Guía paso a paso para montar un soporte VESA en tu monitor

Guía paso a paso para montar un soporte VESA en tu monitor

Rodrigo Alonso

Los soportes o brazos VESA para monitor son muy útiles si quieres tener una mayor movilidad en el monitor de tu escritorio, y a su vez sirven para eliminar la base y tener más sitio en la mesa (y por qué no, para mejorar la estética). En esta guía vamos a enseñarte paso a paso cómo montar un soporte VESA para tu monitor de manera fácil y rápida.

Desde luego, cada brazo o soporte VESA para monitor tiene una forma diferente, pero dado que VESA es un estándar, casi todos tienen una forma de montaje similar, así que aunque esta guía no valga exactamente para tu soporte, la manera de instalarlo es siempre la misma o, al menos, muy parecida.

El único denominador común que hay es que necesitas que tu monitor tenga anclaje VESA, y que la mesa donde vayas a montarlo tenga un grosor mínimo de 3 centímetros y que no sea de contrachapado, ya que se requiere un mínimo de resistencia para soportar el peso. Por supuesto, también hay soportes VESA que se montan en la pared, en cuyo caso tendrás simplemente que taladrar la pared para anclarlo.

Preparar el soporte de la mesa

El primer paso para montar el monitor en un anclaje VESA es preparar el soporte, es decir, la parte que va fijada a la mesa. Normalmente estos soportes tienen un método de anclaje mediante un sargento: esto es una pinza que va fija en la parte de arriba de la mesa, y un soporte inferior que podremos girar con la mano para ajustarlo.

Simplemente debemos girar la pinza del sargento para abrirla del todo, meter el bocado en la mesa hasta que haga tope y luego girar la parte inferior para que quede bien fijado.

Hecho esto, ya tendremos el soporte anclado a la mesa.

Ahora dependerá del tipo de soporte VESA que hayas comprado, pero lo normal es que ya puedas montar parte de su estructura para luego anclar la parte que va al monitor. En nuestro ejemplo estamos utilizando un brazo móvil Silverstone ARM11SC que consta de estas partes diferenciadas.

Anclar el soporte al monitor

Es hora de preparar el monitor, y el primer paso lógicamente es desmontarle la base porque ya no vamos a necesitarla. Esto depende de cada monitor, pero por norma general suelen ser entre uno y cuatro tornillos que deberemos retirar. En algunos monitores como los Dell, de hecho, es necesario quitar la base (que se quita pulsando un botón, sin tornillos ni nada) para tener acceso a los cuatro tornillos del anclaje VESA, pero lo habitual es que estos estén ya directamente a la vista.

Ahora simplemente colocamos la parte del soporte sobre los agujeros y lo atornillamos con los tornillos suministrados junto con el brazo / soporte VESA (siempre vienen con éste).

Ahora ya tenemos las dos partes montadas, y tan solo tendremos que encajarlas para tener el monitor ya montado sobre el brazo / soporte VESA.

Por norma general no tendremos que atornillar nada, simplemente entran a presión si es que es un brazo móvil, o encajarán si es un soporte fijo.

Una vez que hayamos hecho esto, ahora tan solo tendremos que conectar los cables. Atentos si el brazo / soporte incluye pequeñas canaletas o sujeciones para estos (que hoy en día es muy normal que así sea para que podamos esconder los cables y, sobre todo, para que tengan holgura si lo que tenemos es un brazo móvil, para que nos permita moverlo sin que los cables peguen tirones).