Thermaltake BigWater 760i

INTRODUCCIÓN.

De un tiempo a esta parte se están popularizando en el mercado los kits de refrigeración líquida destinados al mercado de usuarios con poca experiencia montando este tipo de sistemas pero que quieren beneficiarse de las ventajas que aportan las refrigeraciones por agua. En la gran mayoría de los casos, estos kits suelen ser relativamente baratos pero sus resultados y sonoridad suelen dejar mucho que desear, debido en gran medida a que la elección de los componentes no suele ser la correcta.

Una pregunta que se hacen muchos usuarios es: “Por qué voy a gastarme más de 100€ en una refrigeración líquida que me va a dar las mismas prestaciones que un disipador por aire??” La respuesta es”silencio”. Una buena refrigeración líquida es capaz de refrigerar tanto el procesador como el chipset y la tarjeta gráfica, eliminando esas fuentes de ruido y mejorando las temperaturas de funcionamiento del sistema tanto de los componentes individuales como del interior de la caja. Por supuesto, tanto la bomba como el ventilador del radiador son fuentes de ruido pero, escogidos adecuadamente, no serán ruidosos y permitirán que nuestro sistema sea prácticamente inaudible. Cierto que existen disipadores pasivos para muchos componentes pero presentan el problema de que todo el calor de los componentes se desprende dentro de la caja y necesitaremos tener un sistema particularmente bien ventilado para poder funcionar correctamente…. Y las temperaturas de funcionamiento de los componentes siempre serán mayores que con una refrigeración líquida, de manera que son fáciles de apreciar las ventajas que aporta este modelo de refrigeración frente al más tradicional por aire.

Los modelos anteriores de refrigeración líquida de Thermaltake eran productos tradicionales donde había que construir todo el circuito; si embargo, el modelo que hoy tenemos para análisis basa su punto fuerte en la facilidad en el montaje y en las buenas prestaciones. Veremos si al final lo que promete Thermaltake se cumple.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la web de Thermaltake:

Veamos qué nos presenta Thermaltake.

ANÁLISIS EXTERIOR.

El Thermaltake 760i se nos presenta en una caja de buen tamaño, que trae un asa de plástico muy práctica para su transporte y que tiene fotos por ambos lados y en la que se detallan las principales características del sistema.

  

Una vez que abrimos la caja vemos lo siguiente:

A la izquierda de la imagen tenemos el tubing de 3/8” y las instrucciones de instalación y mantenimiento (sí, por increible que parezca Thermaltake incluye un libro para que podamos llevar al día el mantenimiento de nuestra refrigeración líquida); a la derecha, en la caja blanca se encuentran los accesorios para el montaje. El resto de componentes se encuentran debajo de la espuma de polietileno.

Como veis en la foto, todo está perfectamente protegido para que no se produzcan daños durante el transporte. Como siempre, Thermaltake poniendo ese granito extra que la diferencia de otras marcas.

Los componentes que nos vienen en el kit son:

-Unidad de refrigeración.

-Bloque de agua.

-Placa en H para sujeción del bloque de agua a la placa base.

-Tornillos para la sujeción del bloque de agua.

-Abrazaderas de metal.

-Conectores rápidos.

-Líquido refrigerante (glicol de etileno).

-Botella para facilitar el llenado del refrigerante en la unidad.

-Tubing ultravioleta de 3/8” (bastante rígido, eso sí).

-Detallado manual de instrucciones y de mantenimiento.

Como es fácil ver, Thermaltake ha incluido absolutamente de todo para que el montaje de la 760i sea lo más sencillo posible. A destacar es el libro de instrucciones para el montaje, que sigue la línea de Thermaltake de explicarlo absolutamente paso a paso; también es destacable la inclusión de la botella para el llenado del sistema, que nos va a facilitar mucho la tarea y evitará derrames del líquido peligrosos e innecesarios. Lo que no me gusta es que Thermaltake siga empleando glicol de etileno como refrigerante, ya que es venenosos tanto para las personas como los animales.

Veamos con detalle los componentes más importantes.

