CORSAIR iCUE 5000T RGB, review: caja de gama alta a todo color

Por norma general, cuando hablamos de cajas de PC la mayoría de usuarios piensa en una semi torre, un continente para dar cabida al hardware del PC y que no tiene demasiada importancia. Sin embargo, como hemos denotado en numerosas ocasiones, la caja del PC es un elemento de suma importancia, ya no solo en términos de capacidad de ampliación sino también de rendimiento, térmico y acústico. Y, para los usuarios más preocupados por esto y por la estética de su PC, CORSAIR acaba de presentar su nueva caja en formato midi (semi torre) tope de gama, la iCUE 5000T RGB, la cual vamos a proceder a analizar de primera mano en este artículo.

Antes de nada hemos de destacar que estamos ante una caja atípica por su concepto. Y es que aunque se trata de una caja en formato «Mid-Tower» y no «Full-Tower», es como veremos de unas dimensiones y peso considerables, y por supuesto apta para el hardware de más alta gama y mayor tamaño que hay en el mercado, amén de numerosas opciones de refrigeración líquida.

Índice

CORSAIR iCUE 5000T RGB: especificaciones técnicas

CORSAIR iCUE 5000T RGB

 CORSAIR iCUE 5000T RGB
Tipo de cajaMid-Tower
Compatibilidad con placas base
Mini-ITX, Micro-ATX, ATX, E-ATX (305mm x 277mm)
Dimensiones530mm x 251mm x 560mm
PesoN/A
Bahías de 2,5/3,5"4x2,5"
2x3,5"
Bahías de 5,25"No
Compatibilidad con disipadoresHasta 170 mm de altura
Compatibilidad con tarjetas gráficasHasta 400 mm de longitud
Compatibilidad con fuentes de alimentaciónHasta 250 mm de longitud
Colores disponiblesNegro, blanco
Soporte radiadoresFrontal: 360/280 mm
Techo: 360/280 mm
Bandeja: 360 mm
Trasero: 120 mm
Ventiladores incluidos
Frontal: 3x LL120
Panel E/S4xUSB 3.0
1x USB 3.1 (USB-C)
Audio HD
Precio399,99€

Con unas dimensiones de 530 x 251 x 560 mm y un peso de más de 15 Kg en vacío (CORSAIR no lo especifica en sus características técnicas, pero como veremos en breve así lo dice en su embalaje), esta caja está preparada para dar cabida al hardware de mayor tamaño del mercado, incluyendo disipadores de CPU de hasta 170 mm de altura, gráficas de hasta 40 cm de largo y fuentes de hasta 250 mm de longitud.

Por supuesto, este enorme tamaño también incluye soporte para numerosas configuraciones de refrigeración líquida, pues podremos montar radiadores de hasta 360 mm tanto en el frontal como en el techo, pero también en la bandeja lateral que la caja incluye y que veremos durante este análisis. De igual manera, tiene espacio para instalar hasta seis unidades de almacenamiento (cuatro de 2,5″ y dos más de 3,5″), además claro de los SSD PCIe que vayan instalados en la placa base. Y, hablando de placas base, esta enorme CORSAIR iCUE 5000T RGB soporta placas de formato E-ATX e inferiores.

Como no podía ser de otra manera, CORSAIR ha puesto especial énfasis en la iluminación, así que además de incluir de fábrica tres ventiladores LL120 RGB en el frontal, se han instalado sendas tiras LED con un total de 160 LED RGB distribuidos entre el frontal, el techo y el suelo de la caja, creando un ecosistema de iluminación vibrante pero sobre todo, extenso. CORSAIR incluye un iCUE COMMANDER CORE XT para controlar no solo los ventiladores, sino también toda la iluminación.

Eso sí, ya de entrada le vemos una pega bastante importante a esta caja que en realidad son dos: tiene un precio de venta recomendado de 399,99 Euros, que no es poca cosa, y a pesar de ser tan sumamente cara no incluye un ventilador trasero (y sería más que recomendable instalarle uno que tendremos que comprar aparte para poder completar el flujo de aire de la caja).

