¿Tienes un monitor viejo y no sabes que hacer con él? Esto te interesa

¿Tienes un monitor viejo y no sabes que hacer con él? Esto te interesa

Josep Roca

Los monitores son una de los dispositivos de salida más importantes, por no decir el que más, y estos han ido sufriendo una evolución continua que hacen que estos acaben en algún armario o trastero antes de su tiempo de vida. ¿No sería mejor sacarle provecho en vez que estuviese acumulando espacio y polvo? Es por ello que os hacemos unas cuantas recomendaciones para darle una segunda vida a tu ya jubilado monitor.

No es bueno tirar las cosas y menos una cosa tan útil como un monitor, el cual le puedes dar nuevos usos para que te siga ayudando en el día a día, ya sea para tareas de trabajo o en los tiempos de ocio.

Conviértelo en una segunda pantalla

Doble Monitor

Si trabajas en un entorno en el que continuamente tienes que ir cambiando de ventana a ventana, ya sea moviendo datos de una ventana a otra o en otras circunstancias, entonces te recomendamos rescatar tu antiguo monitor y utilizarlo como segunda pantalla para facilitarte el trabajo.

Eso sí, asegúrate de que la tarjeta gráfica de tu PC tiene una salida acorde con la entrada de vídeo del monitor con tal de que puedas conectar ambos, en el caso de que te encuentres que no puedas hacerlo, recuerda que existen adaptadores HDMI o DisplayPort a VGA.

Convierte tu monitor viejo en un ordenador

monitor Raspberry Pi

Para ello solo necesitas una Raspberry Pi, el cual no deja de ser un ordenador, pero, recuerda que debido a que no utiliza una CPU x86 no podrás instalarle Windows, pero puedes crearte un segundo PC basado en Linux a través de la distribución Raspbian.

Claro esta que la Raspberry Pi no viene con una pantalla, y ese monitor viejo que estabas a punto de tirar se puede convertir en la pantalla de dicho PC, el cual no será tan potente como un ordenador con los procesadores de última generación, pero te puede sacar de más de un apuro en momentos puntuales e incluso se puede convertir en una herramienta de trabajo.

Utiliza tu monitor viejo cómo televisor

Bedroom TV

Es posible que necesites un televisor para colocarlo en otro lugar fuera de la salón de estar, para ello existen varias soluciones distintas.

Si estas acostumbrado a ver las plataformas de Streaming y tu monitor tiene una entrada HDMI puedes conectar una de esas llaves USB que transforman cualquier pantalla en un dispositivo PostPC, y es que al fin y al cabo las Smart TV no son más que pantallas con este hardware integrado y el sintonizador de TV.

Y hablando de sintonizadores de TV, existen dispositivos, los llamados «TV Tuner» que permiten sintonizar la televisión en el caso de que tu serie o canal favorito no se emita por las plataformas de streaming, pero estos son una lotería.

La recomendación es que compres una Raspberry Pi y le conectes el Raspberry TV-Shield DVB-T2.

También hay soluciones para los que no trastear y quieran algo más el estilo «conectar y listo» cómo este decodificador Strom 505:

Un espejo inteligente

Smart Mirror

Posiblemente necesites otro espejo en tu casa, pero, ¿no estaría bien tener un espejo inteligente? Este te puede informar de la temperatura que hay en la calle, del clima actual e incluso recordarte la agenda del día.

Para tener uno solo necesitas un espejo de dos vías, una Raspberry Pi y obviamente el monitor viejo que ibas a tirar y seguir uno de los tutoriales sobre «Smart Mirrors» que hay en la red.

Un monitor solo para tus ojos

¿Estás trabajando en algo extremadamente secreto? ¿Necesitas que la gente de tu oficina o con quien convives no vea nada de tu trabajo?

Pues es posible convertir tu monitor viejo en una pantalla solo para tus ojos, solo tienes que seguir uno de los tutoriales para ello y pasarás a tener el monitor más personal del mundo.