Titan Hati


El disipador para el procesador es un componente esencial para cualquier sistema. Los fabricantes de procesadores tratan de que sus productos tengan la máxima potencia con el menor consumo, y por lo tanto con menor generación de calor. Sin embargo, todo sistema que se precie, necesita mantener el procesador a una buena temperatura para que éste rinda como debe y que no se estropee.

Hoy Titan nos da la oportunidad de presentaros el análisis del Titan Hati (TTC-NC15TZ/KU(RB)), un disipador más liviano y pequeño de lo habitual en los disipadores de tipo torre, pero que gracias a sus 3 Heatpipes de alto rendimiento es capaz de disipar hasta 160W de calor.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la web del fabricante.

Disipador:

– 3 Heatpipes de cobre de 8mm de grosor con tecnología Direct Touch.
– DimensioneS: 130x79x160 mm.
– Compatibilidad: Intel LGA1366, 1156, 1155 y 775. AMD AM3, AM2+, AM2, K8.
– Peso: 604 g.
– Aletas de aluminio de alto rendimiento de 48mm de profundidad.

Ventilador (Titan Kukri):

– Dimensiones: 120x120x25 mm.
– Velocidad: 800-2200 RPM.
– Caudal del aire: 24.23-66.62 CFM.
– Ruido: 15-35 dBA.
– Tipo de rodamiento: Eje Z.
– Consumo: 3.84 W.
– Función PWM (velocidad controlada automáticamente según temperatura).
– Sujeciones de goma antivibraciones.

Como es habitual en Titan, el disipador es compatible con todos los sockets del mercado actual, incluyendo los nuevos sockets 1155 para Intel Sandy Bridge. Esto, aunado a su reducido tamaño, hacen del Titan Hati apto para prácticamente todos los sistemas actuales.

ANÁLISIS EXTERNO.

El Titan Hati viene embalado en una caja de cartón duro para evitar que cualquier golpe o caída dañe el disipador que se encuentra en su interior. En la cara frontal podemos ver una imagen a escala del disipador con el ventilador Titan Kukri montado, así como sus características principales. Destaca el fondo blanco con un paisaje helado en la parte superior.

Por la parte trasera encontramos las características técnicas del disipador en 8 idiomas diferentes.

En uno de sus laterales encontramos todos los procesadores y sockets compatibles, y podemos ver que la lista es inmensa.

Por el lateral contrario, encontramos 3 fotografías de sus principales características: Accesorios antivibración para el ventilador, ventilador silencioso, y 3 heatpipes de 8mm con tecnología HDT (heatpipe direct touch).

Una vez abierta la caja, encontramos el interior dividido en 3 secciones o pequeñas cajas: una para el ventilador, otra para el disipador, y otra para los accesorios de montaje.

Veamos primero el interior de la caja de accesorios. Aquí podemos ver el backplate multisocket, que con solo darle la vuelta tendremos los agujeros predestinados para sockets Intel o AMD.

Este backplate es específico para sockets 775 de Intel.

En la siguiente imagen encontramos el accesorios que servirá para anclar el disipador al backplate.

También se incluye una pequeña jeringuilla de pasta térmica de alta calidad Titan Royal Grease.

En esta bolsita de plástico vemos los accesorios antivibraciones que utilizaremos para anclar el ventilador al disipador. Se incluyen 8 en total, por si queremos anclar un segundo ventilador por la cara opuesta del disipador.

También se incluye un cable adaptador por si queremos conectar el ventilador PWM (4 pines) a un conector de 3 pines.

Por último, encontramos numerosas bolsitas de plástico que contienen los tornillos y arandelas necesarias para el montaje del disipador. Las bolsas vienen correctamente etiquetadas según el socket a utilizar. Las que no vienen con etiqueta es porque son comunes a todos los sockets.

Como no podía ser de otra manera, se incluye un manual de instrucciones con indicaciones detalladas para el montaje en los diferentes sockets para los que este disipador es compatible.

