¿Tu monitor tiene anclaje VESA y no lo usas? Mira todo lo que puedes hacer con él

El anclaje VESA de tu monitor puede tener mucha utilidad que desconoces. Muchos monitores del mercado cuentan con anclaje FDMI (Flat Display Mounting Interface), más conocido como anclaje VESA, que son esos cuatro agujeros que tienen en la parte trasera y que permiten prescindir de su base para montarlo en un soporte. No obstante, la mayoría de usuarios no lo utilizan, así que a continuación te vamos a contar para qué sirve este anclaje VESA y cómo puedes sacarle partido si no lo estás utilizando.

Tipos y tamaños de anclaje VESA para monitor

El estándar VESA define todos los parámetros del anclaje, tanto la separación de los agujeros que debe tener el monitor como el tamaño de los tornillos, así como el peso máximo y tamaño máximo de la pantalla que pueden soportar cada uno de ellos. Lo habitual en monitores de PC es que tengan VESA 100 incluso aunque se trate de pantallas de más de 24 pulgadas, puesto que su peso lo permite. Por ejemplo, un Dell U3415W ultrapanorámico de 34 pulgadas tiene anclaje VESA 100 (100 x 100 mm de separación de agujeros).

En esta tabla podéis encontrar todos los tipos que define el estándar:

Anclaje VESA MONITOR
Nombre del estándar Separación de agujeros Tamaño de tornillos Peso máximo Tamaño máximo
FDMI MIS-B 50 x 20 mm M4 x 6 mm ≤ 2 kg 4″ a 7.9″
FDMI MIS-C 75 x 35 mm M4 x 8 mm ≤ 4.5 kg 8″ a 11.9″
FDMI MIS-D 75 x 75 ó 100 x 100 mm M4 x 10 mm ≤ 14 kg 12″ a 23.9″
FDMI MIS-E 200 x 100 mm M4 x 10 mm ≤ 23.7 kg 24″ a 30.9″
FDMI MIS-F Incrementos de 200 mm M6 x 8 mm /10 mm / M8 x 15 mm ≤ 113.6 kg ≥ 31″

Posibles usos para el anclaje VESA de tu monitor

Vamos a ver qué usos podemos darle a este tipo de anclaje.

Moverlo libremente con un brazo móvil

Este es desde luego el uso más común. Se trata de prescindir de la base del monitor y «colgarlo» de un brazo que nos permitirá no solo moverlo libremente por donde queramos, sino también girarlo y usarlo en vertical e incluso en algunos sirve para esconder los cables y que no queden colgando. Muchos brazos, de hecho, son compatibles con múltiples monitores, para que las configuraciones multi monitor queden perfectas.

Un uso adicional que le podemos dar a los anclajes VESA del monitor y que entraría en esta misma categoría es la posibilidad de colgarlo del techo, aunque no es sino una variante de los brazos que normalmente se ponen en el escritorio que viene preparado para colocarse en el techo. Esto, aunque se usa más en sitios públicos o para proyectores, es otra de las posibilidades que nos ofrece este anclaje.

Convertir el monitor en una Smart TV

Esto lógicamente también nos vale para televisores. El caso es que hay cajas específicas para poder montar una Raspberry Pi en el anclaje VESA del monitor, y dado que muchos monitores tienen HUB USB con alimentación y es todo lo que necesita la Raspberry Pi para funcionar, ni siquiera tendremos que tener cables por ahí molestando. Ya con la Raspberry podremos tener todo lo que queramos para ver series, películas o lo que nos plazca.

Esconder un mini PC

Esta sería una variante de la anterior, pero es que por ejemplo los Intel NUC vienen ya preparados con un anclaje VESA para instalarlos en la parte trasera del monitor. De igual manera, incluso los Mac Mini de Apple tienen un adaptador (que se vende aparte) que nos permite ponerlos ahí, para no tenerlos encima de la mesa y que ésta quede lo más limpia posible de cables y aparatos.

Brazo con soporte para portátil

De manera parecida a lo que hemos visto hasta ahora, también existen adaptadores que funcionan al revés, y lo que hacen es «sacar» un brazo del anclaje VESA del monitor hacia una bandeja preparada para que pongamos sobre ella un ordenador portátil. Lógicamente este brazo es ajustable para que podamos alinear las pantallas y que quede así de bien.

Cambiar la ergonomía del monitor

Finalmente, el anclaje VESA del monitor también puede servirnos si no nos gusta la base que tiene el monitor de fábrica. Imagina que la base es de esas fijas que no permite cambiar su altura o su inclinación, pero tampoco queremos usar un brazo por el motivo que sea. Pues fabricantes como Dell tienen bases de monitor que nos permiten solucionar esto, son compatibles con casi cualquier monitor que tenga este tipo de anclaje, y nos permitirá ganar toda la ergonomía de la que carecía la base que venía de fábrica.

Y hasta aquí los usos del anclaje VESA de los monitores, pero si se te ocurre alguno más que no hemos puesto no dudes en hacérnoslo saber en los comentarios.