Por lo demás, a destacar su frontal y techo de rejilla que se pueden poner y quitar sin herramientas y sin abrir la caja, su conectividad moderna que incluye USB-C 3.1 en el frontal y sus filtros anti polvo magnéticos en todas las entradas de aire, así como los dos paneles laterales (uno de ellos de cristal templado) que se pueden poner y quitar fácilmente sin herramientas), detalles que no pueden faltar en una caja de estas características y precio.

Unboxing y análisis externo

La CORSAIR iCUE 5000T RGB viene embalada en la habitual caja de color neutro, en cuyo exterior podemos encontrar un dibujo de la caja acompañado de la marca y el modelo en una cara, y un croquis de la caja desmontada junto con una breve explicación de sus partes en el opuesto. En uno de los laterales encontramos sus especificaciones técnicas completas en varios idiomas.

Seguramente os hayan llamado la atención las etiquetas roja y amarilla que podemos encontrar en varias caras del embalaje, indicándonos que se trata de un producto muy pesado, de más de 15 Kg, y que se requieren dos personas para su manipulación.

CORSAIR iCUE 5000T RGB embalaje

Ya fuera de su embalaje, aquí podéis ver la CORSAIR iCUE 5000T RGB en una vista a tres cuartos. Llama la atención su enorme tamaño, pero también su lateral de cristal templado oscurecido que hace efecto espejo de tal manera que incluso sin quitarle los plásticos protectores refleja lo que tiene en frente.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

Vamos a comenzar a analizar todas sus partes. En el lateral izquierdo tenemos el ya habitual cristal templado que cubre toda la superficie; no obstante, como veremos más adelante CORSAIR ha integrado este cristal en una estructura de metal para facilitar su instalación y desinstalación en la caja, y por lo tanto tiene un pequeño marco que veremos de color negro (en la imagen no se ve debido a la oscuridad de este cristal).

CORSAIR iCUE 5000T RGB

El frontal está completamente dominado por un panel de rejilla para fomentar la ventilación, tras el que se pueden atisbar los tres ventiladores CORSAIR LL120 que vienen instalados de fábrica. También podemos ver esos huecos en el exterior, tras los que se esconden las tiras LED que iluminarán la caja cuando esté encendida.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

El otro lateral de la caja es metálico y, como hemos visto en otras cajas de la serie 5000 de CORSAIR, cuenta con una rejilla cerca de la parte delantera porque en el interior esta caja permite instalar radiadores o ventiladores en esa zona.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

En la parte trasera lo primero que llama la atención son esas cuatro bisagras, dos a cada lado, que nos permitirán abrir ambos laterales con facilidad y sin necesidad de atornillar nada. Como siempre en las cajas de CORSAIR, simplemente quitando un tornillo de la bisagra superior podremos retirar los paneles sin dificultad.

Aparte de eso, nos encontramos con una disposición bastante estándar, con el hueco para la fuente de alimentación abajo del todo, las ranuras de expansión PCI ventiladas y reutilizables encima (incluyendo dos para colocar la GPU en vertical si queremos), y encima de esto el hueco para el escudo I/O de la placa base y un ventilador de 120 mm que, en este caso, no viene incluido.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

Un dato adicional en esta parte trasera: CORSAIR ha dispuesto una pegatina justo encima de un pequeño hueco indicándonos la forma de retirar la cubierta superior de la caja: simplemente hay que introducir los dedos por el agujero y tirar hacia arriba.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

En la parte de arriba volvemos a encontrar una gran rejilla de ventilación, dado que en esta zona también podremos instalar ventiladores o radiadores. También aquí tenemos la conectividad de la caja, consistente en este caso en cuatro puertos USB 3.0, un USB-C 3.1, mini Jack combo de audio y botones de encendido y reset. También aquí podemos ver esos agujeros de iluminación que rodean todo el frontal, suelo y ambos laterales de la caja para tener una iluminación casi en 360 grados.

