Análisis: Razer Goliathus Chroma Extended

Hace unas semanas, os mostramos de primera mano el análisis de la alfombrilla Razer Goliathus Chroma, la primera alfombrilla blanda del mercado que cuenta con iluminación RGB. Razer prometió que pronto lanzaría al mercado una versión más grande de éste producto, y aunque todavía no está disponible en tiendas, nosotros ya podemos mostraros nuestro análisis de esta Razer Goliathus Chroma Extended, en el que vais a poder verla con todo lujo de detalles.

Esta versión Extended de la Razer Goliathus Chroma tiene exactamente las mismas características que la versión anterior que ya analizamos, con la salvedad del tamaño. Pasa de un tamaño mediano (255 x 355 x 3 mm) a un tamaño que podríamos considerar grande, si bien es cierto que solo aumenta en cuanto a anchura. La Extended que vamos a ver en el día de hoy tiene unas dimensiones de 294 x 920 x 3 mm, aumentando en casi 4 centímetros su altura pero en 56,5 centímetros su altura, llegando hasta casi un metro de ancho.

La Razer Goliathus Chroma Extended está pensada, por lo tanto, para ser colocada ocupando todo el escritorio, dotándolo de un toque de color y personalización a la vez que nos proporcionará un extra de comodidad al poder colocar el teclado encima de la propia alfombrilla y, así, acolchando la zona de apoyo de las muñecas cuando estemos utilizando el teclado. Recordemos que estamos ante una alfombrilla blanda de tela, un concepto novedoso que no vimos hasta que Razer lanzó la versión inicial de esta Goliathus Chroma, con sus pros y sus contras.

En nuestro análisis os vamos a mostrar de primera mano cómo es esta nueva alfombrilla de Razer que llegará al mercado con un precio recomendado de 49,99 euros, si bien es cierto que en el momento de escribir estas líneas todavía no está disponible ni tan siquiera en la página web del fabricante, pero dado que Razer ya nos la ha enviado para que podamos enseñárosla es de entender que dentro de poco podremos adquirirla, tanto en su tienda online como en la red de distribuidores habituales de la marca, incluyendo Amazon.

Características técnicas de la Razer Goliathus Chroma Extended

No hay mucho que decir en cuanto a las características técnicas del dispositivo, puesto que como hemos mencionado hace un momento es exactamente igual al modelo normal en cuanto a éstas salvo por el tamaño.

  • Sincronización entre dispositivos Chroma.
  • Superficie de tela microtexturizada.
  • Optimizada para todas la sensibilidades y tipos de sensor.
  • Base de goma antideslizante.
  • Organizador de cable para ratón.
  • Dimensiones: 294 x 920 x 3 mm.
  • Precio recomendado 49.99 euros.

Nuevamente, hemos de destacar que a pesar de contar con iluminación RGB (Chroma en este caso) la alfombrilla conserva un grosor de 3 mm. Se trata de una alfombrilla blanda que permite que la enrollemos sobre si misma si queremos y que, a su vez, nos proporcionará un extra de comodidad gracias a ello. La única parte mala de todo esto es que, a diferencia del resto de alfombrillas de tela del mercado, en este caso no podremos meterla en la lavadora.

Por otro lado, un punto negativo que hemos de destacar ya desde el principio, es el hecho de que Razer haya puesto la salida del cable en la parte izquierda de la alfombrilla, de manera que nos quedará al contrario de donde tendremos el ratón si somos diestros. Por norma general, los usuarios diestros tenemos el ratón a la derecha del teclado, por lo que en este caso el cable de la alfombrilla tendrá que cruzar nuestro escritorio de lado a lado, si bien es cierto que siempre podemos tratar de pasarlo por detrás del monitor.

Por último, nuevamente hacemos mención al precio: Estamos ante un producto de 50 euros, y si tenemos en cuenta que otras alfombrillas con iluminación RGB del mercado como la Firefly de Razer o la MM800 Polaris de Corsair tienen precios que parten de los 70 euros, desde luego la propuesta de Razer con este modelo de alfombrilla se hace todavía más interesante.

Razer Goliathus Chroma Extended: embalaje y análisis externo

Para esta versión Extended de la Goliathus Chroma, Razer ha optado por un formato de embalaje rectangular, puesto que como es lógico por el tamaño del producto es inviable un embalaje de un metro de ancho. Evidentemente en el interior encontraremos la alfombrilla enrollada.

Lo que sí es habitual es la disposición del embalaje, con una imagen del producto en la cara frontal y sus características y demás en la trasera. En uno de los laterales hay una abertura para que podamos tocar la superficie de tela sin tener que sacar la alfombrilla de la caja. Por cierto, que al abrir la caja por arriba nos encontramos con dos advertencias: una diciendo que no saquemos la alfombrilla de la caja tirando del cable, y otra diciéndonos que dejemos la alfombrilla en una superficie plana para que tome forma.

Como accesorios tan solo tenemos el manual de instrucciones y las habituales pegatinas con el logo de la marca.

Aquí tenéis la alfombrilla, que viene enrollada en un molde cilíndrico de cartón duro para evitar que se deforme durante el transporte.

