Chuwi AeroBook, review: ultrabook de 13.3 pulgadas muy delgado y excelente precio

Aunque no es una marca que podemos encontrar en cualquier tienda, Chuwi es uno de los fabricantes chinos de ordenadores portátiles, tablets y convertibles que mejores productos en calidad/precio nos suele ofrecer, tanto en hardware como en estética de sus productos, una estética cuidada que, en el caso de los portátiles, tira a imitar al MacBook Air, pero por la tercera parte del precio. En esta ocasión vamos a analizar el Chuwi AeroBook, uno de los último portátiles ultradelgados de este fabricante, un portátil que sin duda dará mucha guerra.

Antes de empezar con la review queremos indicar que, a diferencia de otros portátiles similares o convertibles 2 en 1, el Chuwi AeroBook es un portátil real con un procesador Intel Core, sus 8 GB de memoria RAM y su SSD de 256 GB de almacenamiento. Además, este portátil viene con una licencia OEM de Windows 10 preactivada, por lo que se trata de un portátil real (no una tablet encubierta) que nos ofrecerá un rendimiento suficiente para uso ofimático vayamos donde vayamos.

Índice

Características y especificaciones técnicas del portátil Chuwi AeroBook

Desde luego si estamos buscando un ordenador gaming para jugar esta no es la mejor opción que podemos elegir. El portátil Chuwi AeroBook es un portátil que cuenta con un hardware relativamente modesto con el fin de poder alargar todo lo posible la duración de la batería, además de poder ofrecer un portátil lo más delgado posible sin que eso implique tener altas temperaturas.

Este portátil ultradelgado monta en su interior un procesador Intel Core M3 6Y30 de 14nm, un procesador de 2 cores/4 threads que funciona a una frecuencia turbo de 2.2 GHz. Además, este procesador cuenta con una GPU integrada Intel HD Graphics 515 que podrá mover sin ningún problema su excelente pantalla de 13.3 pulgadas con panel IPS y resolución de 1920×1080.

Junto al procesador, debemos destacar sus 8 GB de memoria RAM DDR3, así como su SSD M.2 de 128 GB o 256 GB, dependiendo del modelo que hayamos comprado. En nuestro caso, las pruebas las vamos a realizar sobre el modelo de 256 GB. Sobre posibilidades de expansión, este portátil nos permite introducir una tarjeta micro-SD de hasta 128 GB e incluso un disco duro M.2 de hasta 1 TB.

La batería del portátil es de 7.6V / 38Wh y nos ofrece una duración de entre 7 y 8 horas, dependiendo del uso y la configuración de energía de Windows. El cargador es de 100-240V y 12V 2A.

Respecto a la conectividad, este portátil viene con Bluetooth y con Wi-Fi. En cuanto al Wi-Fi, estamos ante un chip que nos permitirá conectarnos en las bandas de 2.4 GHz y 5 GHz, a través del protocolo 802.11ac/b/g/n. También podemos destacar dos puertos USB 3.0, salida para auriculares, salida de vídeo Micro-HDMI y un puerto USB-C.

Un aspecto que además nos ha gustado mucho es que el teclado del Chuwi AeroBook está retroiluminado.

Las dimensiones totales del portátil son de 308.5 mm de largo, 209 mm de ancho y 15.2 mm de grosor. El peso total, sin ningún cable ni accesorio, es de 1.26 Kg.

Specs Chuwi AeroBook

Unboxing, análisis y primeras impresiones del portátil Chuwi AeroBook

El portátil Chuwi AeroBook viene en una caja de cartón muy sencilla pero resistente y perfecta para proteger este dispositivo. En la parte superior de la caja podremos ver el logo de Chuwi, mientras que en el lateral veremos una pegatina con la capacidad de SSD y de RAM, el hardware y el sistema operativo preinstalado en el equipo.

Abrimos la caja y lo primero que nos encontraremos será con un compartimento dentro del cual nos encontraremos con el transformador y el cable de corriente para conectar el portátil a la luz.

