Sincroniza los ventiladores de tu caja con la GPU en Argus Monitor

Sincroniza los ventiladores de tu caja con la GPU en Argus Monitor

Javier López

Uno de los problemas más comunes en cuanto a refrigeración y sobre todo optimización en PC es el hecho de que cada componente tiene un control propio que, dependiendo de la placa base, no puede ser sincronizado con el resto. Un ejemplo muy claro es el hecho de que los ventiladores del chasis no suban de RPM cuando la GPU se caliente al ser usada. Por ello, hoy os enseñamos cómo hacer esta sincronización de ventiladores y GPU con Argus Monitor.

Argus Monitor es un programa bastante simple en apariencia, pero al mismo tiempo es muy completo. No tiene demasiada fama, pero podemos hacer cosas que otros programas no pueden. En el caso que nos compete, sincronizar los ventiladores de nuestra GPU, su temperatura y los ventiladores de la caja es algo que algunos programas particulares de los fabricantes de placas base pueden hacer, pero son realmente pocos.

Por ello, si tu placa no dispone de esta opción de software, si la BIOS te marea con las opciones de configuración para hacer esto mismo, Argus Monitor es tu solución más sencilla.

Sincronizar las RPM de los ventiladores del chasis y la GPU con su temperatura

Lo primero que haremos es lógicamente ir a la web del programa (www.argusmonitor.com) donde en la parte derecha superior encontraremos el link de descarga de la última versión tanto para sistemas operativos de 32 como de 64 bits.

Pero a grandes rasgos, ¿qué puede hacer Argus Monitor que otros programas similares de monitorización no pueden hacer? El desarrollador lo cita así:

  • Visualización y control de las velocidades del ventilador del sistema.
  • Visualización y control de la velocidad de los ventiladores de las modernas tarjetas gráficas de NVIDIA y AMD.
  • Controle la temperatura de su disco duro y el estado de salud del mismo, comprobando constantemente los atributos críticos de SMART.
  • Le advierte con una probabilidad de hasta el 70 por ciento antes de que falle un disco duro, a tiempo para que pueda guardar todos los datos valiosos agregados a su sistema después de la última copia de seguridad.
  • Visualización gráfica de las temperaturas de sus discos duros.
  • Monitorización y visualización gráfica de la temperatura de la GPU.
  • Visualización gráfica de la temperatura de la CPU (independientemente para cada núcleo de la CPU).
  • Visualización gráfica de la frecuencia central (le permite verificar si la administración de energía está funcionando).
  • Benchmark HDD / SSD: medición de tiempos de acceso y tasas de transferencia.

Esto entre otras muuuuchas cosas como veremos a continuación. Incidir en el hecho de que Argus Monitor es un software de pago que tiene un tiempo de evaluación gratuito de 30 días, por lo que podremos indagar en él sin prisas y decidir si lo adquirimos o no.

Dicho esto y descargado el programa, la instalación en Windows pasa por el típico siguiente, siguiente, siguiente para el común de los mortales, ya que no hay una opción realmente que tengamos que marcar o desmarcar como tal.

Argus Monitor, ¿cómo crear una curva de sincronización?

Argus-Monitor-RPM-Fans-vs-GPU

Este es el aspecto que tendrá de entrada Argus Monitor. Como vemos, tenemos dos apartados claramente diferenciados: pestañas e información. Para la tarea que vamos a realizar tendremos que desplazarnos hasta la pestaña placa madre.

Argus-Monitor-RPM-Fans-vs-GPU-2

Dentro de esta pestaña ahora se nos abren en otro nuevo nivel tres más, donde tendremos que dirigirnos a la de control de ventiladores como muestra la imagen superior. Este será el entorno donde trabajaremos la curva, pero para ello debemos saber qué controlador es el que está conectado a cada ventilador.

Argus-Monitor-RPM-Fans-vs-GPU-4

En nuestro caso es algo más sencillo, puesto que usamos un solo canal mediante un cable splitter de 6 PWM, por lo que tenemos el control de todos los ventiladores en uno solo de estos settings. En el caso de que tengamos un ventilador por cada PWM de la placa base, tendremos que seleccionar dentro del menú desplegable la opción manual y modificar el % de PWM para ver cual gira más rápido e identificarlo.

Si pinchamos en el botón de los tres sliders, se nos abrirá un menú de configuración muy interesante con una estética tal que así:

Argus-Monitor-RPM-Fans-vs-GPU-3

Como vemos, podemos cambiar desde el nombre del controlador para que nos sea fácil identificarlo, así como valores de bajada y de subida porcentuales por segundo. Así podemos gestionar los cambios de temperatura bruscos que harán que las RPM oscilen constantemente, lo que crea una sonoridad que a muchos molesta por el continuo sube y baja de revoluciones.

Argus-Monitor-RPM-Fans-vs-GPU-5

La opción correcta a seleccionar es Control Programa, y dentro del apartado de temperatura tendremos dos opciones para la tarjeta gráfica: GPU o la media de la GPU en 10 segundos. La elección es a vuestro gusto, ya que si queremos que los ventiladores giren al unísono de la temperatura de la GPU seleccionaremos el primero de estos parámetros, mientras que si queremos más estabilidad en las RPM, seleccionaremos la segunda que se reciclará cada 10 segundos.

El siguiente y último paso es pinchar en el botón Curve, donde veremos una nueva y pequeña ventana como la superior, muy al estilo MSI Afterburner. En ella podremos seleccionar el PWM del ventilador en % según la temperatura que vaya alcanzando la GPU. Recordemos que estamos sincronizando los ventiladores del chasis con la temperatura de la GPU, no los ventiladores de la propia GPU, los cuales irán a su amor según las SKU que tenga la BIOS de dicha tarjeta.

Como vemos, es totalmente personalizable, tras lo cual podremos guardar la curva para practicar con otra sin perder los valores, renombrarla, abrir otra anterior o borrarla. El apartado Histéresis hace referencia al número de grados de retraso para que se aplique cualquier punto de la curva.

Es un ajuste fino por si la GPU se establece en valores intermedios y no para de oscilar, por ejemplo, entre 60 o 61 o 62 grados Celsius, donde los ventiladores estarían variando la velocidad constantemente.