Qué es un disipador de calor y cuales son sus principales características en PC

Qué es un disipador de calor y cuales son sus principales características en PC

Juan Diego de Usera

Todos sabemos que los componentes eléctricos de un PC se calientan cuando están en funcionamiento. Procesador, tarjetas gráficas, placas base… Todos estos componentes suelen tener un consumo eléctrico, parte del cual se convierte en calor. Este calor necesita ser eliminado del componente. Dado que, de lo contrario, puede afectar de manera muy negativa al rendimiento del mismo. Causando, en caso extremos, el apagado de nuestro sistema, si el calor es excesivo. Veamos ahora qué es un disipador de calor.

La definición correcta del calor dice que es la energía cinética total de todos los átomos o moléculas de una sustancia. Es, por tanto, el resultante del movimiento de la energía desde una zona de un componente, a otra. Sin embargo, la temperatura es una magnitud física que se puede medir. Por ello, cuando aplicamos energía (calor) a una sustancia, se incrementa el movimiento interno de los átomos. Y, como consecuencia, se incrementa la temperatura de dicha sustancia.

El calor se puede transmitir de tres maneras diferentes:

  • Conducción
  • Convección
  • Radiación

A la hora de definir qué es un disipador de calor, nos interesa más la conducción y la radiación

Dado que un disipador de calor para PC es el dispositivo encargado de eliminar este de un componente electrónico. Para ello necesita hacer uso de esos dos principios que acabamos de mencionar:

  • Mediante la conducción, el calor puede viajar desde la parte caliente del componente, hasta la parte más fría del disipador. Y este principio se mantiene siempre que haya una diferencia de temperatura entre ambos componentes.
  • Gracias a la radiación, el calor se libera a otro medio, ya sea aéreo o fluido. Pero, de igual manera, siempre que exista una diferencia de temperatura entre ambos.

Es por esto que siempre se dice que, a no ser que se usen sistemas de refrigeración exóticos como las células Peltier o el cambio de fase, la temperatura ambiente que rodea al disipador marca la mínima temperatura que podrá alcanzar el componente.

Por ejemplo, si un disipador está dentro de una caja de ordenador, en cuyo interior hay una temperatura ambiente de 40 ºC, la mínima temperatura que podrá tener un componente electrónico dentro de este sistema será de 40 ºC.

Aunque el bloque de agua de una refrigeración líquida también se le podría denominar disipador, lo habitual es que, en hardware, solo se denomine así a aquellos que usan la radiación en medio aéreo. Para ello, el disipador suele contar con una serie de aletas, que se encargan de incrementar la superficie en la que se realiza el intercambio de calor entre el disipador y la corriente de aire.

Incluso, en modelos que deben de lidiar con altas temperaturas, el disipador puede contar con heat pipes. Estas se encargan de transportar el calor de una manera más eficiente entre la base y las aletas.

El medio más habitual donde un disipador para PC realiza su cometido es en el aire que rodea a los componentes. Como hemos comentado hace un momento. Aunque ello no es óbice para que también se pueda usar en otras sustancias, como el agua o, incluso, el aceite. O algunos líquidos, que tienen un punto de evaporación muy reducido.