¿Tu monitor parpadea a veces o continuamente? Así puedes arreglarlo

Uno de los problemas más comunes en el mundo de la informática está relacionado con dos componentes clave que a día de hoy siguen dando quebraderos de cabeza. Hablamos de los monitores y las tarjetas gráficas, donde muchos usuarios enfrentan el temido problema del flickering o parpadeo, ya sea esporádico o continuo. Por ello, vamos a afrontar los problemas más comunes y los más extraños para intentar aportar soluciones a los mismos.

Normalmente y de forma muy curiosa, estos problemas se localizan en su gran mayoría dentro de Windows, ya sea 7 o 10, pero sobre todo en este último. Que tengamos flickering puntual o continuo es un síntoma de que algo no va bien en nuestro PC y no debemos pensar lo contrario aunque lo tengamos una vez cada poco tiempo, ya que podría desencadenar en algo peor.

Flickering en monitores, no le importa si eres profesional o gamer

Flickering

Lo primero que debemos hacer es entender que este problema se da tanto en profesionales del sector como en gamers, gente casual o incluso aquellos que solo cogen un PC para trabajar las horas que les toque.

Los síntomas son muy claros: un parpadeo totalmente molesto en la pantalla que en muchas ocasiones nos hace imposible cualquier tarea. Esto lógicamente será peor a más flickering tengamos y menor a menos se produzca, y el problema real es que es por norma exponencial. Detectados los síntomas, ¿cuáles son las causas que lo producen?

Vamos a ofrecer un listado de problemas que lo arrojan y la misma solución en cada punto para que así sea más cómodo el encontrar la posible solución. Y decimos posible porque los síntomas pueden ser dicho flickering pero la causa puede ser errónea y por tanto la solución no ser válida. En cualquier caso, los que tienen mayor proyección por número de errores son los siguientes:

Con escritorio estático

Muchos usuarios tienen el curioso problema del flickering incluso sin hacer nada con su PC, parados en el escritorio y sin mover un músculo. Por ello, hacer cualquier cosa con el PC se vuelve imposible si el flickering en nuestro monitor es muy alto.

En este caso, la solución podría pasar por una mala instalación del driver de la tarjeta gráfica, sea iGPU o dedicada. Lo primero que tendremos que hacer es dirigirnos al administrador de dispositivos, al apartado adaptador de pantalla y comprobar que no hay ningún error, ningún problema asociado a la GPU.

Si todo está correcto y no hay un símbolo de advertencia en sus iconos ni registros, lo ideal sería bajar DDU y desinstalar el driver que tengamos, no en vano habría que bajar el nuevo antes de hacer esto. Si tras la instalación del nuevo driver no conseguimos solucionar el problema, toca pasar al siguiente paso.

La frecuencia de actualización es clave

Otro de los errores comunes es que por alguna razón que no alcanzamos a comprender muchas veces el driver de NVIDIA y AMD no setea bien la frecuencia de actualización del monitor, creando dicho flickering.

La solución a este problema es tan sencilla como entrar en el panel de control de cada driver y cerciorarnos de que está seteada la frecuencia de actualización correcta. Normalmente, el estándar del mercado en la actualidad es de 60 Hz, así que por debajo no debería de ser normal salvo en monitores demasiado antiguos.

Revisar el cable de vídeo

Otro de los problemas (y este es muy común) es un problema de conexión o rotura de un cable HDMI o DisplayPort. No importa el tipo de cable que tengamos, sea HDMI, DP o VGA, el problema del flickering en monitores no entiende de interfaz.

Normalmente es fácil detectar esto, ya que si el daño de cable es físico, puede que conectándolo a la GPU o al monitor y haciendo lo contrario cogeremos una postura que le siente bien. La solución en este caso es cambiar de cable, siempre y cuando las conexiones de la GPU y monitor no sean las culpables de este problema, lo cual es realmente raro.

Comprobar la GPU

Es lo que menos quiere la gente, pero lo cierto es que hoy en día tiene mucho que decir. Al instalar la GPU es posible que no haya encajado correctamente, que los contactos de ella no estén limpios o simplemente los de la placa, que cualquier partícula de polvo esté haciendo contacto entre ellos. Por ello se recomienda instalar la GPU con el máximo cuidado, no permitir que la tarjeta gráfica combe.

La solución en este apartado es también básica: apagar totalmente el PC, quitarle la energía con el botón trasero de la PSU o desconectándolo de la corriente, quitar la GPU, limpiarle los contactos con alcohol isopropílico o goma de borrar, soplar en la ranura PCIe y finalmente volver a instalar ya con todo limpio.

Flickering en monitores, ¿por rotura?

Flickering

Por último podría ser el propio monitor el que esté dando problemas como tal. Aquí las causas son más complicadas pero podrían tener que ver desde una derivación interna de la energía o los datos, hasta y simple setting.

Así, lo idea es seccionar la configuración de serie del monitor en su propio menú y si no se erradica, mirar por posibles daños físicos al mismo. Bien podría ser que las conexiones de este fallen, por suciedad, por una mala postura que ha tenido el conector, por un exceso de corriente o nulidad de corriente de repente etc …

Si no encontramos golpe alguno o defecto, podríamos tener un pisapapeles muy caro a nuestro lado. Y es que el flickering en monitores defectuosos es también bastante común, sobre todo si se tienen muchos cortes de luz repentinos, donde por alguna razón los paneles de más Hz terminan sufriendo este problema en mayor medida.

En este caso lo ideal es que nos aseguremos bien de que es el monitor el que falla haciendo antes los pasos previos descritos en este artículo, porque si lo enviamos a garantía o RMA y no está fallando como tal puede que nos cueste un buen dinero el no estar avispados.

¡Sé el primero en comentar!