Los discos duros dominan en los ordenadores portátiles

Los discos duros dominan en los ordenadores portátiles

Alex Gálvez

El sector de los ordenadores portátiles es otro de los que está en uno de sus mejores momentos, junto con los Smartphones y Tablets. Por ahora, el dispositivo de almacenamiento que predomina en los ordenadores portátiles sigue siendo el tradicional disco duro mecánico, en lugar de las unidades SSD que tan buen rendimiento ofrecen.

A pesar del mal momento que estamos viviendo con los excesivos precios de los discos duros, y el asunto no parece que vaya a mejorar hasta como mínimo el año 2014, siguen siendo los dispositivos de almacenamiento más usados en los ordenadores portátiles. Y por desgracia el tema de los precios altos no se va a quedar solo en los discos duros, también las memorias RAM van a subir de precio.

Esto se debe a que la mayoría de los ordenadores portátiles que se venden actualmente llevan equipados discos duros de entre 500GB y 750GB de capacidad, hablamos de portátiles de entre 450$ y 550$. También los portátiles con discos duros de 320GB de capacidad y precios de 350$ y 450$ tienen protagonismo. Dichas gamas de ordenadores portátiles representa aproximadamente un 58% de las ventas, y eso es mucho. Por otra parte el porcentaje de portátiles equipados con un SSD de 128GB se reduce a tan solo un 3%, según los datos de IHS iSuppli.

Actualmente encontrar un ordenador portátil que lleve de serie una unidad SSD de al menos 120GB, tenemos que irnos a modelos que suelen superar los 1.000€ con facilidad, de ahí en adelante. Otro inconveniente es que muchos ordenadores portátiles solo tienen espacio para una unidad de almacenamiento interno, por lo que sale más a cuenta poner un disco duro de gran capacidad que una unidad SSD. Hay que tener en cuenta que el precio de las unidades SSD de gran capacidad es todavía bastante alto.

Para hacernos una idea, el precio de un disco duro para portátiles, por ejemplo el Western Digital Scorpio Blue de 1TB, cuesta unos 100€. Por ese precio podemos tener una unidad SSD de 128GB como máximo, ya que una unidad SSD de al menos 512GB cuesta unos 400€.