Así puedes cambiar un interruptor estropeado en un teclado mecánico

Podría darse la situación de que en nuestro teclado mecánico se haya estropeado un interruptor y haya dejado de funcionar. Por suerte, en la gran mayoría de teclados mecánicos podremos simplemente cambiar la tecla para no tener que comprar un teclado nuevo, aunque desde ya os advertimos que es un proceso un tanto complicado y para el que necesitaremos bastante habilidad. Vamos a ver paso a paso cómo cambiar una tecla en un teclado mecánico.

Antes de nada, hay que remarcar una cosa, y es que hay teclados mecánicos cuyos interruptores son plug and play, lo que significa que podremos quitarlos sin tener que hacer ningún tipo de soldadura. Por desgracia, la mayoría de teclados llevan los interruptores soldados y esto no es posible, así que tendremos que desoldar el interruptor estropeado y soldar uno nuevo manualmente si queremos arreglarlo.

Qué materiales se necesitan

Esto es lo que necesitaremos para cambiar una tecla en un teclado mecánico. Si tu teclado es de los que tienen los interruptores plug and play, entonces no necesitarás los materiales de soldadura.

Existen kits muy baratos que ya incluyen casi todo lo que necesitaremos en cuestión de herramientas de soldadura.

Cómo cambiar una tecla en un teclado mecánico

El primer paso es obviamente abrir el teclado. Por norma general tendremos primero que retirar todas las caperuzas de las teclas para poder acceder a los tornillos y, en todo caso, para que no nos estorben cuando lo desmontemos. Para quitar las caperuzas tan solo tendremos que tirar de ellas hacia arriba, y de hecho en muchos teclados se incluye una herramienta para hacerlo fácilmente, pero podemos hacerlo con los dedos o ayudándonos del destornillador plano para hacer palanca.

Ahora tendremos que retirar la cubierta del teclado para acceder a la placa electrónica y sus interruptores. Esto normalmente se realiza quitando algunos tornillos que pueden estar tanto en el frontal como en la parte inferior del teclado, incluso bajo la etiqueta o las gomas anti deslizantes.

Si tu teclado tiene teclas plug and play puedes omitir este paso.

 

Ahora deberemos localizar el interruptor que no funciona, y en la parte opuesta del PCB, calentar los dos puntos de soldadura de estaño para que el interruptor se suelte.

Si tu teclado tiene teclas plug and play, no necesitas desoldar los puntos de soldadura, solo tirar del interruptor para quitarlo.

Para retirar el estaño, el kit de herramientas incluye un fuelle que, cuando esté caliente, lo absorberá.

Ahora, una vez eliminado el estaño, debemos liberar el interruptor, y normalmente necesitaremos la herramienta que hemos listado arriba, aunque también podemos hacerlo con maña y algo más de esfuerzo con los alicates.

Ahora tenemos que hacer el proceso inverso, que es colocar el interruptor nuevo y volver a soldarlo. Para ello simplemente lo encajamos en su sitio (si las teclas son plug and play lo anterior lo omitimos, simplemente quitamos uno y ponemos otro), y por debajo soldamos ambos conectores con un poco de estaño.

En este paso hay que tener mucho cuidado de no quemar nada (ni quemaros vosotros mismos), así como de no poner demasiado estaño, solo el justo para que quede soldado.

Probar el teclado y volver a montarlo todo

Antes del paso final, que sería volver a montarlo todo, es recomendable que con el teclado desnudo lo conectemos a un PC y probemos si funciona correctamente el interruptor, ya que de no ser así, será más fácil volver a cambiarlo comprobar que no hemos roto nada.

Finalmente, si todo funciona como debe, ya solo resta volver a montarlo todo y disfrutar de nuestro teclado ya reparado.