta logra encontrar un método para desbloquear estos Shaders FP64 y así aumentar su potencial.

NVIDIA sigue insistiendo en que quiere tener la tarjeta gráfica de gama más alta, y el reciente lanzamiento de las AMD Radeon R9 290X está obligando a la compañía a tomar decisiones drásticas. No obstante, lejos de presentar una nueva generación, siguen lanzando al mercado tarjetas gráficas con arquitectura Kepler pero sobrevitaminadas.

Fuente: CHW.

16 Comentarios