Nos queda ver la parte de abajo de esta CORSAIR iCUE 5000T RGB, donde destacan cuatro grandes patas de goma que elevarán la caja un par de centímetros del suelo y ayudarán a absorber vibraciones. Están montadas en una estructura de acero que se puede desmontar quitando un tornillo a cada lado. También aquí podemos ver una rejilla para que «respire» la fuente de alimentación, y desde la parte de detrás podremos retirar fácilmente el filtro anti polvo incluido.

Vista la caja por fuera, ha llegado el momento de abrirla para ver qué bondades esconde en su interior.

Análisis interno y montaje

Tal y como decíamos antes, la caja cuenta con bisagras para ambos laterales, por lo que podremos abrirlos sin dificultad y sin necesidad de herramientas o de retirar tornillos. Ojo, porque si os fijáis la caja tiene una pequeña concavidad en la parte central del frontal, y es ahí donde deberemos meter los dedos para abrir los laterales porque, como veremos a continuación, el enganche de los laterales es mecánico y no magnético como vimos en otras cajas, como la Crystal 680X por ejemplo. Esto hace que la apertura sea más segura, pero también más incómoda.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

Aquí podéis ver el lateral derecho de la caja, con la enorme rejilla y, por supuesto, su filtro anti polvo magnético (que en esta ocasión nos ha venido ligeramente dañado en una de las esquinas, a pesar de que ello no afectará a su funcionalidad). También en esta galería podéis ver que CORSAIR ha dispuesto unas juntas de espuma para absorber vibraciones y evitar que el lateral roce con el resto de la caja, así como su sistema de anclaje mecánico consistente en una pieza de plástico terminada en una semiesfera que encajará con un anclaje en la propia caja. Habríamos preferido anclaje magnético, la verdad.

Como os comentábamos antes, el lateral izquierdo de la caja está fabricado casi en su totalidad de cristal templado con un tintado bastante oscuro, pero este cristal viene embutido en una pieza de metal para darle mayor flexibilidad y que no se dañe tan fácilmente. El sistema de anclaje es el mismo que en el lateral que hemos visto antes.

La rejilla frontal se puede retirar también sin herramientas, y de hecho hemos de decir que su anclaje es bastante endeble y si no tienes cuidado se cae de su sitio con relativa facilidad. Retirar este panel nos da acceso a su filtro anti polvo que, en este caso, no es magnético sino que va fijado (fundido en el plástico) así que tendremos que lavar la pieza entera cuando queramos limpiarlo. Solo con retirar esta pieza ya tendremos acceso a los tres ventiladores del frontal.

La parte superior de la caja se retira tirando hacia arriba de la parte trasera como os comentamos antes, y esto nos da acceso al techo de la caja, donde tenemos otro filtro anti polvo (esta vez sí, magnético) y para tener una mayor comodidad a la hora de instalar ventiladores o radiadores en esta zona.

Desde aquí tenemos una visión completa a las tiras LED que CORSAIR ha instalado en el techo de esta caja. Como podemos ver, además, estas tiras son desconectables desde aquí y, por lo tanto, podremos sustituirlas en el caso de que se averíen.

Tira LED

Ya retirados ambos laterales, el frontal y la cubierta superior de la caja, este es el aspecto que presenta su interior.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

Desde aquí tenemos una vista interior de los ventiladores y su cableado. Además (y esto es otra cosa que CORSAIR implementa en otras familias de sus cajas), con solo retirar dos tornillos podremos sacar una pieza metálica a la que van atornillados los tres ventiladores, de manera que podamos montarlos y desmontarlos con mayor comodidad.

