Trucos y consejos para canalizar los cables SATA en tu PC

Trucos y consejos para canalizar los cables SATA en tu PC

Rodrigo Alonso

Cuando estás montando un nuevo PC, o simplemente si quieres añadir un nuevo dispositivo de almacenamiento con interfaz SATA (sea un disco duro tradicional o un SSD), tendrás que buscar la mejor manera de canalizar los cables SATA para que no queden por el medio, entorpeciendo el flujo de aire de la caja. En este artículo vamos a darte algunos trucos y consejos para canalizar correctamente estos cables y que queden de la mejor manera posible.

Los cables SATA normales tienen una forma aplanada, y en ocasiones resultan un tanto complicados de canalizar y doblar correctamente en la caja del PC sin dañar nada o sin que queden por en medio. Además, dada su forma plana, son unos cables que pueden llegar a entorpecer el flujo de aire interno de la caja, e incluso generar ruido cuando el aire pasa a través de ellos, así que es de vital importancia el canalizarlos adecuadamente para evitar problemas.

Cómo canalizar los cables SATA de datos en el PC

Por norma general, las placas base una vez montadas en la caja del PC tienen los puertos SATA en la parte inferior derecha (tanto en la zona inferior como en el lateral derecho de la placa base), y éstos pueden estar mirando hacia arriba o hacia el lateral.

En la mayoría de cajas para PC encontrarás agujeros para canalizar cables que coincidirán precisamente con estos puertos SATA de la placa, así que lo primero que debes hacer es conectar un extremo del cable de datos en el puerto que corresponda de la placa y meter el otro extremo por este agujero, de manera que el cable salga por la parte trasera de la caja.

Canalizar cables SATA

El siguiente paso es ver dónde tienes colocados los discos duros o SSD en la placa. Generalmente las cajas de PC están diseñadas con racks para discos duros de manera que tengan los conectores SATA por la parte trasera de donde está la placa base, así que ahora lo que tendrías que hacer es tratar de llevar el cable por esta parte trasera para conectar tus unidades de almacenamiento.

En este paso fíjate si la caja tiene puntos de anclaje para canalización, ya que lo ideal es que «ates» los cables SATA con bridas o el sistema que utilice tu caja para que queden siempre canalizados por el mismo sitio y que no se muevan.

Por supuesto, puede ser que tu caja tenga las unidades de almacenamiento en la parte frontal y mirando hacia dentro en lugar de hacia la parte trasera. En este caso nunca podrás esconder los cables del todo, pero igualmente deberías canalizarlos por la parte trasera de la placa base, entrando por el agujero que te hemos indicado antes para volver a salir por el agujero que esté más próximo a las unidades de almacenamiento.

Cables SATA disco duro

Cómo canalizar los SATA de alimentación en la caja

Salvo en las cajas de PC de gama muy baja, la fuente de alimentación se instala en la parte inferior izquierda de la misma, y siempre encontrarás igualmente agujeros para canalizar cables en esta zona. Lo que deberías hacer es precisamente utilizar este agujero para canalizar los cables SATA de alimentación para que vayan por la parte trasera de la placa base.

Ahora, igual que hemos hecho con los cables SATA de datos, debemos buscar la mejor manera de canalizar el cable de alimentación a través de la parte trasera para que llegue a donde tienes las unidades de almacenamiento, y pasarlo por el agujero que quede más cercano a éstos pero siempre buscando los puntos de anclaje para poder «atar» el cable y que no se mueva. Presta especial atención a los conectores SATA sobrantes, porque son bastante anchos y pueden causarte problemas dependiendo del espacio que tenga tu caja por la parte trasera.

Puede que la canalización de cables por la parte trasera de la caja no quede en estado de revista, pero esto es normalmente irrelevante porque esta zona no se ve. Lo importante es que haciéndolo así te quedará un interior lo más despejado posible de cables, favoreciendo la refrigeración interna del equipo.