Corsair HX850

Hace poco tiempo que Corsair ha renovado una de sus familias de fuentes de alimentación más icónicas, la HX. En éstas robustas fuentes de alimentación ahora ha incorporado certificación de eficiencia 80 Plus Platinum (frente a la 80 Plus Gold de las antiguas), cableado totalmente modular (la versión anterior era solo semi modular), ventilador híbrido y una puesta al día de los componentes internos, gracias a los cuales el fabricante ofrece la friolera de 10 años de garantía. En el día de hoy os presentamos nuestro análisis del modelo Corsair HX850, uno de los modelos intermedios de la familia que abarca potencias de entre 750 y 1200 vatios.

Ya lo sabéis; una fuente de Corsair es hoy en día sinónimo de calidad y de buenos componentes -ya que no en vano dan 10 años de garantía, que casi ningún fabricante lo hace porque hay que estar muy seguro de la buena calidad para dar algo así-, por lo que aunque sean fuentes bastante caras en comparación con otras opciones del mercado, podemos estar seguros de que estamos adquiriendo un producto de buena calidad que nos va a durar mucho tiempo (y si no, para eso está la garantía). Como siempre decimos, la fuente de alimentación es el corazón del ordenador, lo que le da energía a todos los demás componentes y que por lo tanto dependen de ella, así que es sin duda el componente en el que menos hay que escatimar del equipo.

Ésta es la tercera renovación que Corsair le mete a la familia de fuentes HX; nació en 2009 ya con certificación 80 Plus Gold para renovarse tres años más tarde, en 2012, con la misma certificación pero cableado semi modular, mejor regulación de voltaje (cambiaron de OEM a CWT) y compatibilidad con, sin ir más lejos, los estados de bajo consumo de los procesadores Intel Haswell. Ahora nos llega otros cinco años más tarde la tercera revisión de la familia que supone además la más grande de todas, pues mejoran su eficiencia a 80 Plus Platinum, cambian el cableado a totalmente modular, y vuelven a mejorar los componentes internos dotando al dispositivo de, entre otras cosas, condensadores japoneses preparados para soportar hasta 105ºC de temperatura.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Poco hay aquí que no hayamos explicado más, salvo por la enumeración de conectores, así que vamos a ver las tablas que son las que nos van a dar la información que de verdad nos interesa más.

Con ésta HX850 de Corsair podremos dar servicio sin ningún tipo de problema a tarjetas gráficas de alta gama gracias a que es capaz de proporcionar hasta 70,8 A de intensidad en el raíl de +12V cuando la hacemos funcionar en el modo de un solo raíl, mientras que si la ponemos en el modo multi raíl, tendrá hasta siete de éstos con hasta 40 amperios cada uno. No es una fuente de alimentación digital, pero para cambiar entre el modo multi y mono raíl Corsair ha instalado un sencillo interruptor en la zona de los conectores como veremos un poco más adelante.

ANÁLISIS EXTERNO

Como es habitual, Corsair ha empleado el mismo embalaje que en casi todas las demás fuentes de alimentación de su catálogo, con una cubierta de cartón blando y una caja de cartón más duro en el interior. En la parte frontal de éste caso, tenemos una imagen a tres cuartos de la fuente que nos permite ver los conectores 100% modulares entre otras cosas, además de un resumen en la zona inferior de sus principales características.

En la cara posterior tenemos lo mismo de siempre: descripción de sus principales bondades acompañado de un pequeño croquis de la fuente, tabla de potencias y un par de gráficos, uno de eficiencia y otro de nivel de ruido del ventilador que, como comentábamos en la introducción, es híbrido (solo entrará en funcionamiento a partir de cierto consumo).

Lo que encontramos en los laterales también es lo habitual: sus características principales y la enumeración de los conectores, suficientes para cualquier sistema de gama alta.

En el interior la habitual caja de cartón duro de color neutro con el logo del fabricante.

Lo primero que nos topamos es con los habituales panfletos informativos. Corsair, junto con Silverstone, es el fabricante que más información da sobre sus fuentes de alimentación.

También se incluyen unas cuantas bridas de plástico, tornillos para instalar la fuente en la caja del equipo, y una plaquita con adhesivo con el logo de Corsair.

Así mismo, Corsair siempre incluye el cable de corriente con sus fuentes.

Los cables modulares vienen en una bolsa de plástico con velcro.

Aquí los tenéis. Como podéis comprobar no todos son planos: los cables ATX, EPS y PCI-Express tienen un mallado de hilo de nailon, pero no son planos. A cambio, Corsair les ha instalado filtros de línea para asegurar que la corriente que circula por ellos está totalmente libre de ruido eléctrico.

A estas alturas ya hemos analizado muchas fuentes de éste fabricante, así que simplemente os vamos a enseñar los conectores sin entrar en detalle. Aquí los tenéis:

Vamos ahora sí con la fuente de alimentación. Como siempre, viene en una bolsa de terciopelo negro.

Aquí la tenéis.