La parte inferior de la caja cuenta con una separación para «ocultar» la fuente de alimentación, su cableado, y el rack para unidades de almacenamiento de 3,5″ que veremos en seguida. Hay una enorme rejilla en la zona donde va la fuente, así como sendas perforaciones de canalización de cables, así que esta separación es meramente estética más que para fomentar una refrigeración por zonas.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

Esta es la vista de la parte trasera de la caja, con sus siete ranuras de expansión con embellecedores de rejilla reutilizables, dos adicionales para poner la GPU en vertical, y el espacio para el escudo I/O de la placa y para instalar un ventilador trasero, en este caso solo compatible con unidades de 120 mm.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

Este es el aspecto de la caja por la parte trasera, donde destaca sin duda esa pieza metálica a la izquierda donde podremos instalar tres ventiladores de 120 mm o un radiador de hasta 360 mm si queremos. El lio de cables es bastante notable, así que vamos a verlo más de cerca en seguida.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

Aquí podemos ver esa pieza metálica en la que poder instalar ventiladores o radiadores. Lamentablemente y al contrario de lo que hemos visto en otras familias de cajas, esta pieza no tiene una fácil manipulación ya que deberemos retirar seis tornillos (tres de ellos bastante escondidos) para poder desmontarla y así poder manipularla con facilidad.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

Justo tras el socket de la placa base encontramos una pieza de plástico que podremos retirar con un tornillo y a la que viene pegada el CORSAIR COMMANDER CORE XT, al que ya vienen conectados tanto los tres ventiladores incluidos como las tiras LED de la caja, así como dos sondas de temperatura.

CORSAIR COMMANDER CORE XT

Justo a la izquierda del COMMANDER CORE XT y a la derecha del espacio para canalización de cables con bridas reutilizables de velcro tenemos un pequeño hub, que más bien es un multiplicador para la iluminación de las tiras LED dispuestas en la caja.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

Debajo del espacio para el socket donde está el COMMANDER CORE XT tenemos tres zócalos que podremos retirar con un solo tornillo y que sirven para anclar hasta tres unidades de almacenamiento de 2,5″.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

Finalmente, en la zona inferior tenemos el punto de montaje de la fuente de alimentación (sobre inserciones de goma) y el rack para dos unidades de almacenamiento de 3,5″. Este rack se puede quitar fácilmente retirando dos tornillos, pero también hay un punto de anclaje más a la izquierda (más pegado al frontal de la caja) para dejar más espacio a la fuente y sus cables. Eso sí, si lo colocamos en la parte de la izquierda, la plancha metálica para los ventiladores nos impedirá sacar las bandejas de discos, tenedlo en cuenta.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

Como accesorios, CORSAIR incluye un breve folleto de información de seguridad y una cajita con gran cantidad de tornillos y bridas de velcro reutilizables. También se incluye una pieza de plástico con anclaje mediante un único thumb screw (tornillo que se puede poner y quitar con la mano) para sustituir la pieza inferior que está pegada a los ventiladores frontales (es meramente estético, se puede utilizar si se retira el rack de discos para que los ventiladores frontales enfoquen todo su aire a la zona superior).

CORSAIR iCUE 5000T RGB

Vista la caja por dentro, pasamos al montaje. La CORSAIR iCUE 5000T RGB es una caja de enormes dimensiones y como tal, el montaje es tremendamente sencillo; para que os hagáis una idea, con la placa base ya montada te cabe el brazo entero entre el disipador de la CPU y el techo de la caja, así que espacio para manipular y canalizar cables hay de sobra.

Además, a pesar de que tiene una enorme cantidad de cableado (imaginad, dos cables USB 3.0, un cable USB 3.1, varios SATA de alimentación, los conectores del panel frontal, etc.) como hay tanto espacio y toda una zona de canalización con bridas de velcro, todo es cómodo y queda de forma bastante aceptable incluso sin tener mucha idea. La única pega es que como el COMMANDER CORE XT está justo tras el socket (casi en el centro), sus cables quedarán por medio inevitablemente, pero como esta parte trasera no se ve tampoco es que sea nada grave.

Así queda nuestro banco de pruebas ya montado en la caja, y como podéis apreciar queda bastante limpio y presentable sin apenas esfuerzo.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

Ya tenemos la CORSAIR iCUE 5000T RGB lista para funcionar, así que vamos a ver qué tal lo hace.

