Los Ultrabooks podrían verse amenazados por Apple

Los Ultrabooks podrían verse amenazados por Apple

Alex Gálvez

La apuesta de Intel por tener en el mercado ordenadores portátiles que sean muy fáciles de llevar, los Ultrabooks, podrían sufrir grandes contratiempos por una posible demanda que presentaría Apple. Y esto serían muy malas noticias para los Ultrabooks, puesto que los nuevos modelos con Ivy Bridge ya empiezan a llegar al mercado.

El tema de los Ultrabooks también ha sido bastante comentado durante el pasado año 2011 y lo que llevamos de 2012. La primera generación de Ultrabooks estaba basada en los procesadores Sandy Bridge, de hecho, todavía se siguen vendiendo con normalidad, pero no al nivel que Intel esperaba.

Para que un ordenador portátil se considere Ultrabook, debe cumplir una serie de requisitos mínimos, entre los que se encuentran un grosor no superior a los 21/18 milímetros, incorpora procesadores Intel de bajo consumo, WiFi, USB 3.0, una carcasa metálica, unidad SSD, una buena batería que ofrezca como mínimo 5 horas de duración y encendido instantáneo gracias al uso de la tecnología Intel Rapid Star. También hay otro requisito, el de tener un precio que este por debajo de los 1000$/€, pero obviamente hay muchos que este no lo cumplen.

El problema que se presenta ahora, es que Apple patentó el diseño Teardrop usado en los MacBook Air hace tan solo unos meses, y eso podría afectar gravemente a los Ultrabooks de Intel y en concreto a la segunda generación equipada con los procesadores Ivy Bridge. Ya para el año 2013 está previsto que llegue la tercera generación de Ultrabooks y estarán equipados con procesadores basados en la arquitectura Haswell, pero todavía falta mucho para que eso ocurra.

Los fabricantes Acer, Asustek Computer, Compal Electronics, y Hon Hai Precision Industry entre otros ya estarían preparando sus defensas para impedir que Apple haga uso de su patente y prohibir la venta de los Ultrabooks en países como EE.UU. Esperamos que finalmente todo quede en un susto y que los Ultrabooks con Ivy Bridge no se vean afectados.