Los HDD, ¿sufren desgaste si están conectados al PC, pero no se usan?

Los HDD, ¿sufren desgaste si están conectados al PC, pero no se usan?

Javier López

Todos tenemos o hemos tenido HDD en nuestro sistema y con el paso del tiempo normalmente acabamos preocupándonos por el estado de salud de dicho dispositivo. Tenemos la creencia popular de que un disco duro instalado que no se usa se mantiene en stand by, fresco y seguro de problemas como el desgaste o simplemente virus o Ramsonware, pero ¿qué hay de cierto realmente?

Es un tema muy espinoso a tratar, ya que por un lado encontramos la respuesta de los fabricantes, mientras que por otro tenemos la experiencia de los usuarios. En cualquier caso intentaremos situar el punto intermedio donde puede estar la virtud de todo este asunto.

Partimos de la base de un HDD conectado a un PC en el cual se va a acceder cada pocos meses, estando con una configuración estándar en Windows. Es decir, la gran mayoría del tiempo dicho HDD va a estar inactivo en cuanto a acceso y uso por parte del usuario, pero siempre conectado y a disposición del mismo.

¿Hay desgaste en un HDD que está en reposo sin actividad?

HDD-01

La respuesta es que sí, lo cual es un pequeño problema para cualquier usuario. La explicación viene debida al uso común que tienen los sistemas operativos a la hora de trabajar. Windows es el más extendido y es en el que nos centraremos, ya que como buen SO de Microsoft tiene sus peculiaridades.

Una vez iniciado el PC y ya en reposo, la configuración de energía del SO mantiene el HDD encendido al menos 20 minutos, lo cual tiene un desgaste evidente en las partes móviles del HDD. Por ejemplo, el motor de accionamiento sufrirá poco en este estado, pero los cojinetes de los platos estarán siempre girando, esperando una acción para desplazar el brazo.

Los ejes son otra parte importante que no para de desgastarse en estos casos, lo cual se le denomina comúnmente como desgaste mecánico. Tras ese periodo de supuesta respuesta ante la actividad, el HDD entra en modo de suspensión y para su funcionamiento, lo cual es ideal, pero ¿esto también repercute en el desgaste?

La carga y descarga, la parte más dura para un HDD

ssd_hdd_hard_drive

Cuando el HDD queda en suspensión procede a la descarga de la energía y a parar tanto el eje como los brazos. Este hecho supone un estrés tanto mecánico como electrónico, el cual se repetirá cuando por diferentes motivos el SO reactive dicho disco duro.

Los motivos son varios: entrar en Mi PC / Mi Equipo, actualizaciones del SO, llamadas desde un programa externo, acceder a ciertas partes del panel de control y un largo etc …

Esto produce que normalmente el HDD salga de su modo de suspensión y tenga que enfrentar una carga de energía y accionamiento de todas sus partes móviles. Por ello, Microsoft estipuló de serie los 20 minutos de rigor para que los discos entrasen en dicho modo, intentando mediar lo máximo posible en el hecho del impacto en el desgaste de los mismos.

La pregunta más obvia entonces es ¿cuánto repercute este hecho en la vida útil de un HDD?. En principio es de un desgaste leve según los principales fabricantes. El mayor problema según parece es la repetición continua de este hecho, el cual puede lograr acortar algo la vida del disco.

El problema es que cada HDD está construido basándose en un eje, brazos y platos distintos en cuanto a dimensiones, grosor y peso, sin olvidar las diferencias eléctricas entre unos y otros, por lo que acordar un desgaste medio se hace prácticamente imposible y dependerá de estos factores. Lo que parece estar claro es que a mayor número de elementos móviles en un HDD el problema se agrava, lo cual es lógico por todo lo explicado.

En resumidas cuentas, los discos duros tienen un mecanismo para entrar en modo de reposo que reduce notablemente su desgaste cuando no se están utilizando, pero incluso con ese mecanismo sí que sufren desgaste por el simple hecho de estar encendidos, además del tiempo que tardan en entrar en modo inactivo.