Así funciona la CORSAIR iCUE 5000T RGB

Nada más apretar el botón de encendido, al principio los ventiladores se ponen a funcionar al máximo, pero en cuanto arranca el sistema operativo y carga iCUE no tardan en reducir su velocidad para adecuarse a la temperatura del sistema, convirtiéndose en algo prácticamente inaudible con el sistema en reposo. Por supuesto, toda la iluminación de la caja se enciende, inicialmente en modo arcoíris.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

Como caja de la familia iCUE de CORSAIR, por supuesto es ampliamente configurable a través del software del mismo nombre, aunque os advertimos de que tendréis que actualizarlo a su última versión ya que de lo contrario detectará el COMMANDER CORE XT de manera independiente. Sin embargo, al tenerlo actualizado detecta la caja como lo que es: una 5000T RGB.

CORSAIR iCUE

Al hacer clic sobre la caja, lo primero que nos ofrece configurar es el hub de ventiladores LL con sus tres unidades. Ya hemos estudiado CORSAIR iCUE ampliamente en el pasado, así que no vamos a hacer demasiado hincapié en esto, pues ya sabéis que podremos configurar cada uno de sus LED de manera individual y que tenemos multitud de efectos pre configurados que podremos elegir. También, recordad, tenemos la «iluminación de hardware» que sirve para configurar cómo se comportarán los ventiladores cuando no esté iCUE activo.

iCUE

En el apartado «Efectos de iluminación de 3 pines» tenemos la configuración para las seis tiras LED pre instaladas en la caja (dos abajo, dos delante y dos arriba), que también podremos configurar de manera individual y, por supuesto, sincronizarlas con los efectos de luz de los ventiladores.

iCUE

Bajamos al apartado «Refrigeración», donde en lugar de la iluminación ahora podremos configurar el comportamiento y el rendimiento de los ventiladores. En esencia, aquí se nos mostrará lo que tengamos conectado al COMMANDER CORE XT, en este caso los tres ventiladores LL120 y las dos sondas de temperatura. Aquí podremos crear curvas de ventilador personalizadas pero también podremos utilizar los perfiles que CORSAIR tiene creados de fábrica (incluyendo Cero RPM, que apaga los ventiladores cuando el equipo está en reposo y solo los enciende llegado a cierto nivel de temperatura).

iCUE Temperatura ventiladores

Después de esto tenemos el apartado de Alertas donde podremos hacer que, por ejemplo, si la CPU llega a 90ºC todos los ventiladores se pongan al máximo y la iluminación en rojo parpadeando para avisarnos, o incluso podemos hacer que el PC se apague o que se ejecute un script que hayamos configurado previamente. Finalmente, tenemos el apartado «Configuración del dispositivo», donde podremos actualizar el firmware, configurar el brillo global o hacer que las tiras LED se sincronicen con los ventiladores.

iCUE

Visto el software, vamos a pasar a hablar de la caja y su funcionamiento. Tal y como comentábamos al principio, la iCUE 5000T RGB es bastante silenciosa en funcionamiento, y es que incluso con los ventiladores al máximo no es excesivamente ruidosa (pero como podemos configurarlo al dedillo tampoco es algo que no podamos controlar).

Inicialmente nos preocupaba el hecho de que la caja no incluyera ventilador trasero para completar el flujo de aire de la caja, pero realmente teniendo un disipador de CPU por aire apuntando hacia atrás como es nuestro caso, tampoco es algo que influya demasiado negativamente. Eso sí, lo echamos de menos y sin duda para nosotros es un punto negativo, ya que al fin y al cabo este ventilador es muy importante para evacuar el calor generado tanto por el disipador de la CPU como de la tarjeta gráfica.

