Trucos para mantener el mejor rendimiento en tu impresora

Trucos para mantener el mejor rendimiento en tu impresora

Juan Diego de Usera

Aunque una impresora sea unos de los periféricos más denostados por parte de los usuarios (debido al prohibitivo precios de sus consumibles), siempre podemos hacer que rindan como el primer día si seguimos una serie de consejos. Gracias a ellos, lograremos que trabajos de impresión que parecen eternizarse en el tiempo, se realicen de una manera mucho más rápida y eficiente, evitándonos perder tanto tiempo esperando a que sean terminados por la máquina.

A continuación vamos a darte esa serie de trucos o consejos mediante los que conseguirás que tu impresora no solo funcione siempre a pleno rendimiento, sino que se mantenga así durante mucho más tiempo dado que, como periférico que tiene cierto desgaste con el uso, termina degradándose con el tiempo.

Comprueba la calidad del papel que tiene la impresora

Uno de los fallos más comunes entre los usuarios, es la de usar un papel que no es apto para la impresora. La mayoría de nosotros estamos acostumbrados a usar el papel más barato de la papelería. O de la tienda de chinos. Sin embargo, el papel de mala calidad suele presentar problemas a la hora de cargarse para imprimir. Así como es más propenso a generar atascos en el tambor cuando imprimimos.

Impresora

Sin embargo, el papel de buena calidad suele evitar la mayoría de los problemas que acabamos de mencionar. No solo esto, sino que evitará gran parte del desgaste de los rodillos encargados de coger el papel de su bandeja.

Elegir la calidad de impresión correcta

Si vamos a imprimir algo en grandes cantidades, para un uso más generalista. No necesitas que salgan con la mejor calidad de tu impresora. Por ello, reducir la calidad de impresión del documento, no solo permitirá que se imprima más rápido. También nos permitirá ahorrar en el consumo de toner o de tinta, que no son precisamente baratos.

Por contra, si vamos a imprimir pocos documentos que necesitamos que tengan buena presencia. En este caso sí merece la pena incrementar la calidad de impresión de la impresora. Dado que, gracias a ello, tendremos entre manos un documento con bastante mejor presencia.

Elimina trabajos antiguos de la cola de impresión

Si mandamos muchos trabajos a la cola de impresión, hay bastantes posibilidades que la impresora se quede sin memoria. En este caso, la impresora comenzará a funcionar de manera más lenta a a hora de ir imprimiendo. Por tanto, lo mejor es consultar su cola de impresión, no vaya a ser que tengamos ahí el problema. Porque hayan antiguos trabajos cancelados o pausados, que no se han llegado a completar.

Cartuchos color impresora

Comprobar si el antivirus está interfiriendo con el trabajo de la impresora

Hay algunos antivirus que suelen ser muy agresivos a la hora de controlar los procesos que se ejecutan en nuestro PC. Y, aunque esto podría considerarse algo positivo, a veces puede ser excesivo. Por tanto, si nuestra impresora está conectada directamente a nuestro equipo. Y si nuestro sistema no necesita estar conectado a Internet. Entonces podemos desactivar el antivirus sin problemas mientras estemos imprimiendo. Pero no os olvidéis volver a activarlo, una vez se haya completad0 dicho trabajo de impresión.

Actualiza la cantidad de RAM de tu PC

Aunque tener más RAM en tu sistema no hace que los programas se ejecuten más rápido. Sí permite que se carguen más de ellos en ella y se ejecuten de manera simultánea. Esto evitará que estén luchando entre ellos por trabajar. O que sean mandados al archivo de paginación de nuestra unidad de almacenamiento. Que, aunque esta sea un SSD, siempre va a ser mucho más lento que la propia RAM.

Actualiza el software

Asegúrate que el software que utilizas para imprimir es la última versión. La más actual. Y cuando hablamos del software, también hablamos del firmware de la impresora. De esta manera, sabremos que la impresora está dando constantemente lo mejor de sí misma a la hora de imprimir.

Ahora bien, si después de seguir estos consejos los trabajos de impresión se eternizan, quizás es que ya es el momento de cambiar de impresora por un modelo más moderno. Al fin y al cabo en el mercado actual tienes impresoras muy dignas y que tienen un rendimiento bastante decente por precios muy asequibles (luego ya el precio de los consumibles es otra cosa, claro).