Thunderobot ST-PRO

Muchas personas, por motivos de espacio disponible allá donde viven, no pueden o no quieren tener una caja de ordenador grande en el suelo de su habitación. O encima de su mesa de escritorio. Esto significa que, si quieren tener un ordenador a su disposición, tendrán que recurrir a un portátil. Y con el Thunderobot ST-PLUS ya no tendrán que prescindir de jugar con él.

Hasta hace unos años era impensable poder jugar con un ordenador portátil, dadas las gráficas que montaban éstos. Pero ya desde hace un tiempo se han puesto de moda los portátiles que montan en su interior componentes más que decentes. Esto significa que sus usuarios van a ser capaces de echarse unos vicios. Ahora bien, el precio de estos portátiles los ha convertido, generalmente, en artículos de lujo.

Es en este punto donde entra la empresa asiática Thunderobot. Esta empresa es un gigante fuera de las fronteras de España. Sus productos aúnan una excelente calidad de materiales con buenos precios. Ya hace algunos meses que os informamos que esta empresa se había asentado en España. Desde aquí vana llevar el servicio técnico de la marca para toda Europa.

El portátil que tenemos hoy para análisis es uno de sus modelos más potentes: el Thunderobot ST-PLUS. Así que, sin más dilación vamos a meternos en faena.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Éso es lo que comenta la web del fabricante sobre él:

Salta a la vista que el equipo está bastante bien pensado como plataforma de juegos portátil. No solo incluye un procesador de 45 W, sino que también incluye una tarjeta gráfica con una potencia adecuada a la resolución de la pantalla. Eso sí, la cantidad de memoria RAM que mencionan no es correcta dado que el portátil viene con 16 GB. Y, sobre todo, monta una tarjeta gráfica Nvidia Geforce GTX 1060 de 6 GB. Es decir, no han querido escatimar en componentes de calidad.

También  es de destacar que el apartado de sonido va firmado por la prestigiosa marca Creative. O que la conectividad de periféricos está asegurada con cinco puertos USB.

Lo que sí veo bastante escaso es el apartado de almacenamiento. Un solo SSD de tipo M.2 de 512 GB me parece corto, cuando lo habitual en el segmento es incorporar también otra unidad de tamaño 2,5″ de 1 o 2 TB para complementar el almacenamiento de alta velocidad.

ANÁLISIS EXTERIOR

Lo primero que me sorprendió cuando me lo entregaron es la presentación.

Y es que el portátil se entrega dentro de una gran caja metálica que lo protege perfectamente contra cualquier golpe que pudiera recibir en el traslado. Un punto muy interesante por parte del fabricante.

En el interior de la caja, el portátil viene protegido entre dos capas de espuma de poliuretano. Siempre es un gustazo ver como os fabricantes realmente se preocupan del embalaje de sus productos.

El portátil en si mismo viene protegido por una bolsa de tela.

Con 2,5 kg, creo que es un peso adecuado para transportar esta unidad de un lado a otro sin demasiados problemas.

Al tacto, la primera sensación que te da el Thunderobot ST-PRO es de ser de mucha calidad. El chasis no presenta ningún tipo de mácula (a pesar de haber pasado ya por otras manos diferentes a las mías). Tampoco presenta flexión del chasis ni ruidos que denoten que los componentes no están bien sujetos entre sí. Se nota bastante, en definitiva, que el fabricante sabía lo que hacía cuando ha fabricado este portátil.

Empezando por la parte trasera, salta a la vista la gran rejilla de ventilación lateral. Más hacia el centro está el conector de alimentación de la unidad y un puerto USB 3.0.

En el lateral izquierdo, otra vez vemos una abertura de ventilación, acompañada de un puerto HDMI, un USB 3.0 y dos puertos mini Displayport.

Me gusta que el fabricante haya decidido dar tantas opciones de conectividad para conectar el ST-PRO a un monitor externo, la verdad.

En el frontal del portátil es donde se encuentran las luces de actividad del portátil, en su parte inferior izquierda.

Finalmente, en la parte derecha es donde encontraremos los conectores de audio, un lector de tarjetas micro SD, otro de tarjetas SD, dos USB tipo C y un puerto Gigabit Ethernet.

Desde luego el aspecto I/O del portátil está bastante cuidado.

Levantando la tapa podemos tener una primera vista de su teclado… y de que el modelo que me han enviado no emplea una distribución de teclado español. Tampoco es que vaya a suceder nada, porque se que los modelos que se vendan para España tienen la opción de elegir un teclado QWERTY con distribución española.

Lo que no me ha acabado de convencer es que el trackpad del portátil lo hayan situado a la izquierda. Dado que yo no soy zurdo, el trackpad lo manejo con la mano derecha, no con la izquierda. Creo que esa ubicación es un error, en mi opinión (a no ser que seas zurdo, claro). Una ubicación más central hubiera sido más adecuada.

