Cómo instalar un SSD NVMe y ampliar el almacenamiento de tu PS5

SONY acaba de abrir la posibilidad de ampliar el almacenamiento de PlayStation 5 en modo beta y por tanto «no oficial», esto significa que han dado una serie de pautas a seguir a la hora de añadir una unidad M.2 SSD NVMe a la consola. Aunque SONY no ha activado todavía dicha capacidad en todas las consolas que están a la venta os contamos como instalar un SSD NVMe en vuestra PS5.

Una de las cosas que más encontramos a faltar los usuarios de PlayStation 5 es la capacidad de ampliar el almacenamiento de la consola y duele cuando sabes que SONY ha hecho bien la elección del formato de almacenamiento, al utilizar discos M.2 estándar y no una unidad propietaria como las utilizadas en las Xbox Series, y no poder realizar la ampliación de la capacidad del SSD.

Oficialmente, SONY no ha activado en todas las PS5 la capacidad de instalar un SSD NVMe para ampliar su almacenamiento, por lo que por el momento y hasta que tengamos el lanzamiento en una actualización oficial solo es para los usuarios que tiene una PS5 con el Beta System Software. ¿En que consiste eso? Pues se trata de un futuro programa que podemos hacer de beta testers de una futura actualización de la consola, la cual aún está por pulir y no es estable.

Desgraciadamente el programa beta no está disponible para los países de habla hispana, ya que solo se encuentra disponible para usuarios de PlayStation 5 que vivan en los Estados Unidos, Canadá, Japón, Reino Unido, Alemania y Francia. El hecho de que no se encuentre disponible para España es algo que sinceramente no entendemos. En todo caso la capacidad de instalar el SSD NVMe estará disponible para todo el mundo tan pronto como salga del programa beta.

¿Qué especificaciones han de tener los SSD NVMe para PS5?

PS5 SSD interno

Tal y como ya sabíamos viendo la ranura de expansión para el SSD de PlayStation 5, la consola soporta módulos M.2 de 22 mm de ancho y varias medidas de largo. Por tanto podemos instalar unidades del tipo M.2 2230, 2242, 2288 y 22110. Cómo habréis deducido los primeros dos dígitos corresponden al ancho y el resto al largo.

La capacidad de almacenamiento soportada va de los 250 GB a los 4 TB, pero en cuanto a la interfaz solo soporta SSD NVMe que utilicen la interfaz PCIe 4.0 o Gen 4 con 4 líneas y por tanto no podemos instalar en la consola un SSD NVMe con una interfaz PCIe de una generación anterior y mucho menos uno con interfaz SATA. Por lo que si pensabais reutilizar esos módulos M.2 en vuestra PS5 entonces no estáis de suerte, ya que no lo podréis hacer.

Pero la mayor limitación viene con el tema de la refrigeración del SSD, hay que tener en cuenta que la bahía donde se instala el SSD NVMe está en lado contrario donde se encuentra el enorme disipador y el ventilador es por ello que SONY recomienda que instales una unidad de almacenamiento con un disipador de calor integrado, el cual puede estar instalado en cualquiera de los dos lados del módulo M.2 o solamente en uno. El tamaño de la unidad de refrigeración no puede superar las siguientes medidas: 110 mm de largo, 25 mm de ancho y 11.25 mm de alto.

Todo esto limita la cantidad de unidades M.2 SSD NVMe para PS5 que hay disponibles en el mercado, aunque se espera que los diferentes fabricantes vayan confirmando si sus unidades son compatibles o no.

No se pueden instalar SSD compatibles con HMB

Host Memory Buffer SSD

Si tienes un SSD NVMe que utiliza HMB, Host Memory Buffer, entonces tampoco podrás utilizar este tipo de unidad, ya que dan un rendimiento mucho peor que el anunciado precisamente por esta característica. En realidad estamos hablando de los SSD DRAM-Less que utilizan la RAM del sistema para la decodificación de las direcciones.

