¿Por qué no se pintan por dentro los componentes de refrigeración líquida?

Una de las particularidades que muchos usuarios suelen preguntar y que les llama poderosamente la atención es el por qué muchos componentes de refrigeración líquida no son tratados por dentro en cuanto a la pintura e imprimación. La respuesta es algo compleja y requiere de una explicación pausada y desde varios enfoques, ya que, lógicamente, tiene un sentido sobre todo en racores y radiadores.

El desconocimiento muchas veces es atrevido e implica sacar conclusiones precipitadas que están lejos de la realidad del asunto. Muchos usuarios se han hecho la pregunta tan simple comentada más arriba ¿por qué no están pintados por dentro los radiadores, racores y bloques como si lo hacen otros componentes?

La pintura no soporta el flujo de los componentes de refrigeración líquida

Hay varias explicaciones a este fenómeno que enfrentan los fabricantes. Y es que pintar cualquier componente de refrigeración líquida con pintura e imprimación va a suponer una degradación de rendimiento muy alta con el paso del tiempo.

Actualmente, no existe una pintura capaz de soportar el flujo del agua, los iones que desprenden los materiales y los compuestos químicos que tienen muchos de los refrigerantes actuales. Sin ir más lejos, varios fabricantes siguen usando glicoles en sus compuestos refrigerantes, lo cual implica que con lo anteriormente comentado un alto riesgo de rotura o desprendimiento de la pintura.

Este desprendimiento tiene que ser tenido en cuenta debido a la corrosión galvánica que puede producir, ya que, por lógica, si los componentes fueran pintados por su interior, los recubrimientos de los metales actuales como la plata o el níquel no se realizarían, dejando al cobre y al aluminio junto con el latón con una degradación donde el más débil terminaría con corrosión.

Además, y teniendo en mente lo escrito, un desprendimiento de la pintura tiene otras implicaciones en el sistema, algunas de ellas catastróficas. Como ya os imaginaréis, si un componente tiene pintura por dentro y ésta se va desprendiendo, puede terminar atorando una tubería, o enganchándose en el rotor del motor de la bomba, por ejemplo.

Desde contaminación hasta obstrucción: la pintura no es una buena idea

-CX-9055001-WW-Gallery-XF-45Deg-Rotary-Adapter-CRM-01

Dando por hecho que tarde más o tarde menos la pintura terminaría desprendiéndose de bloques, radiadores y racores, este hecho tiene muchas más contras de lo que podríamos pensar.

Comenzando por una contaminación por pintura del líquido refrigerante, lo cual no está claro que repercusiones puede tener en el sistema, ya sea en tubos, compuestos como el plexi, borosilicato o acetal o simplemente en una posible degradación por reacción química con los átomos de agua y glicoles.

La segunda implicación tiene que ver con otro apartado igual o más importante, pero sobre todo inesperado y catastrófico: la obstrucción del circuito.

Trozos de pintura, por muy pequeños que sean, terminarían obstruyendo los fins (aletas) de los bloques, sobre todo de los de la CPU, ya que estos son mucho más numerosos y más finos, con menor distancia entre ellos, formando para este tipo de partículas una malla que no van a traspasar.

-CX-9010001-WW-Gallery-XC9-01

La degradación y rotura de la pintura, una vez realizada, solo puede ir a más, como una pared que hace lo propio con la lluvia, es simplemente imparable. Por lo tanto y sabiendo cómo funcionan los sistemas jets actuales, es cuestión de días que el bloque de la CPU quede atorado, impidiendo el paso del agua, forzando a la bomba a girar contra su propia presión durante horas, días o semanas, pudiendo quemar el motor.

Además, la temperatura no pararía de subir, donde como ya sabemos al pasar de 60 grados en el agua es muy posible que nuestra bomba diga basta. El resto de componentes haría lo propio y terminarían con temperaturas de riesgo y con el consecuente Throttling.

Por lo tanto, es mucho más seguro usar los materiales originales, exponerlos al líquido y en el peor de los casos recubrirlos con otros metales que no produzcan corrosión.

La solución pasa por los materiales

-CX-9020003-WW-Gallery-2080-strix-gpu-water-block-02

Algunos fabricantes están optando por otra solución más sofisticada, pero al mismo tiempo cara: usar materiales distintos según el color que se desee obtener.

De esta manera no hay problemas con pinturas o similares, incluidos recubrimientos, por lo que todo es seguro y no hay ningún problema con pérdidas del propio material, desconchones o similares. Las técnicas más caras están actualmente enfocadas a la electrólisis de unos compuestos que dan color, como si de níquel se tratara, por lo que se adhieren al metal en cuestión para darles color.

De momento esta técnica la están empleando pocos fabricantes por los altos costos que tiene pasar ciertas piezas como los racores, ángulos y resto de componentes de refrigeración líquida. En cualquier caso, esto no pasará con los radiadores, ya que su propia arquitectura y construcción este proceso no es posible.