Igual que en la versión normal, la salida del cable se produce en una pieza de plástico negro con el logo de la marca, y que contiene un PCB en su interior. Aquí está la salida del cable, de 1,8 metros, mallado con hilo de nailon y terminado en un conector USB 2.0. No hay USB passtrhough.

La estructura de la alfombrilla es exactamente la misma que en la versión normal, con un tubo LED cosido en todo el perímetro que será lo que dote al producto de iluminación Chroma. La parte inferior es de caucho natural anti deslizante con estrías para mejorar su agarre, mientras que la zona superior es de tela micro texturizada muy suave, ideal para todo tipo de sensores de ratón. No hay ningún adorno ni dibujo.

Es complicado cuadrar en una foto un producto tan largo y estrecho a la vez, pero aquí tenéis la Razer Goliathus Chroma Extended encima de una mesa para que podáis ver toda su extensión. Es realmente muy larga (recordad que son 92 centímetros).

Razer Goliathus Chroma Extended, pruebas y software

Procedemos a colocar la alfombrilla en el escritorio, y tal y como comentábamos hace un rato, la principal pega que encontramos es que la salida del cable está en el lado izquierdo en lugar de en el derecho. Es como si la hubieran diseñado para zurdos, pero a mi personalmente me molesta tener tanto cable por la mesa (fijaos, de hecho, que tengo un organizador de cables para los del teclado y el ratón).

Igual que vimos en la versión normal, todo el perímetro de la alfombrilla (y mira que es grande) se ilumina a todo color, con buena intensidad y buenos matices, sin perder nada a pesar de la longitud.

En cuanto al software, conocido de sobra y explicado cuando analizamos la versión normal, necesitaremos la nueva versión Synapse 3 para que funcione. Los efectos y la configuración son exactamente iguales que en la versión normal, así que no vamos a entrar en detalles en esta ocasión.

Razer Goliathus Chroma Extended, experiencia de uso

Ya en la anterior versión escarmenté, puesto que pensaba que el tubo de iluminación flexible cosido en el borde me molestaría en la muñeca, y nuevamente en este caso tampoco lo ha hecho: el tubo no se nota para nada, gracias a esos 3 mm de grosor que acolchan la zona donde apoyamos la muñeca, haciendo que utilizar el ratón sea muy cómodo. De hecho, y gracias al gran tamaño que tiene esta versión Extended, esto se extiende -valga la redundancia- a la muñeca izquierda, la que tendremos normalmente en el teclado a la hora de jugar, pues éste se apoyará sobre la alfombrilla.

Hay que mencionar que la goma estriada anti deslizante de la base, aunado al hecho de que tendremos el teclado sobre la propia alfombrilla, hacen que ésta no se mueva ni un ápice durante las sesiones de juego, algo que es muy de agradecer. Además, gracias a su gran tamaño, tendremos “adornado” todo el escritorio con su iluminación, algo que bajo mi punto de vista personal queda muy bien.

He estado utilizando la alfombrilla durante unos días con mi ratón habitual, el Razer Lancehead Wireless, y nuevamente la sensación y la experiencia de uso ha sido fantástica. Al ser una alfombrilla blanda, se reduce el cansancio en las manos en largas sesiones de juego, y gracias a la superficie de tela micro texturizada el deslizamiento del ratón es muy cómodo y fácil, pues apenas hay fricción, mejorando mucho la eficiencia a la hora de apuntar con el ratón.

Claro que, como alfombrilla con superficie de tela, el punto negativo que tiene es la durabilidad, si bien es cierto que si le damos un mantenimiento periódico (limpiarla suavemente con un paño húmedo (no mojado) cada cierto tiempo) no deberíamos de tener muchos problemas.

Conclusión: La alfombrilla que todo gamer quiere

Si eres de los usuarios a los que les apasiona la iluminación RGB en su escritorio, desde luego esta es una alfombrilla que deberías tener en cuenta, pues a día de hoy es la única con iluminación que cubre todo el escritorio. Además de eso, proporciona un extra de comodidad que no tienen las alfombrillas rígidas, es -gracias a que la podemos enrollar- fácil de transportar y nos entrega un rendimiento extraordinario con todo tipo de ratones y sensibilidades.

Como puntos negativos, hay que destacar que se echa de menos un puerto USB Passthrough, y que la localización de la salida del cable no me parece acertada; la habría preferido a la derecha para tener los cables mejor organizados en el escritorio.

PROS:

  • Excelente calidad de materiales.
  • Muy buen rendimiento.
  • Muy cómoda.
  • Estéticamente es una pasada.
  • Iluminación en una alfombrilla flexible.
  • Agarre muy sólido a la mesa.
  • Precio adecuado.

CONTRAS:

  • No tiene USB Passthrough.
  • Solo una zona de iluminación.

Por todo ello, no podemos sino premiar a esta nueva alfombrilla de Razer con nuestro galardón de Platino, y otorgarle nuestra recomendación por su diseño y por su rendimiento.

Compártelo. ¡Gracias!