¿Qué debes tener en cuenta antes de montar un Hackintosh?

¿Qué debes tener en cuenta antes de montar un Hackintosh?

Rodrigo Alonso

Montar un Hackintosh es complicado. No solo se trata de escoger una lista de componentes que sepas que son compatibles, sino que hay que realizar algunas modificaciones en la configuración del equipo para asegurarte de que todo funciona. En este tutorial vamos a tratar de guiarte en las configuraciones que necesitarás hacer en el PC antes de instalar Mac OS, para evitar problemas a la hora de montar tu propio Hackintosh.

Como sabéis, los sistemas operativos MacOS están diseñados para un hardware en particular que es el que escoge Apple. Y claro, nos cobran por ello -entre otras cosas-, pero si no queremos pagar el desorbitado precio que piden por sus equipos, tenemos que «pagarlo» de otra manera, que es rompiéndonos la cabeza para hacer funcionar su sistema operativo en otro hardware, en lo que conocemos como Hackintosh.

Así pues y sin entrar en detalle (porque con cada hardware, a veces, hay que hacer configuraciones diferentes), vamos a contaros qué configuraciones y modificaciones tendréis que hacer para montar vuestro primer Hackintosh.

Configuraciones iniciales en la BIOS del equipo

Lo más recomendable nada más encender el equipo y antes de instalar nada es acceder a la BIOS pulsando SUPR, F10 o la tecla que corresponda a la placa base. Una vez en la BIOS, se recomienda realizar las siguientes modificaciones. En nuestro ejemplo vamos a usar una placa base Gigabyte, pero las opciones serán similares en otros fabricantes:

  1. Load optimized defaults (restaurar a los valores de fábrica). Esto nos asegura que la BIOS queda como recién salida de fábrica, aunque solo es necesario si estamos reutilizando la placa base. Si la has comprado nueva, no hace falta.
  2. Activar el XMP para las memorias RAM. Dependiendo del fabricante, esto puede estar en opciones avanzadas, Overclock o M.I.T.
  3. BIOS -> Fast Boot -> Disable. Hay que desactivar esta característica porque es inherente de Windows y puede dar problemas con MacOS.
  4. BIOS -> LAN PXE Boot Option ROM: Disable. Igual que la anterior, es mejor tener este parámetro desactivado para evitar problemas.
  5. BIOS -> Storage Boot Option Control: UEFI. MacOS no admite esta opción en modo Legacy.
  6. Peripherals: en este apartado hay diferentes opciones que modificar.
    1. Trusted Computing -> Security Device Support: Disabled.
    2. Network Stack Configuration -> Network Stack: Disabled.
    3. USB Configuration -> Legacy USB Support: Auto.
    4. USB Configuration -> XHCI Hand-off: Enabled.
  7. Chipset -> Vt-d: Disabled.
  8. Chipset -> Wake on LAN: Disabled.
  9. Chipset -> IOAPIC 24-119 Entries: Enabled.

Como decíamos estos nombres y menús son de placas base Gigabyte pero en otros fabricantes serán similares. Si no encontráis la opción específica, podéis omitirla porque será que la placa que tengáis no cuente con ella.

Otros factores a tener en cuenta antes de montar en Hackintosh

No vamos a entrar a considerar cómo descargar Mac OS Catalina 10.15, ya que para eso necesitaréis un Mac porque solo se puede descargar de la Mac App Store. Además, deberéis tener un pendrive USB de 16 GB como mínimo para arrancar e instalar el sistema operativo desde ahí. Lo que sí os vamos a recomendar es que a poder ser el pendrive sea USB 2.0 y no USB 3.0, ya que aunque irá más lento da menos problemas de compatibilidad.

De todos modos tened en cuenta que cada placa base es diferente, y la instalación de MacOS puede ser diferente dependiendo de la versión que queráis instalar. Tened en cuenta también que hay que modificar, en la mayoría de casos y desde MacOS Sierra 10.12.6, el EFI con las configuraciones específicas, para lo que recomendamos utilizar Clover EFI Bootloader.