¿Cuál es la situación de PS5? Simple, la controladora flash es la que realiza en todos los casos la decodificación de direcciones, pero para acceder al módulo SSD NVMe que hayamos instalado en la PS5 la controladora flash accede indirectamente, lo cual explicamos en la siguiente sección del artículo. Todos los dispositivos PCIe pueden acceder a la memoria del resto de dispositivos, por lo que la controladora flash de PS5 accede a la tabla de direcciones del SSD NVMe que se ha instalado en la PS5. Al no existir esa tabla en un SSD con Host Memory Buffer entonces no puede realizar su trabajo.

El otro motivo es que la consola no deja que ningún dispositivo externo que no esté autorizado pueda acceder al espacio de la RAM por motivos de seguridad.

¿Por qué hay limitaciones de compatibilidad?

PS5 Board SSD

SONY hace uso de una controladora flash propietaria en su consola que reúne las funciones de chipset o Southbridge junto a las capacidades de una controladora flash en un mismo chip, la cual tiene 12 canales NVMe que son utilizados por todos los chips NVMe que están soldados a la placa.

Esto es un método distinto al que utiliza Microsoft con su Xbox donde la interfaz PCIe de 4 líneas se subdivide en dos interfaces de dos líneas cada una, la primera para el SSD interno y la segunda para la expansión. De ahí el menor ancho de banda entre la unidad SSD y la APU de la consola. En cambio en PlayStation 5 solo la controladora flash tiene contacto con la APU. ¿Entonces cómo se comunica el SSD M.2 que instalemos en PlayStation 5? Pues tal y como se ve en el diagrama, la información ha de pasar por la controladora flash de la consola.

La clave no obstante está más bien en la comunicación con el SSD, donde el timing del acceso a la unidad está fijo y por tanto los tiempos de acceso están fijos y marcados a fuego. Un SSD mucho más lento puede dar problemas de acceso a los datos y si lo pensamos bien, en el caso de Xbox han decidido cancelar ese problema haciendo un módulo único, SONY al querer abrir la posibilidad de instalar un SSD NVMe en la PS5 ha hecho que se tengan que cumplir una serie de características.

¿Cuáles son los SSD NVMe que se pueden instalar en PS5?

SSD adicional PS5

Instalar un SSD NVMe de PS5 es pese a lo que digan una tarea no más complicada que hacerlo en un ordenador portátil y por tanto se trata de una tarea relativamente sencilla, la cual se hace desde el zócalo interno de la consola. Bien es cierto que el proceso en Xbox Series S y Xbox Series X es más simple, no podemos decir que el PS5 requiera estudios avanzados para hacerlo y si habéis instalado un SSD M.2 en un portátil o un PC el proceso es igual de complejo

Se ha de tener en cuenta que la lista de SSD NVMe que podemos instalar en PS5 irá creciendo con el tiempo, pero os hacemos una recomendación como usuarios de las consolas de la nueva generación. Si podéis optar por una unidad de 1 TB entonces os lo recomendamos, las de 512 GB se quedan demasiado justas y las de 256 GB resultan insuficientes. Por otro lado, debido a que los juegos de PC pedirán cómo requisito mínimo un SSD NVMe más pronto que tarde, esto aumentará la demanda por necesidad y puede haber una subida de precios que afecte también a PS5.

Dado que aún falta tiempo para dicho fenómeno y PS5 requiere almacenamiento sí o sí, hemos pensado en una lista de SSD NVMe que podéis instalar en vuestra PS5.

Patriot Viper VP4300 de 1 TB

GIGABYTE AORUS NVMe Gen 4 de 1 TB

Western Digital Black SN850 de 1 TB

Recordad que no son todos los que existen y los que habrá, poco a poco la lista irá creciendo con el tiempo y lo más seguro es que SONY o los fabricantes saquen una lista de los SSD NVMe que podemos instalar en PS5.