Pasemos ahora a ver más de cerca el ventilador. Se trata de un Titan Kukri de 120mm, con 9 aspas con forma de cuchilla, capaz de generar un flujo de aire de 66.62 CFM a 2200 rpm.

Cuenta con un conector de 4 pines PWM, que permitirá que la velocidad de rotación del ventilador sea controlada por la placa base en función de la temperatura del procesador. El cable viene mallado para protegerlo de posibles roces y de la temperatura de los componentes cercanos.

Veamos ahora el disipador en sí. Cuenta con 55 láminas de aluminio con forma de sierra, separadas entre sí 0.8mm.

En esta vista lateral podemos ver que están unidas las láminas, para canalizar mejor el flujo de aire que empuja el ventilador a través de ellas. Las láminas se encuentran fijadas a las heatpipes por medio de hendiduras en estas, haciendo que encajen a la perfección a pesar de no estar soldadas.

En la vista superior llama la atención que Titan ha decidido cerrar las 3 heatpipes con unas especies de tuercas, para evitar que los extremos sean dañados por golpes. Además provee al disipador un aspecto más sólido. Observamos el logo de Titan, que está estampado en todas y cada una de las láminas de aluminio.

Aquí podemos ver en detalle las seis tuercas en disposición paralela. En esta foto además podemos ver el hueco que Titan ha dejado para instalar los anclajes de goma antivibraciones para sujetar el ventilador al disipador.

La parte de abajo del disipador presenta los 3 heatpipes aplastados para maximizar la superficie de contacto con el disipador. Titan ha incluído la típica pegatina protectora, con su correspondiente advertencia para que la retiremos antes de instalar el disipador.

Con la pegatina retirada podemos ver que, a diferencia del Titan Fenrir EVO, Titan ha tenido especial cuidado en dejar la superficie lo más plana posible para maximizar el contacto de las heatpipes con el procesador.

Aquí vemos que aunque la superficie de contacto no tiene efecto espejo, se le asemeja mucho, ya que la superficie de contacto ha quedado impoluta, por lo que los 3 heatpipes tocarán directamente al procesador, maximizando la eficacia del disipador.

Y una vez dadas las pertinentes explicaciones técnicas y el análisis externo, vamos a montarlo en nuestro sistema de pruebas a ver qué tal se comporta.

MONTAJE.

Al igual que me sucedió con el Titan Fenrir EVO, el Titan Hati ha sido extremadamente sencillo de montar. De hecho, el sistema de montaje es exactamente el mismo.

En esta ocasión montaremos el Titan Hati en una plataforma AM3, el socket que a priori presenta más pegas dado que solo permite una posición de montaje.

El primer paso es retirar el backplate y el sistema de anclaje que viene por defecto en las placas de AMD. Esto lo haremos simplemente quitándole los 4 tornillos que trae consigo y retirando las dos partes que quedan.

El siguiente paso es s determinar qué posición debe llevar el backplate en nuestra placa, ya que el mismo backplate nos sirve para sockets LGA1156 si le damos la vuelta.

Una vez que ya sabemos en qué posición va colocado el backplate, vamos a asegurarnos de qué agujeros son los que coinciden con nuestra placa base de socket AM3, y procederemos a insertar los tornillos correspondientes.

Una vez hecho esto hay que dar la vuelta a la placa, y es fácil que los tornillos se nos caigan. Para que esto no suceda, yo suelo colocar unos trocitos de cinta aislante para asegurarme de que no se caen y no se mueven.

Hecho esto procedemos a dar la vuelta a la placa base. Ahora vemos que cada tornillo asoma por su correspondiente agujero. Le colocamos sus correspondientes arandelas, que servirán para no dañar la placa base cuando apretemos los tornillos.

El siguiente paso es colocar las piezas que fijarán el soporte a la placa base. Gracias a la cinta aislante que colocamos anteriormente, es muy sencillo colocarlos y apretarlos lo justo para que podamos dar la vuelta cómodamente a la placa base, retirar la cinta aislante, y apretarlos bien.

