¿Qué es un monitor BFGD y qué características tiene que tener?

¿Qué es un monitor BFGD y qué características tiene que tener?

Rodrigo Alonso

Los monitores BFGD fueron presentados por primera vez por NVIDIA en el CES del año pasado pero, ¿sabes qué son exactamente y qué características deben cumplir para poder ser considerados así? A continuación te lo contamos todo sobre estos monitores BFGD.

Cuando NVIDIA desveló por primera vez los monitores BFGD fue bastante ambigua a la hora de especificar las características técnicas que éste tipo de monitores debían de tener para cumplir con este «estándar», así que a continuación vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre este tipo de productos.

¿Qué son los monitores BFGD?

BFGD viene de las siglas en inglés de «Big Format Gaming Displays«, o pantallas gaming de gran formato. En otras palabras y a modo de resumen, son monitores con características gaming y de gran tamaño, lejos de los habituales de 24, 27 o incluso 32 pulgadas que son los tamaños más comunes en PC Gaming.

La idea de este estándar, que como decíamos fue creado por NVIDIA, es la de combinar las mejores características de las televisiones de gama alta con los mejores monitores gaming en paneles fabricados por ellos mismos en conjunto con AU Optronics, de manera que los gamers más entusiastas puedan disfrutar de los juegos al mayor nivel posible.

Pero no cualquier monitor gaming de gran formato puede llevar consigo las siglas BFGD, ya que para ello debe de cumplir una serie de características concretas.

Características técnicas obligatorias

Cualquier monitor con la etiqueta BFGD debe cumplir con las siguientes características:

  • Su tamaño debe ser de 65 pulgadas (no especifican si más de este tamaño es aceptable).
  • Su panel debe tener resolución 4K UHD (3840 x 2160 píxeles).
  • Debe cumplir con el estándar HDR10, lo que significa que tiene que tener un brillo máximo de al menos 1000 nits.
  • Su tasa de refresco debe ser de 120 Hz o más.
  • Su cobertura del espectro de color DCI-P3 debe ser del 100%.
  • Tiene que tener soporte para la tecnología NVIDIA G-Sync.

 

El resultado de la combinación de todas estas características es, sin duda, impresionante tanto para jugar como para ver películas. A este último respecto cabe mencionar el hecho de que aunque hay varias televisiones en el mercado que tienen 120 Hz (no entrelazados sino reales), la mayoría están «capados» a 60 Hz y la tasa de refresco no es variable.

Esto es interesante de saber porque aunque las películas están masterizadas a 24 Hz, las televisiones pueden forzar a que se reproduzcan a 60 Hz, y cuando entre en vigor el nuevo estándar HDMI 2.1, las televisiones comenzarán a soportar la frecuencia de refresco variable.

El último aspecto a tener en cuenta sobre las pantallas BFGD es que, como ya os imaginaréis, la mayoría tienen un precio prohibitivo y que implica una barrera para llegar a todos los públicos. Mientras que un monitor de 27 pulgadas con 144 Hz y G-Sync de gama alta tiene un precio que ronda los 500 euros, estos monitores BFGD cuestan cuatro veces más.