En la espuma que protege al portátil vamos a encontrarnos con una pequeña carpeta con la garantía y los certificados de calidad.

Sacamos el portátil de la espuma y de su funda (una funda para protegerlo de arañazos y posibles golpes) y ya podemos tener la primera toma de contacto con él. Este portátil es muy ligero y, además, muy delgado, pudiendo ser considerado un ultrabook. La carcasa del portátil, toda ella de aluminio, es de color oscuro y con un diseño muy simple, solo pudiendo ver el logo de Chuwi en la parte superior.

En la parte inferior encontraremos las 4 patas de goma del portátil, además de una carcasa tras la cual se esconde el SSD M.2.

Abrimos el portátil y desde el primer momento podemos apreciar que, aunque estamos ante una marca china que queda fuera de las clásicas, el diseño del portátil ha sido cuidado hasta lo más mínimo. Podemos ver la pantalla del portátil de sus 13.3 pulgadas (una pantalla además con unos bordes muy reducidos) en la parte superior, y el teclado y trackpad en la parte inferior.

El teclado (que por desgracia está en formato ANSI, no ISO, y tampoco tiene Ñ) ocupa todo lo ancho de la parte inferior, aunque deja bastante hueco para el trackpad, un trackpad bastante grande y cómodo de usar. El botón de encendido del portátil se encuentra en la parte superior derecha de la pantalla, y en las teclas F tendremos los distintos atajos rápidos de los portátiles.

Los acabados redondeados del portátil son sobresalientes, y la pantalla realmente delgada. En la parte superior de la pantalla, además, encontraremos una pequeña webcam para hacer videoconferencias.

Chuwi AeroBook - Review 24

Como Windows viene preinstalado en el portátil, nada más encenderlo tendremos directamente el asistente de configuración inicial. Nos ha sorprendido que el Windows que viene instalado sea un Windows puro, sin bloatware, lo que es de agradecer.

Tras la rápida configuración ya tendremos el portátil listo para funcionar. Windows 10 (que por cierto viene actualizado a April 2018 Update, una buena versión) arranca y funciona de forma muy fluida. La iluminación de las teclas es, sin duda, un plus digno de la gama alta de portátiles y ultrabooks que no encontramos ni de lejos en todos los modelos.

Pruebas de rendimiento del portátil Chuwi AeroBook

Como hemos dicho, el Chuwi AeroBook viene con Windows 10 April 2018 Update (versión 1803) instalado por defecto. Puesto que October 2018 Update da muchos problemas, y May 2019 Update acaba de salir y aún no es compatible con algún hardware, hemos decidido actualizar April 2018 Update con los últimos parches de seguridad y acumulativos y utilizar esa versión para las pruebas.

Con Windows recién instalado, y sin instalar más software que pueda afectar al rendimiento del PC, lo primero que vamos a ver es la información detallada del procesador, la memoria y la GPU utilizando las dos conocidas aplicaciones CPU-Z y GPU-Z.

Chuwi AeroBook - Review Benchmarks 8

A continuación vamos a poder a prueba el rendimiento del SSD M.2 que monta por defecto este portátil utilizando la herramienta CrystalDiskMark. Aunque no es una de las marcas más conocidas, ni una de las mejores, el rendimiento que obtenemos es más que aceptable, similar a casi el de cualquier SSD, con más de 550 MB/s de lectura y más de 465 MB/s de escritura. Unos valores muy buenos. Además, en ningún momento hemos visto que la temperatura aumentase más que unos grados mientras hacíamos el benchmark, algo de agradecer.

Chuwi AeroBook - Review Benchmarks 7

Para medir el rendimiento bruto de esta CPU hemos decidido utilizar las dos aplicaciones que usamos en otras ocasiones: SuperPi, para calcular decimales del número Pi, y wPrime, para calcular números primos. Los resultados que hemos obtenido en ambas pruebas podéis verlos a continuación.

En el siguiente paso hemos usado la herramienta AIDA64 para hacer un benchmark a la memoria y a la caché del ordenador, pudiendo ver fácilmente la velocidad de lectura, escritura y acceso de este portátil.