En la zona inferior, una rejilla metálica de color negro protege el ventilador de 135 mm que refrigera los componentes internos de la fuente.

En la parte superior tenemos la habitual pegatina con la tabla de potencias y las certificaciones del dispositivo.

Los laterales están adornados con un identificativo del modelo.

En la cara interior, los conectores modulares acompañados del interruptor que nos permitirá seleccionar si queremos el modo de un solo raíl o el multiraíl. Si tenéis dudas de qué es mejor os recordamos que hace un tiempo hicimos un artículo sobre ello.

En la cara exterior encontramos el conector del cable de corriente y el interruptor de encendido y apagado sobre una rejilla con perforaciones con forma de panal de abeja. Una etiqueta, como siempre, nos avisa de que el ventilador es híbrido para que no nos asustemos si la ponemos en marcha y no gira.

Vista la fuente, es la hora de destriparla para ver su interior.

ANÁLISIS INTERNO

Retiramos la cubierta superior y accedemos directamente al interior.

Aquí tenéis el ventilador, un Corsair NR135P de 135 mm que el fabricante utiliza en casi todas sus fuentes de alimentación. Es híbrido y bastante silencioso incluso a plena carga.

Así es como se ve el interior de ésta HX850.

Comenzamos con la entrada de línea con dos condensadores Y que hacen las veces de filtro. Las soldaduras como en todas las fuentes de CWT son impecables.

Una bobina bien protegida bordea los los transistores PFC con su correspondiente disipador metálico, justo al lado de una sisterboard, curioso porque como decíamos la fuente no es digital.

Aquí tenéis una vista de los dos main switches, en éste caso dos G20N50C.

Aquí tenéis la sisterboard. Es una Corsair MCU Card, a la cual se conecta el ventilador. Cuenta con un IC de protección WT7502.

La pareja de condensadores X de rigor.

El transformador.

Otra bobina que regula la salida +12V.

Para terminar, mirad qué buena es la soldadura del panel de conexiones.

TESTEO

Como de costumbre, antes de conectar la fuente de alimentación a ningún aparato hemos utilizado un tester para comprobar que los voltajes están en su justa medida y así evitar dañar algún componente por si la fuente nos ha venido mal de fábrica, que aunque todas son probadas antes de embalar podría suceder.

Todo correcto, así que vamos al lío. Para éste análisis lamentablemente no disponemos del generador de carga habitual -se ha estropeado el transformador AC/DC y es irreparable- así que tenemos que hacerlo a la vieja usanza: conectándolo a nuestro equipo. Es el Core i5-6600K a 4.2 GHz habitual, con una GeForce GTX 1080 Ti en éste caso.

Para el testeo, hemos utilizado OCCT en su última versión para someter a carga a la fuente. Éstas gráficas muestran el resultado de los principales raíles.

Como podéis ver son extremadamente estables, algo que corrobora Aida64.

Entrada / salida / eficiencia

La siguiente tabla muestra los datos que hemos recogido apoyándonos en la prueba oficial 80 Plus de Ecovag. El valor Input muestra los vatios de potencia que le entran a la fuente de alimentación desde la toma de corriente, y el valor Output muestra lo que la fuente de alimentación entrega al equipo, quedando la eficiencia reflejada a la derecha del todo. También podéis ver en la misma tabla los valores medidos en los raíles de +12, -12, +3.3, +5 y 5Vsb.

En el peor de los casos (al 10% de carga) la fuente presenta más de un 86% de eficiencia, superando el 92% en una situación normal de uso (al 50%). Ésto se ve representado en la siguiente gráfica.

Hablando de la potencia que entra y la que sale, mediante la que se calcula la eficiencia, la siguiente gráfica muestra la diferencia entre unos y otros valores.

CONCLUSIÓN

La Corsair HX850 con certificación 80 Plus Platinum tiene un precio en tiendas de España de 168 euros; es una fuente cara, tal y como decíamos al principio de éste análisis, pero desde luego merece la pena si no queremos arriesgarnos ni lo más mínimo en cuanto a calidad. Es una fuente preparada para cualquier sistema de gama alta, incluyendo configuraciones SLI / CrossFire de varias tarjetas gráficas de alta gama, y desde luego la inversión merece y mucho la pena, pues a ésto hay que sumarle el cableado 100% modular, el ventilador híbrido y, por supuesto, los 10 años de garantía que no son poca cosa.

PROS:

  • 850 vatios de potencia limpia y estable.
  • Eficiencia 80 Plus Platinum.
  • Conectores de sobra para cualquier sistema de alta gama.
  • Interruptor para cambiar entre mono raíl y multiraíl.
  • Excelente distribución interna y trabajo de soldadura.
  • Totalmente modular, con filtros adicionales en los cables.
  • Todas las protecciones.

CONTRAS:

  • Es cara (168 euros).

Por todo ello, ésta Corsair HX850 de tercera generación se lleva nuestro galardón de Oro y nuestra recomendación por su excelente rendimiento.

Compártelo. ¡Gracias!