Cómo manipular el hardware: así debes instalar o quitar tus componentes

Existe una falsa creencia de que si tocas un componente de PC con las manos desnudas puedes hacer que se estropee. No, los componentes de PC no son como las bombillas H2 de los coches, pero aun así sí que hay una serie de precauciones que deberías tomar especialmente cuando vas a montar o quitar alguna pieza en el PC, y obviamente ni que decir tiene que jamás debes tocar nada que no sea la caja cuando el equipo está encendido, pero vamos a verlo a continuación con detalle.

El hardware de PC ni es invulnerable ni está hecho de mantequilla, y ciertamente lo primero que debes saber si no tienes experiencia es que debes manipularlo con bastante cuidado, unas piezas más que otras pero en general jamás debes forzar un componente ni para montarlo ni para desmontarlo. A continuación vamos a darte una serie de consejos sobre cómo montar y desmontar cada una de las piezas del equipo para evitar que se ropa nada.

¿Por qué debes tener cuidado al manipular el hardware de PC?

Como hemos mencionado antes, el hardware no es que esté hecho de mantequilla pero todos los componentes electrónicos son delicados y hay que tratarlos con cuidado. Ten especialmente cuidado con golpes, roces y caídas, y por supuesto es recomendable antes de nada «descargarte» de electricidad estática, ya que esta puede dañar los componentes.

Electricidad estática

Para ello es suficiente que vistas zapatillas con suela de goma y que antes de tocar cualquier componente toques una pieza metálica, como puede ser por ejemplo el lateral de la caja. Igualmente, como hemos mencionado antes ningún componente debe entrar forzado, y al desmontarlo nunca debes hacer excesiva fuerza, los componentes tienen todos ellos sistemas de anclaje y desanclaje que deberían hacer sencillo su montaje o extracción.

Precauciones al montar y quitar cada pieza del PC

Montar el PC no es para nada algo complicado, especialmente si tienes práctica, pero realmente con la guía adecuada incluso un usuario novato puede realizar un montaje decente en poco tiempo. Eso sí, nadie está exento de encontrarse con problemas e incompatibilidades especialmente si no se manipula adecuadamente el hardware, así que vamos a ver uno a uno cómo tratar cada uno de ellos.

Montar o desmontar la placa base en la caja del PC

Este es uno de los pasos más complicados pero no porque sea difícil, sino porque las placas base son un elemento de dimensiones considerables. A la hora de montar la placa, debes introducirla en diagonal con la zona de los conectores hacia abajo y hacer que coincidan con el escudo I/O, para luego bajarla por el lado opuesto y hacer que los agujeros coincidan con los puntos de anclaje de los tornillos.

Montar placa base

El truco para manipular la placa base es el sujetarla por una zona que no produzca que el peso doble el PCB, que es tan largo y ancho que se dobla con relativa facilidad. Para ello hay varias opciones, siendo la ideal el sujetar con una mano por los zócalos de RAM (sin apretar, siempre con cuidado) y la otra por la zona del disipador del chipset, ya que son dos zonas duras y reforzadas que evitarán precisamente que el PCB se doble.

El procesador es el componente más delicado

Montar un procesador no es en sí demasiado complicado, pero el problema es que el componente sí que es delicado cuando se trata de montarlo. En procesadores de Intel simplemente ten cuidado de no tocar la zona de los pines de conexión, y debes tener muchísimo cuidado a la hora de depositar el procesador sobre el socket, porque el socket de las placas base de Intel es con diferencia el elemento más delicado a la hora de montar un PC: si se te cae el procesador encima del socket, con toda probabilidad habrás estropeado los pines y tendrás que cambiar la placa base.

socket LGA Intel

Con los procesadores AMD el socket no es su punto débil, sino los pines del propio procesador. Debes tener sumo cuidado y sujetar siempre el procesador por los bordes, nunca de los pines porque son muy finos y se doblan con suma facilidad.

Hemos hablado de cómo montar el procesador en el PC, pero si lo pretendes quitar la cosa no cambia: procura siempre sujetar el procesador con dos dedos por los laterales, nunca lo toques por la zona de conexión.

Montar el disipador, sencillo pero laborioso

Dependiendo del sistema de retención que tenga y del tipo de disipador que sea, este es posiblemente el proceso más laborioso que te vas a encontrar a la hora de montar un PC. El proceso de quitar el disipador es igual que el de montarlo pero a la inversa, así que la dificultad es prácticamente la misma.

montar PC merece la pena ahorro

Si te dispones a montar un disipador por aire no debes preocuparte de dónde sujetas el dispositivo siempre que no hagas tanta presión como para doblar las aletas de aluminio, y el mayor cuidado que debes tener es simplemente de que como es un elemento bastante voluminoso, que no choque con otros componentes especialmente a la hora de poner el propio disipador sobre el procesador (siempre colócalo con cuidado, sin golpear). Al apretar, aprieta los tornillos en diagonal (es decir, primero una esquina y luego la opuesta) pero no los aprietes del todo hasta que no tengas todos ya fijados. Cuando estén todos fijos, ya podrás apretarlos del todo.

Si es un sistema de refrigeración líquida lo que vas a montar o quitar en el PC, el mayor cuidado lo debes tener con el radiador y los tubos: procura que los tubos no se doblen en exceso y que el radiador no se golpee con nada. A la hora de anclarlo, colócalo con cuidado haciendo coincidir los puntos de anclaje con los de la caja y atornilla los tornillos en diagonal, es decir, primero una esquina y luego la opuesta y así sucesivamente. A la hora de instalar el bloque de CPU la recomendación es la misma que con el disipador por aire: aprieta en diagonal y no del todo hasta que estén todos los tornillos puestos.

