Cómo fabricar tus propias viseras para el monitor para ahorrar dinero

Unas viseras para el monitor son un elemento muy útil, especialmente para diseñadores pero también para gamers, ya que reducen las distracciones y mejoran la perspectiva del usuario con respecto a la fidelidad del color. En este tutorial vamos a enseñarte cómo fabricar tus propias viseras para el monitor por muy poco dinero y así ahorrar al evitar comprar unas específicas, que cuestan normalmente en torno a 100 euros.

En el mercado hay muchas viseras o parasoles para el monitor, pero o bien son genéricas y no se adaptan a la perfección a tu modelo de monitor, o bien son específicas y por lo tanto excesivamente caras. En todo caso, sus precios oscilan desde unos 80 euros hasta 120 euros en este último caso. Sin embargo, fabricar tus propias viseras para el monitor no te costará ni diez euros, y solo tendrás que invertir unos minutos en hacerlo si tienes un poco de maña.

Materiales necesarios

Estos son los materiales que necesitarás para este mod:

  • Lámina de cartón pluma de color negro (indispensable que sea negra) de tamaño DIN A2, pero dependerá lógicamente del tamaño de tu monitor.
  • Cinta adhesiva negra (indispensable también) de tela (es parecida al esparadrapo, pero negra). También se la conoce como «chatter».
  • Regla, cutter, lápiz, escuadra y cartabón (opcional, depende de la forma que quieras darle quizá te vale solo con la regla). Esto seguro que lo tienes en casa.

Cómo construir las viseras para el monitor

Ahora debes medir con la regla o con una cinta métrica o metro las dimensiones exteriores del marco de la pantalla del monitor, es decir, necesitas medir todo el perímetro exterior, si bien las medidas que te interesan son el ancho y el alto.

Pongamos por ejemplo que el monitor mide 55 centímetros de ancho y 40 cm de alto. Necesitaremos tres piezas (una superior y dos laterales, que serán iguales). Ahora lo que tienes que hacer es traspasar esas medidas al cartón pluma y usar un ancho de 15 centímetros. En otras palabras, utilizando nuestro ejemplo, necesitarás cortar una pieza de 55 x 15 centímetros, y dos piezas de 40 x 15 centímetros.

En tu mano está el usar también la escuadra y el cartabón para redondear la parte inferior de las piezas laterales para que quede más estético.

Ahora, ayudándote en el borde de una mesa cuyo borde esté en ángulo recto, coloca una pieza al borde y otra en el otro para que queden en ángulo de 90 grados y únelas con la cinta adhesiva. Asegúrate de que la unión quede bien sujeta (aunque no quedará del todo firme dado que la cinta no es dura, no pasa nada, una vez colocado en el monitor quedará perfecto).

Una vez que tengas las tres piezas pegadas, debería quedarte algo parecido a esto. Como decíamos antes, no te preocupes si se doblan, porque una vez montadas quedarán fijas y bien rectas, siempre y cuando hayas medido y cortado bien, claro.

Ahora simplemente presenta las viseras en el monitor y, con la misma cinta adhesiva negra de tela, haz que se queden fijas «atándolas» por la parte trasera del monitor (obviamente). Una vez hecho, ya quedarán fijas y totalmente funcionales.