El teclado tiene las teclas retroiluminadas cuando el portátil está encendido.

En general, mi primera impresión de este ST-PRO ha sido bastante positiva en el aspecto físico. Pero ahora cuando lo testee es cuando se va a ver si su precio está justificado o no.

TESTEO

Quiero comenzar este apartado que solo he podido tener tres días este portátil (de Viernes a Lunes por la mañana) así que no lo he podido emplear para hacer pruebas de juegos. Sí, sí, ya se que es irónico que un portátil para juegos no lo haya podido probar jugando, pero sí le he pasado un buen montón de tests sintéticos, cuyos resultados vais a ver ahora mismo.

Comenzaré por el famoso programa CPU-Z.

Como sabéis, el CPU-Z incluye un pequeño test de rendiento, que no he tardado en pasarle, con este resultado.

La verdad es que, comparado con la versión de escritorio el Core i7 7700HQ no sale mal parado en absoluto.

¿Qué nos dice AIDA64 sobre el rendimiento de la memoria y la caché?

Veamos ahora los resultados en Cinebench R15.

Los resultados no están nada mal, en realidad. De hecho, esos resultados son ligeramente superiores a los de mi Core i7 2600 a 3,8 GHz. Sí, ya se que tiene poco sentido comparar el procesador con uno tan antiguo, pero es lo que tengo para poder comparar. Y sale bastante bien parado en la comparación.

Le toca ahora al disco duro SSD que lleva el Thunderobot ST-PRO. Para ello he usado CrystalDisk Mark y ATTO.

Está claro que el modelo que ha empleado Thunderobot para su portátil no tiene su punto fuerte en la velocidad de escritura. El modelo en cuestión que emplean es un LiteOn CV5-8Q512 de 512 GB de capacidad. Si consultamos los datos del fabricante de este dispositivo, curiosamente, las velocidades de escritura son de 450 MB/s, así que no entiendo el por qué del resultado del test.

Veamos ahora el rendimiento de la tarjeta gráfica que equipa. Recordad que se trata de una Nvidia Geforce GTX 1060 de 6 GB. Para ello he usado dos tests: Unigine Superposition y 3DMark Firestrike.

La captura del programa de Unigine es quizás la más explicativa de las dos, y muestra que la gráfica que equipa este portátil es muy capaz a la hora de mover juegos. Al menos, en teoría, claro.

Así que, ya sabiendo ésto, es quizás el momento de conocer la puntuación que nos da el PCMark.

Y con todo ésto, creo que nos podemos hacer una idea bastante buena del rendimiento que tendría este portátil si lo empleamos en juegos.

A destacar también que las temperaturas que he obtenido con el portátil no han sido malas para ser un portátil, precisamente. Y si bien es cierto que durante el testeo las temperaturas del procesador han llegado hasta los 84 ºC, esas no son las habituales cuando se está empleando éste en tareas más normales, en cuyo caso oscilan los 45 ºC con una temperatura ambiente de 22 ºC. Eso sí, con el equipo a plena carga, el ventilador de éste se oye con bastante claridad, aunque con el equipo en reposo el ventilador del disipador es tan solo un murmullo de fondo.

CONCLUSIÓN

Aunque yo siempre he pensado que, si quieres jugar cómprate un ordenador de sobremesa, soy consciente que no todo el mundo puede tener espacio en su casa para un sobremesa de buenas características para jugar. O bien se necesita movilidad por trabajo. En ambas circunstancias, el Thunderobot será un equipo DTR que dará perfectamente la talla. En realidad, no puedo ponerle ninguna falla al modelo que he analizado. Más que nada, porque cumple perfectamente todo lo que anuncia. Es potente, ágil, rápido y, sobre todo, se defiende bien con los juegos.

Sin embargo, mi mayor queja con este portátil es el escaso espacio disponible para el almacenamiento. Con los ejecutables de los juegos que nos solemos descargar pesando muchos de ellos varias decenas de GB, 512 GB se nos va a quedar cortos bastante rápidos. Y no tengo constancia de que el portátil permita la instalación de más unidades de almacenamiento. Eso significa que deberemos recurrir al uso de discos duros externos para guardar archivos.

He visto el precio de este portátil que sería de 1.800 € en varias tiendas on line, que lo situaría bastante en la línea de otros portátiles similares de marcas como MSI o Gigabyte.

Pros:

  • Excelente calidad de terminación
  • Teclado retroiluminado
  • Muy potente
  • Muy bueno para jugar con él
  • Casi insonoro en el escritorio
  • Dimensiones manejables a la hora de transportarlo

Contras:

  • Solo una unidad de almacenamiento de 512 GB
  • Sonoro a plena carga

En general, el Thunderobot ST-PRO la verdad es que me ha gustado mucho como portátil gaming, y por eso creo que se merece:

Compártelo. ¡Gracias!