¿Pensando en renovar tu PC? Si tienes paciencia puedes ahorrar mucho dinero

¿Pensando en renovar tu PC? Si tienes paciencia puedes ahorrar mucho dinero

Rodrigo Alonso

Si estás pensando en renovar o comprar un nuevo PC, debes saber que dependiendo de la época del año los componentes suelen tener unos precios u otros, amén de, por supuesto, otros factores complementarios y situacionales. A continuación vamos a contarte en qué momento es mejor comprar un nuevo PC, dado que si tienes paciencia y no te corre demasiada prisa el hacerlo, pues ahorrar bastante dinero.

Puede darse la situación de que necesites urgentemente una pieza de hardware porque se te ha estropeado la que tenías, y que necesites comprarla cuanto antes; eEn ese caso te tocará pasar por caja y pagar el precio que el componente tenga en ese momento. Pero si no tienes prisa y sabes esperar al momento adecuado, puedes ahorrar bastante dinero, ya sea para comprar un nuevo PC o renovar cualquiera de sus componentes de hardware.

Espera al Black Friday, Cybermonday o Navidad para comprar tu PC

Hay ciertas fechas señaladas en las que la mayoría de tiendas, y especialmente las tiendas online, tienen jugosas promociones mediante las que podremos comprar un PC o componentes de hardware a precio reducido. De entre estas promociones, normalmente las mejores son:

  • Black Friday: último viernes de noviembre (27 de Noviembre de 2020).
  • Cybermonday: lunes siguiente al Black Friday (30 de Noviembre de 2020).
  • Navidad: entre el 24 y el 31 de diciembre.

Hay que tener en cuenta que en la mayoría de tiendas, estas promociones suelen ampliarse y empezar antes de tiempo, de manera que, por ejemplo, las compras de Navidad lleguen a tiempo para poder regalar el día 25. De hecho, el Black Friday ya se ha extendido a la «Black week«, y las promociones suelen empezar desde el lunes antes.

Black Friday

Todo esto significa que, normalmente, desde la última semana de noviembre y hasta pasado año nuevo (muchas tiendas extienden las promociones de Navidad hasta el viernes siguiente a año nuevo), es una de las mejores épocas del año para comprar un nuevo PC o cualquier otro componente de hardware o periférico. Si puedes esperar hasta dichas fechas, ahorrarás dinero.

Echa un vistazo a generaciones anteriores

Por norma general, cuando un fabricante importante está a punto de lanzar una nueva generación de productos, suele rebajar el precio de la generación anterior para hacer lo que se denomina como «hueco en los almacenes» para los nuevos productos. En ese momento, suelen aplicar una sustancial rebaja y podrás ahorrar bastante siempre y cuando no estés interesado en tener siempre la última generación de hardware.

Por ejemplo, cuando AMD iba a lanzar los nuevos procesadores Threadripper 3000, la familia Threadripper 2000 sufrió una bajada de precio, por lo que los usuarios que aprovecharon para hacer la compra en ese momento ahorraron bastante dinero.

Por otro lado, esto también pasa muchas veces cuando el fabricante ya ha lanzado la nueva generación de productos, pero sucede de mano de las tiendas, quienes quieren hacer -literalmente- hueco en sus almacenes para la nueva remesa de productos y rebajan el precio de los anteriores para tratar de quitárselos de encima. Si estamos atentos y tenemos suerte, podríamos encontrarlos incluso a precio de coste.

Igualmente, estate atento a cuando un fabricante anuncie que va a dejar de fabricar un producto, porque es el momento en el que las tiendas deciden hacer promociones muy agresivas para quitarse el stock de encima que ya no van a vender. En momentos como este, podemos encontrar los productos muy baratos, igualmente incluso a precio de coste.

Atento a las noticias

Hay ciertas situaciones en las que, más que ahorrar, podemos evitar perder dinero. Recordad cuando se produjeron una serie de inundaciones en Tailandia allá por el año 2011, echando a perder las fábricas de los principales fabricantes y haciendo que el precio de estos dispositivos subiera de manera exagerada.

Por ejemplo, hace poco ha visto la luz la noticia de la escasez de materias primas para las fábricas de productos DRAM como SSDs, lo que significa que se prevé que éstos incrementen su precio en un 40% a lo largo de 2020. Vista esta noticia, puede ser un buen momento para comprar un nuevo SSD antes de que se produzca la mencionada subida de precios.