También hemos realizado otro tipo de pruebas de rendimiento utilizando las propias herramientas de AIDA64, para analizar con detalle las velocidades de la memoria RAM y compararla con las de otros ordenadores y otros elementos de hardware diferentes.

Además hemos decidido hacer una prueba de stress al ordenador para comprobar a ver qué temperatura es capaz de alcanzar y, además, si el procesador tiene Throttling. Como podemos ver, la temperatura del SSD en ningún momento ha variado un solo grado, mientras que la CPU, a pleno rendimiento, se ha mantenido muy bien a 75 grados. Unos valores excelentes.

La siguiente aplicación que vamos a utilizar para las pruebas de rendimiento de este ordenador portátil es PCMark10. Este software sirve para medir el rendimiento del equipo al realizar diferentes tareas, desde ofimáticas como abrir documentos, navegar por Internet o abrir archivos, hasta tareas avanzadas como la edición de vídeo.

Como podemos ver, este software nos devuelve una puntuación de 2059 puntos, algo baja pero más que aceptable si tenemos en cuenta el equipo que estamos utilizando: un ultrabook económico.

Por último, aunque no se trata de un portátil gaming, hemos querido hacer algunas pruebas de rendimiento para videojuegos utilizando 3DMark y los tests Cloud Gate y Sky Diver. Aunque las notas no son nada buenas, si tenemos en cuenta que estamos ante una iGPU de Intel la verdad es que los valores entran dentro de lo esperado. No podremos jugar con este ordenador, pero eso no significa que vaya a funcionar mal si abrimos algún juego antiguo y poco exigente.

Opinión personal del portátil Chuwi AeroBook

Está claro que hay vida más allá de las típicas marcas conocidas que podemos encontrar en cualquier tienda, y dentro de estas alternativas Chuwi es, sin duda, una de las más interesantes que podemos encontrar en el mercado.

Obviamente no es un ordenador para jugar, está claro, pero debemos tener en cuenta que estamos ante un ultrabook con una potencia suficiente para trabajar y ver contenido multimedia (por ejemplo, en Netflix) por menos de 450 euros, un hardware formado por un procesador moderno de Intel, 8 GB de memoria RAM, 256 GB de SSD M.2 y una pantalla de 13.3 pulgadas y panel IPS con una calidad sobresaliente.

Si estamos buscando un portátil con potencia aceptable, pequeño y ligero, sin duda es una excelente opción. Por el contrario, si estamos buscando un ordenador para jugar o realizar tareas muy pesadas (como editar vídeo), entonces se nos quedará corto.

Después de probar este portátil a fondo solo hemos encontrado un inconveniente: el teclado. La distribución de este teclado es distribución ANSI sin Ñ y con algunos símbolos cambiados respecto a los teclados que podemos usar en el día a día. Nada que no se arregle con unas pegatinas pero que puede ser molesto para algunos usuarios. Hacerse al teclado puede ser un poco complicado también y seguramente los primeros días pulsaremos otras teclas diferentes a las que queremos pulsar, pero esto suele pasar siempre que utilizamos un teclado nuevo.

Podemos comprar el Chuwi Aerobook en Aliexpress, con envío desde España. Además, unas excelentes pegatinas a este teclado (o cualquier otro en ANSI USA) desde Amazon.

Pros:

  • Portátil con Windows y CPU Intel Core muy pequeño y ligero.
  • No tiene problemas de temperatura a plena carga ni CPU Throttling.
  • Pantalla de muy alta calidad.
  • Ultrasilencioso.
  • Teclado retroiluminado.

Contras:

  • Potencia de procesador muy justa.
  • Hardware algo antiguo (memoria DDR 3, procesador Sky Lake, etc)
  • Teclado ANSI sin Ñ.

Por todo ello, hemos decidido dar al ultrabook Chuwi Aerobook nuestro galardón de oro, destacando además su excelente diseño.

Puntuación Chuwi AeroBook

Compártelo. ¡Gracias!