¿No funciona tu impresora WiFi en Windows 10? Aquí tienes la solución

¿No funciona tu impresora WiFi en Windows 10? Aquí tienes la solución

Rodrigo Alonso

En la era de los vehículos autónomos y los dispositivos portátiles que nos acompañan allá donde vamos, las impresoras domésticas parecen todavía atascadas en el pasado. No solo hablamos de su mecánica esencial, sino que algo tan sencillo y estandarizado como la conexión WiFi puede darnos muchos quebraderos de cabeza. Si tu impresora WiFi no funciona en Windows 10, a continuación vamos a darte las posibles soluciones para que lo arregles tú mismo.

Obviamente, siempre debes comprobar lo primero de todo que tienes la última versión de los drivers de la impresora instalados en el sistema, los cuales podrás encontrar en la página web del fabricante. Estos drivers a veces no son necesarios porque Windows ya reconoce la impresora, pero casi siempre traen consigo utilidades para descubrir una impresora WiFi en la red doméstica, asignarle el puerto correcto, etc.

Utiliza la utilidad de Windows 10 para instalar la impresora

Windows 10 tiene un solucionador de problemas de impresión integrado en el sistema operativo, que de manera automática detectará problemas de conexión con la impresora y que, a diferencia del solucionador de problemas normal de Windows, en este caso funciona bastante bien. Para acceder a él, ve a Configuración -> Dispositivos -> Impresoras y escáneres. Ahí selecciona tu impresora y pulsa sobre «Administrar».

En la ventana que se abre encontrarás la opción de «Ejecutar el solucionador de problemas», que automáticamente intentará detectar qué problema tiene la impresora.

Si Windows no detecta tu impresora WiFi

Si tu problema es que Windows ni siquiera detecta la impresora, incluso utilizando la herramienta de discover del propio fabricante, es posible que tengas que activar físicamente en la impresora el modo discover. Para ello, generalmente tienen un botón que tendremos que pulsar durante unos segundos hasta que empiece a parpadear una luz, normalmente azul.

Una vez que la luz empiece a parpadear la impresora ya estará en modo discover, así que podemos ir, en Windows, a Configuración -> Dispositivos -> Impresoras y escáneres y pulsar sobre el botón «Agregar una impresora o un escáner». Si todo ha ido bien, debería aparecer la impresora y un asistente la agregará automáticamente al sistema.

Ojo con los repetidores WiFi

Un apartado dentro de este mismo problema a veces lo causan los repetidores WiFi. Muchas veces ponemos repetidores para que la señal de la WiFi llegue a todo el hogar, pero a veces pueden causar problemas con las impresoras WiFi. Si por algún motivo la impresora se está conectando a la WiFi del router en vez de a la del repetidor, y éste está más lejos, la señal será peor y muchas veces causa problemas.

Para solventar este problema, simplemente cerciórate de que la impresora está conectada a la WiFi correcta, la que le de mejor cobertura.

Si detecta la impresora pero no imprime

Puede darse el caso de que la comunicación con la impresora a través de WiFi es correcta, pero que no logres imprimir. Muchas veces reiniciando el PC esto se solucionará, pero si no quieres reiniciar la solución más efectiva es reiniciar la cola de impresión, porque suele quedarse bloqueada con relativa frecuencia.

Para ello, pulsa sobre el menú Inicio y escribe «Servicios» para acceder a este apartado. En él, busca «Cola de impresión», dale clic con el botón derecho del ratón y luego a «Reiniciar».

Si la impresora no funciona solo en tu PC

Si tienes varios dispositivos en tu red doméstica y la impresora funciona bien en algunos, pero no en tu equipo, entonces la lógica nos dice que el problema está en el PC, y muy probablemente el problema radique en que no tengas habilitado el descubrimiento de redes en el equipo.

Para comprobarlo, accede al Panel de Control de Windows 10 y desde ahí ve al «Centro de redes y recursos compartidos» y pulsa en «Cambiar configuración de uso compartido avanzado».

Aquí, asegúrate de que tienes la opción de «Activar la detección de redes» y el tick de configuración automática activados.

¿Está bien asignada la dirección IP?

Finalmente, debes comprobar si la IP de la impresora está bien asignada. Explicado brevemente, si una dirección IP tiene cuatro grupos de dígitos, la IP de la impresora y la IP de tu PC deben coincidir en los tres primeros.

Por ejemplo, si tu PC tiene IP 192.168.0.120, la impresora debe tener IP 192.168.0.X (donde X es cualquier número entre 1 y 254). Si esto no es así, debes cambiar la dirección IP de la impresora porque, de lo contrario, no podrás utilizarla desde tu PC.