Después hay que utilizar la pasta térmica en el procesador. Para que el análisis sea más fidedigno, vamos a utilizar pasta térmica Artic Cooling Ceramique, cuya calidad ya está verificada.

Acto seguido, colocaremos el accesorio de anclaje en el disipador, de manera que coincidan las muescas que tiene en el centro con los raíles que tiene el disipador.

Después colocaremos el disipador sobre el procesador, de manera que los agujeros de la pieza de anclaje coincidan sobre los tornillos que colocamos anteriormente.

Por último, solo queda poner los tornillos para fijar completamente el disipador. Dichos tornillos son aptos para ser apretados con la mano, sin necesidad de herramientas.

En detalle.

En la siguiente imagen podemos ver la manera en la que el accesorio de anclaje ha coincidido perfectamente con los raíles que tiene el disipador para tal efecto.

Así queda montado el disipador “desnudo” sobre la placa base. Como vemos, no es excesivamente grande para tratarse de un disipador de tipo torre.

Con el disipador ya perfectamente anclado a la placa base, solo queda instalar el ventilador o los ventiladores con los accesorios antivibraciones que Titan provee con el conjunto.

Lo primero, es en cajar las piezas antivibraciones en el disipador. Como comentamos anteriormente, éste trae una especie de raíles sobre los que las piezas entran a la perfección.

Cuando ya tenemos las 4 piezas fijadas, solo hay que encajar el ventilador sobre ellas, y conectarlo a la placa base.

Aquí vemos en detalle que el ventilador no llega a tocar nunca directamente al disipador gracias a los accesorios antivibraciones, por lo que siempre estará “suspendido” en el aire, minimizando al máximo las vibraciones emitidas, y por consiguiente reduciendo el ruido.

En esta ocasión, Titan ha tenido a bien enviarnos un segundo ventilador Titan Kukri aparte para poder tener la oportunidad de analizar este disipador con uno y con dos ventiladores.

El Titan Kukri viene embalado en una caja de cartón rígido. Por delante podemos ver una foto a escala del ventilador, así como el ventilador en sí mismo por una pequeña ventana. Destaca que indiquen que se trate de un ventilador de 12cm, además de traer consigo el ya mencionado kit antivibraciones.

Por la parte trasera, podemos ver las características técnicas del ventilador.

Es peculiar que este ventilador traiga consigo otro juego de 4 anclajes de goma antivibraciones, pero éstos son específicos para que instalemos el Titan Kukri en la caja del PC en lugar de en el disipador, por lo que para este análisis utilizaremos los anclajes que vienen con el disipador (recordad que venían 8 en lugar de solo 4).

El ventilador es exactamente igual que el que vino con el Titan Hati, por lo que la instalación del mismo es igual de sencilla. Así queda todo el complejo montado con los dos ventiladores.

En esta vista desde arriba podemos ver que el conjunto sobresale un poco de la placa base, por lo que podríamos tener problemas con cajas de ordenador con poco espacio por la parte de arriba. Esto no sucedería con plataformas Intel, en las que los ventiladores irían orientados 90º con respecto a la plataforma AMD que estamos utilizando en este análisis.

En la siguiente imagen vemos el segundo gran problema que presenta este Titan Hati, y es que con memorias RAM con disipadores de altura media como estos G.Skill Ripjaws el disipador no cabe. Si montamos antes las memorias que el disipador entra muy forzado, pero este no es un montaje recomendable dado que no podríamos sacar las memorias sin quitar el disipador, y además el calor del disipador se transmitiría a las memorias y viceversa. Por ello, el Titan Hati nos limita el uso de memorias RAM a las que tengan disipadores de perfil bajo únicamente.

Después del sencillo montaje, es hora de comprobar si este disipador cumple con lo que promete. Vamos a someterle a nuestro banco de pruebas.

TESTEO.

El equipo utilizado en las pruebas de rendimiento térmico es el siguiente:

AMD Phenom II X4 955 Black Edition.
Gigabyte GA890GPA-UD3H.
G.Skill Ripjaws 1600Mhz CL7.
XFX Radeon HD6870.
Cooler Master Silent Pro Gold 700W.
Cooler Master Storm Scout.
G.Skill Phoenix Pro SSD 60Gb.
Seagate 7200.12 500Gb.