EL BLOQUE DE AGUA.

El bloque de agua está fabricado completamente en cobre y difiere radicalmente de los antiguos bloques de agua de Thermaltake. En lugar de emplear un solo canal en S para el paso del agua como el bloque del BigWater 735, emplea muchos canales internos, lo cual aumenta la superficie de disipación del bloque y la transmisión de calor de éste al agua. Otra ventaja de este tipo de configuración es que crea un flujo turbulento, lo que también aumenta la transmisión de calor al agua. La parte negativa es que la pérdida de presión es mayor que con el antiguo bloque de agua de Thermaltake, de manera que se necesita un bomba algo más potente para compensar. Aún así, el sistema que emplea Thermaltake en su nuevo bloque de agua es el que llevan años usando las compañías que fabrican bloques de agua de gama alta, así que es un punto a favor de Thermaltake.

El bloque de agua del Thermaltake BigWater 760i viene ya con el sistema de sujeción integrado. Usa el tradicional sistema de placa en H, lo que implica que para su instalación habrá que quitar la placa base. Sin embargo, este sistema también asegura una mayor sujeción del bloque de agua y una mayor compatibilidad.

 

Hubiera preferido que el anclaje ejerciera su presión más bien en el centro, en lugar de los extremos.

El bloque de agua nos viene con dos racores de 3/8” (entrada y salida de refrigerante). Este tamaño es intermedio y permite unos caudales medianos sin una pérdida de presión excesiva en los componentes, aunque hubiera sido mejor un tamaño de 1/2”. Los racores van roscados al bloque de agua, aunque los tetones donde van roscados van soldados al bloque.

La base del bloque de agua es circular y bastante grande. De esa manera, Thermaltake se asegura que cubrirá sin ningún problema el disipador integrado del procesdor.

Como veis, viene protegida por una capa de plástico (que habrá que quitar antes de la instalación) y con un pulido a espejo.

LA UNIDAD DE REFRIGERACIÓN.

Thermaltake ha decidido integrar en una sola unidad tanto la bomba como el radiador y la reserva. Esta disposición presenta la ventaja de hacer la instalación del sistema mucho más sencilla que el método tradicional de tirar tubing por toda la caja uniendo los diferentes componentes del circuito, al igual que reduce considerablemente el tiempo de montaje del sistema (algo de agradecer para aquellos impacientes que quieren tener sus sistemas funcionando en el menor tiempo posible).

La unidad es un sistema 2U (dos unidades de altura), diseñada para ser instalada en y por el frontal de la caja. Aunque las ventajas de este tipo de instalación son obvias, presenta una desventaja: El calor que sale del radiador se vierte en el interior de la caja, lo cual en un sistema con deficiente ventilación haría aumentar la temperatura general del interior. Sin embargo, este aumento no sería mayor que si tuviéramos un disipador por aire en el interior de nuestro sistema.

En esta primera foto de la parte superior de la unidad de refrigeración del 760i, podemos ver el ventilador de 120 mm que emplea Thermaltake, la bomba (en la parte derecha inferior) y la reserva de agua (en la parte derecha superior). Todo el conjunto es muy compacto, aunque su longitud es bastante mayor que la de cualquier componente para bahía de 5¼”.

El ventilador de 120 mm es un modelo transparente que se ilumina mediante LEDs azules cuando está en funcionamiento.

En esta foto de la parte inferior vemos el radiador que emplea el 760i. Parece ser que Thermaltake ha cambiado el modelo de radiador respecto al que usaba anteriormente en el BigWater 735. Veremos qué tal resultado da este nuevo modelo.

Aquí podéis ver la bomba del sistema. Esta bomba fue sacada hace poco al mercado por Thermaltake y tiene un caudal de 500 l/h, así que es un caudal mediano pero adecuado a la racordería de 3/8” que emplea el sistema para su refrigeración y una notable mejora frente a la antigua de 400 l/h que emplea el BigWater 735.

Aquí veis la reserva de agua. Como veis en la parte inferior de la foto, la reserva va atornillada a la bomba de agua, de manera que se minimiza bastante el riesgo de fugas de refrigerante en el sistema. También podéis ver el tapón que emplearemos para el llenado del sistema.