CORSAIR iCUE 5000T RGB

Dejando esto de lado, hemos de decir que la caja es absolutamente maravillosa en funcionamiento. El montaje de cualquier tipo de hardware es extremadamente sencillo debido al enorme espacio interior y la gran capacidad de enrutamiento de cables que ofrece, y a pesar de que hay mucho que conectar y de que es complicada de manipular debido a su gran peso, una vez que has montado tu hardware en su interior su funcionamiento y facilidad de utilización es impecable y, sobre todo, altamente configurable gracias al software.

Conclusión

La CORSAIR iCUE 5000T RGB es una caja de grandes contrastes, con muchos pros pero también muchas contras. Comenzando por esto último, hemos de decir que no todo el mundo estará dispuesto a pagar 400€ por una caja por muy de gama alta que sea, máxime cuando no tiene un ventilador trasero y, generalmente, quien compre una caja de esta categoría es porque quiere lo mejor de lo mejor y se verá obligado a comprarlo aparte.

Por otro lado, el sistema de retención mecánico de ambos laterales es algo incómodo (está muy duro) y habríamos preferido un sistema magnético como ya hemos visto en otros modelos del fabricante. Dejando esto de lado, estamos ante una caja de formato Mid-Tower pero que es extremadamente grande y pesada, muy incómoda de manipular tanto para girar la caja durante su montaje como para moverla de sitio (una vez que has montado el hardware su peso se va a más de 20 Kg).

CORSAIR iCUE 5000T RGB

Y hasta ahí las desventajas de esta CORSAIR iCUE 5000T RGB, porque todo lo demás son desde luego ventajas: estamos ante una caja extremadamente robusta en la que CORSAIR no ha escatimado en calidades, absolutamente todo se siente de primerísima calidad y de gran durabilidad, desde la estructura de acero hasta las patas y hasta el último tornillo o el acabado de pintura.

Es una caja con espacio de sobra para instalar cualquier tipo de hardware que quieras, y no encontrarás problemas para montar las piezas de hardware más grandes del mercado o sistemas custom de refrigeración líquida. Hemos de destacar también que los laterales con bisagra son muy cómodos, ni punto de comparación con tener que estar retirando los paneles a la antigua usanza, y que el sistema de canalización de la caja (al que el fabricante llama RapidRoute) es simplemente excelente, con espacio y bridas de velcro de sobra.

Por otro lado, también hemos de destacar la capacidad de personalización de la caja, en gran parte gracias al software iCUE y a la inclusión del COMMANDER CORE XT. Finalmente, a destacar su moderna conectividad con nada menos que cuatro puertos USB 3.0 y un USB-C 3.1.

Por todo ello, consideramos que esta CORSAIR iCUE 5000T RGB se merece nuestro galardón de Oro, así como nuestra recomendación por su excelente rendimiento. A denotar también que si esta caja costara 100€ menos a buen seguro que habría alcanzado la categoría de Platino.

CORSAIR iCUE 5000T RGB
CORSAIR iCUE 5000T RGB
Modular
Bahías HDD 3,5" 2
Nº filtros antipolvo Frontal, superior, PSU, Placa
Filtros magnéticos
Capacidad refrigeración líquida 360 mm, 280 mm, 240 mm, 140 mm, 120 mm
Soporte vertical GPU Sí (no incluido)
Soporte placa base E-ATX, ATX, MicroATX, ITX
Longitud máxima VGA 400 mm
Longitud máxima PSU 250 mm

Lo mejor

  • Amplísimo espacio para instalar cualquier hardware
  • Iluminación RGB de fácil configuración
  • Excelente calidad de construcción
  • Montaje extremadamente sencillo (paneles sin herramientas)
  • Muy buena gestión del cableado
  • Conectividad moderna (incluye USB-C 3.1)

Lo peor

  • No incluye ventilador trasero
  • Extremadamente pesada
  • Anclaje mecánico y no magnético en los laterales
  • Muy cara (399,99 €)
Rendimiento Térmico
9
Rendimiento Acústico
9.5
Facilidad instalación
9.5
Calidad materiales
9.5
Diseño
8.8
Precio
5
Iluminación RGB
9.5

Puntuación global

8.7
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!