Montar la RAM, lo más sencillo de un montaje de PC

La memoria RAM es el componente más sencillo de montar o quitar en un PC. Simplemente fíjate bien dónde tiene el hueco en la zona de conectores para hacer que coincida con la protuberancia del zócalo de la RAM, coloca el módulo encima haciendo que coincida y aprieta con cuidado primero de un lado y luego del otro. Sin hacer demasiada presión deberían sonar los «clac» característicos de que la pestaña del zócalo ha dejado ya fijado el módulo.

Instalar un módulo de RAM

Lo ideal con la memoria RAM es que la sujetes tal y como se muestra en la imagen de arriba, de ambos lados. Solo debes tener cuidado con la zona de conectores y por supuesto que no choque con nada. Como hemos dicho, lo más importante es que no hagas demasiada presión, ya que si te has equivocado de orientación y la protuberancia no coincide podrías romper la zona de conectores. Si no «haces el bruto» no deberías tener problema.

Para desmontar los módulos de memoria RAM el proceso es igualmente sencillo: el zócalo de la placa base tendrá una pestaña en uno de los lados o en los dos, y simplemente debes bajar esa pestaña o pestañas y el módulo de memoria saldrá hacia arriba. No tiene complicación.

Los dispositivos de almacenamiento

Instalar un disco duro mecánico o SSD de formato 2,5″ en un PC no tiene dificultad alguna, ya que las cajas tienen sus puntos de anclaje dedicados para ello y simplemente es cuestión de atornillarlos. Respecto a la manipulación, solo ten cuidado de no forzar la entrada del disco en los elementos de instalación de la caja, que no roce y por supuesto que no se golpee con nada.

Cómo instalar un SSD en formato M.2

Los ya populares SSD en formato M.2 tampoco son demasiado difíciles de montar o quitar en un PC. Tienen sus zócalos dedicados en la placa base, y la manera de manipularlos es sujetarlos por detrás para meter la zona de conectores en su zócalo M.2 correspondiente de la placa, y luego con un dedo bajar el SSD para que coincida con el agujero para el tornillo y atornillarlo. No tiene misterio ni necesita precauciones adicionales más allá de no golpearlo y que el conector entre en la dirección adecuada y sin forzarlo.

La fuente de alimentación

Montar o quitar la fuente de alimentación en el PC es realmente un proceso muy sencillo, simplemente colócala en su punto de anclaje en la caja y atorníllala. Realmente no necesitas tener ningún cuidado especial al manipularla más allá de que no se golpee con nada y, especialmente si no es modular, que los cables no se enganchen con nada.

Instalar fuente

Ten cuidado eso sí de hacer que el ventilador de la fuente quede orientado hacia donde está la rejilla de ventilación correspondiente en la caja.

Mucho cuidado con la tarjeta gráfica

La tarjeta gráfica es otro componente relativamente delicado por su tamaño, ya que especialmente las de gama alga u orientadas al gaming suelen ser bastante voluminosas e incluso pesadas.

Montar nuevo PC por piezas

Al manipularla, sujétala con ambas manos por la zona de arriba y haz que el conector quede perfectamente alineado con el zócalo PCI-Express de la placa base. Luego aprieta ligeramente hasta que encaje con un sonido de «clac», el cierre del zócalo. Sin dejar de sujetar la gráfica para que no se mueva (ya que el «baile» en el zócalo es lo que puede causarte problemas), procede a atornillarla.

Para desmontarla, primero desatorníllala de la caja y luego simplemente aprieta sobre la pestaña del zócalo PCIe de la placa base, la gráfica se soltará del zócalo y podrás sacarla tirando hacia arriba de ella.

Cuidado con la canalización de cables y conexiones

La canalización de los cables y la conexión de estos es otra parte delicada en el proceso de montar un PC. A la hora de manipular los cables siempre ten mucho cuidado de que no se enganchen en ninguna parte y que nunca vayan forzados; ayúdate de las canalizaciones que traen todas las cajas y de bridas para canalizarlos por donde necesitas, de nuevo teniendo cuidado de que no vayan forzados.

Canalización cables SATA planos

Con los conectores debes tener igualmente cuidado, fijándote bien antes de conectar en que los tienes con la orientación correcta y que entren fácilmente, sin forzar. Una avería frecuente en los dispositivos de hardware es precisamente en sus conectores, si no entran del todo bien y van forzados pueden llegar a romperse.

Montar o quitar componentes del PC es fácil si tienes cuidado

Como habrás visto ya, el instalar o desinstalar hardware del PC es bastante sencillo siempre y cuando tomes algunas precauciones como descargarte de electricidad estática y manipular los dispositivos con cuidado y nunca forzándolos a entrar en su posición o al conectarlos. Ten en cuenta que todas las piezas de un PC, sean de la marca que sean, están diseñadas para funcionar en conjunto y su instalación es prácticamente estándar, así que todo debe encajar en su sitio sin esfuerzo.

Si algún componente no encaja perfectamente revisa bien las conexiones en ambos extremos porque puede que esté chocando con algo sin que te des cuenta. Repetimos, nunca fuerces nada para que encaje y evitarás problemas.