La unión entre la reserva y el radiador también se realiza mediante rosca.

De la unidad salen dos tubos claramente etiquetados como [b]IN[/b] (entrada) y [b]OUT[/b] (descarga) que nos servirán para conectar correctamente el sisetma. Tanto el ventilador como la bomba se alimentan mediante conectores molex de 4 pines (y el ventilador tiene un potenciómetro que nos permitirá regular el funcionamiento del mismo). El cable amarillo que veis en la foto pertenece al sensor de rpm de la bomba. El motivo de incluir este sensor por parte de Thermaltake es para asegurarnos siempre de que la bomba gira y poder crear una alarma (si nuestra placa lo admite) que nos avisara en caso de fallo de la bomba. Me encanta que Thermaltake se preocupe de estos pequeños detalles.

Como os he comentado, el sistema de refrigeración es un 2U bastante profundo. En la anterior foto podéis ver los agujeros que se encargarían del anclaje de la unidad a nuestra caja.

El frontal de la caja es bastante sobrio (lo cual no lo hará desentonar con cajas más “serias”) y tiene una entrada de aire cubierta con una rejilla para que el ventilador interno respire adecuadamente y pueda usar el aire fresco del exterior de la caja. Todo el frontal viene cubierto con un plástico protector  y en él viene tanto el logo de Thermaltake como el modelo con unas letras en relieve.

 

El radiador de Thermaltake es bastante menos restrictivo al paso del aire a primera vista que el antiguo del BigWater 735. Está construido en aluminio, por lo que es importante que como refrigerante se use el glicol de etileno para que no haya corrosión galvánica entre éste y el bloque de agua (que es de cobre).

En resumidas cuentas, noto una mejoría considerable en todos los componentes que emplea Thermaltake en este nuevo kit “todo en uno” frente al BigWater 735. Esperemos que esta mekjoría se traduzca también en una mejora de las prestaciones.

MONTAJE.

Ha llegado el momento de arremangarse y empezar a divertirnos montando este sistema;).

Comenzaremos desmontando la placa base del interior de nuestro sistema. En mi caso, he debido de hacer algunas modificaciones al frontal de la caja ya que al tener los conectores frontales en la parte superior de la caja, el montaje de la unidad se habría complicado mucho. Suerte que la Stacker tiene un frontal espacioso y modular y ésto fue solo cuestión de unos minutos.

Thermaltake recomienda que se deje al menos una bahía de 5¼” libre tanto por arriba como por abajo para que el sistema refrigere correctamente. Ésto puede representar un problema para los usuarios que tienen el frontal de sus cajas sobrecargado de cachivaches.

Para el montaje del bloque de agua (y una vez realizados los pasos previos normales como son la limpieza de la anterior masilla térmica del procesador y su sustitución por otra nueva), comenzaremos por preparar la placa en H que va a ir en la parte trasera de la caja.

Pelaremos y colocaremos el espaciador de aislamiento (a la derecha de la imagen) entre la placa en H (a la izquierda) y la almohadilla acolchada (en el centro) para obtener ésto:

 

La almohadilla acolchada tiene dos lados adhesivos: Uno de ellos hay que pelarlo para que quede en contacto con el aislador pero el otro NO, ya que si lo peláis la placa se adherirá a la placa base y luego quitarlo es casi imposible.

Introduciremos los 4 tornillos largos por la parte trasera de la placa base y le daremos la vuelta a la placa. Con ésta dada la vuelta, introduciremos por cada tornillo una arandela de cartón y un soporte de latón y lo atornillaremos todo para que quede bien firme.

Es el momento de colocar el bloque de agua. Para ello, simplemente alinearemos los tornillos con los agujeros del sistema de retención del mismo y lo deslizaremos en posición.

Ojo a la orientación de la entrada y salida de agua del bloque. Thermaltake no especifica una orientación clara en su manual, aunque en los dibujos del mismo aparece orientado con los racores a la izquierda. Yo he optado por colocar los racores en la parte superior para facilitar el purgado de aire del sistema.