El procesador ha sido sometido a pruebas de estrés pasando durante 1 hora Prime95 x64 y se ha utilizado la temperatura del núcleo que más se calienta de los 4 que tiene el procesador. Las temperaturas se han obtenido utilizando RealTemp y HWMonitor Pro.

El procesador se ha probado a las siguientes velocidades y voltajes (introducidos en la BIOS, no los reales que proporciona la placa):

Stock (3,2Ghz) con VCore en Auto.
3,6Ghz con VCore en Auto.

Durante todas las pruebas se ha mantenido una temperatura ambiente de 23ºC.

Las gráficas muestran una comparativa del Titan Hati con uno y dos ventiladores, comparado con un Scythe Mugen 2 Rev.B, un Titan Fenrir EVO y un Xigmatek Aegir, todos con pasta térmica Artic Silver Ceramique, en Idle (20 minutos sin hacer nada) y LOAD (tras 1 hora con Prime95 64 bits).

Temperaturas en Idle.

Con las temperaturas en Idle la diferencia no es demasiado grande, aunque ya podemos observar una brecha entre la temperatura que presenta el procesador con el Titan Hati con un ventilador y con dos ventiladores. Veamos qué tal se comportan a plena carga.

Temperaturas en Load.

Con el procesador a pleno rendimiento, la brecha que comentamos antes se hace más grande (4.9 grados centígrados con el procesador a 3.600 Mhz). Esto denota que el ventilador Titan Kukri no tiene suficiente presión de empuje, pero que sin embargo sí la tiene de succión, dado que al instalar el segundo ventilador absorbiendo aire y echándolo hacia fuera, la temperatura global ha mejorado una barbaridad.

En términos generales, podemos ver que el Titan Hati está a la altura de su hermano mayor, el Titan Fenrir EVO, incluso mejorando la temperatura que éste presentaba con el procesador en stock. Esto denota que la eficiencia de las tres heatpipes de 8 milímetros se hace patente. Sin embargo la temperatura con respecto al Fenrir EVO empeora con el procesador Overclockeado a 3.6Ghz. El motivo de esta diferencia radica en que probablemente la capacidad de disipación del disipador había llegado ya a su límite, y no es capaz de disipar eficientemente el calor que genera mi procesador overclockeado (a 3.600 Mhz consume unos 135-140 W).

CONCLUSIÓN.

El Titan Hati es un buen disipador, liviano y no demasiado grande. Sin embargo no lo veo adecuado para procesadores de gran consumo como es el AMD Phenom II X4 955 BE, o como lo sería un Intel core i7, ya que para que disipe el calor de manera adecuada en estos procesadores, es necesaria la instalación de un segundo ventilador, y esto hace que el conjunto sea considerablemente más grande (con posibles problemas de espacio en cajas pequeñas) y más ruidoso. Y aun así, se ha visto claramente perjudicado con el procesador Overclockeado, donde ha demostrado que el disipador había llegado a su límite de disipación, pero sin embargo el disipador cumplió su cometido.

No obstante, es un disipador más que adecuado para procesadores de consumo medio (hasta 90W de TDP) y a un precio razonable (unos 29 euros). El Titan Hati es desde luego una buena compra por el precio que tiene.

PROS:

Buen rendimiento térmico.
Montaje muy sencillo.
Posibilidad de instalar un segundo ventilador.
Precio.

CONTRAS:

El montaje en sockets de AMD solo permite una posición.
No es compatible con módulos de RAM con disipadores medios o altos.
Se ve desbordado con procesadores de TDP elevado.

Por todo esto, otorgamos muy merecidamente a el Titan Hati:

LA BENDICIÓN DEL GURÚ, CATEGORÍA DE PLATA.

Queremos dar las gracias a Titan por facilitarnos el material para la realización de este análisis.

Compártelo. ¡Gracias!