Colocado el bloque en su sitio, procederemos a sujetarlo mediante 4 thumbscrews.

 

Con el bloque de agua ya montado, el siguiente paso es montar la placa base de nuevo en la torre y sujetar la unidad de refrigeración en el frontal de la caja.

 

Procederemos ahora al montaje del tubing. Para ello, insertaremos uno de los extremos en una de la entradas y calcularemos su longitud hasta uno de los conectores rápidos que salen de la unidad de refrigeración, cuidando que el tubing no se deforme en su recorrido debido a que realice un giro demasiado cerrado. Cuando hayamos calculado la longitud de ambos trozos de tubing, los aseguraremos al bloque de agua con las tuercas (no empleéis llaves para asegurar el tubing, con un siimple apretón a mano es más que suficiente) y colocaremos las abrazaderas de metal.

 

Los extremos de las abrazaderas son bastante duros, así que os recomiendo que empleéis unos alicates con punta de pinza para manejarlas adecuadamente, aunque unos normales también os servirán.

Colocaremos en los extremos libres del tubing los dos conectores rápidos hembra que nos suministra Thermaltake entre los accesorios, los sujetamos con las abrazaderas y los conectamos a los conectores macho que ya se encuentran acoplados a la unidad de refrigeración.

Cuando el conector macho encaje correctamente en el hembra. oiréis un “clack”; si no ois dicho sonido, es que no habéis acoplado bien los conectores entre sí.

Perfecto!!! Ya tenemos el sistema montado. Realizar todos los pasos no debería de llevaros más de 45 minutos aunque no tengáis mucha idea de instalar sistemas de refrigeración líquida. Como veis en las fotos anteriores, he dejado una curva bastante amplia para que el tubing no se deforme y estreche. Algo que debéis de tener en cuenta al conectar el tubing es hacerlo a los conectores correctos:

-El racor que se encuentra a la derecha del bloque de agua ha de conectarse siempre a la descarga de la bomba (etiquetada como OUT).

-El racor que se encuentra a la izquierda del bloque de agua ha de conectarse siempre a la entrada de agua del radiador (etiquetada como IN).

Lo único que nos queda por hacer es llenar el sistema con el líquido refrigerante que nos proporciona Thermaltake y purgarlo. Para llenarlo, verteremos un poco del líquido en la botellita extra que nos proporciona Thermaltake, quitaremos el tapón de la reserva y llenaremos la reserva. Acto seguido, encenderemos nuestro sistema e iremos añadiendo líquido poco a poco hasta que veamos que el nivel de la reserva no desciende (recordad que la bomba no debe funcionar bajo ninguna circunstancia en vacío o o la dañaréis). Cuando ya no descienda el nivel de refrigerante, cerraremos la reserva, secaremos cualquier posible gota que haya podido quedar cerca y le daremos unos cuantos vigorosos meneos al sistema para facilitar su purgado. Durante un tiempo veréis que aparecen burbujas de aire en el interior del tubing, pero os podréis librar de ellas dándoles unos golpecitos suaves con el dedo. Por cierto, mientras el sistema se está purgando, oiréis bastante la circulación del refrigerante pero, una vez se haya purgado del todo, el sistema se volverá muy silencioso.

  

El sistema es sorprendentemente fácil de montar, incluso para un novato, así que ese aspecto que perseguía Thermaltake lo ha conseguido plenamente. Todo ésto se debe, en gran medida, al excelente manual de instrucciones que incluye Thermaltake en el kit.

Vamos a darle caña.

TESTEO.

Para el testeo he empleado mi equipo habitual:

-Procesador Intel Core2 Duo E6600
-Placa base Abit AB9 QuadGT
-2x1GB RAM Team eXtreem DDR2-800 4-4-4-10
-VGA XFX 8800GTX
-4xHDD SATA2 Seagate
-Tarj. Sonido Creative X-Fi Fatal1ty
-Grabadora Pioneer 112
-Lector DVD LG
-PSU Thermaltake ToughPower 1200W

Las temperaturas en idle se han medido tras dejar media hora el equipo inactivo en el escritorio de Windows XP mientras que para cargar adecuadamente el procesador se le ha pasado el Orthos durante ¾ h. Para medir las temperaturas se ha empleado la última versión del CoreTemp.

He decidido comparar los resultados obtenidos con el BigWater 760i con los del antiguo BigWater 735 y los de mi actual Tuniq Tower 120. La temperatura ambiente durante las pruebas era de 26ºC.

Éstos son los resultados obtenidos:

A la velocidad original del procesador y con el ventilador al mínimo los tres sistemas se defienden bastante bien, aunque la diferencia entre el 760i y el 735 resulta apreciable.

Si ponemos el ventilador a máximas rpm vemos que hay un descenso considerable de las temperaturas, pero el aumento en el ruido de los tres sistemas es también bastante apreciable.

En cuanto nos metemos en un overclock moderado aumentando la frecuencia a 3,3 Ghz y el Vcore a 1,39V, el BigWater 735 se queda rápidamente en el camino. Lo realmente alentador son las excelentes temperaturas del 760i, que consigue mejores resultados que el Tower 120 en idle y empata en load.

Con los ventiladores al 100%, el 735 vuelve a entrar en juego pero a duras penas, con unas temperaturas muy altas. Por contra, el 760i sigue empatando con el Tower 120.

En la prueba destinada a separar los disipadores de verdad de los de mentira (3,5Ghz, 1,51V Vcore) ninguno de los dos sistemas (el 735 ya ni cuenta) consigue evitar que el procesador haga throttling dada la enorme cantidad de calor que han de disipador con los ventiladores a mínimas rpm.

Pero si subimos las rpm, resulta claro que ambos sistemas cumplen más que correctamente su cometido. Aunque gana por poco el Tower 120, el 760i está justo ahí detrás, sólo un par de ºC por encima, lo cual es un resultado realmente fabuloso.

Estos resultados del BigWater 760i son, sencillamente, fabulosos!!! Ni en sueños me esperaba una mejoría tan abismal como la que nos presenta este sencillo kit de refrigeración líquida. Hasta ahora, los kits de este tipo habían presentado siempre unos resultados modestos e incluso mediocres pero el BigWater 760i funciona incluso mejor que otros kits de refrigeración líquida mucho más caros.

Antes de pasar a las conclusiones quiero apuntar un detalle: Los kits de refrigeración líquida no refrigeran los mosfets de la placa base y durante el overclock se hace necesario tener un ventilador que los refrigere de manera activa, ya que con un disipador por aire, es el ventilador del propio disipador el que se encarga de esta tarea..

CONCLUSIÓN.

Thermaltake ha hecho los deberes y ha sabido aprender de sus errores del pasado, mejorando aquello que fallaba en sus kits de refrigeración líquida para crear un sistema de fácil montaje y con unas prestaciones que rivalizan las de los mejores disipadores por aire del momento. Si a éso unimos que se vende por unos 160$ (que al cambio serán unos 115€), lo que tenemos aquí es un auténtico ganador.

Pros:
-Excelente rendimiento
-Muy fácil montaje.
-Componentes de excelente calidad.
-Capacidad de expandirlo con nuevos componentes.
-Buen nivel sonoro hasta unas rpm del ventilador moderadas.
-Ideal para sistemas muy silenciosos.
-Precio contenido.

Contras:
-Ruidoso a altas rpm.
-Se necesita un ventilador a parte para refrigerar los mosfets de la placa base.
-Ocupa bastante espacio en el frontal de la caja.
-El líquido refrigerante es glicol de etileno, que es venenoso.

El sistema de refrigeración líquida Thermaltake BigWater 760i es realmente impresionante en todos sus aspectos. El hecho que dos semanas después siga montado en mi sistema es el mejor tributo que puedo dar de su efectividad. Éso, y:

LA BENDICIÓN DEL GURÚ, CATEGORÍA DE ORO.

 

 

Compártelo. ¡Gracias!