La segmentación de chips se basa en ASIC, pero ¿qué son realmente?

La segmentación de chips se basa en ASIC, pero ¿qué son realmente?

Javier López

Uno de los puntos clave en la industria de los chips y los semiconductores son los ASIC, un término que podríamos decir que ha acabado algo desvirtuado en según qué entornos de este sector y que se usa erróneamente pero usualmente en AMD y NVIDIA. Aunque unidos de forma indivisible, hay que tener en cuenta que la definición del término no concuerda con su uso fuera de las fundiciones, pero ¿qué es realmente un ASIC?

Aunque ahora ya no está tan de moda como hace años, el término ASIC causó furor entre el sector más profesional de los overclockers y de aquellos usuarios que buscaban chips más optimizados para tal fin. Esto causó bastante revuelo, puesto que tanto NVIDIA como AMD, así como softwares como GPU-Z tenían la mala costumbre de otorgar cifras asociadas a dicho término, lo que terminó por causar mayor confusión.

ASIC, ligado a las GPUs, pero con mucha mayor proyección

ASIC-miningASIC es el acrónimo de circuito integrado para aplicaciones específicas o Application-specific integrated circuit por sus siglas en inglés. La definición del término es tan concluyente que poco más queda por decir más allá de que es un circuito integrado que está fabricado por una empresa a medida para que el destinatario final le dé un uso muy específico.

El término en concreto es ese, específico, porque a diferencia del resto de circuitos implicados en cualquier fundición, un ASIC tiene un propósito muy concreto y este es el concepto con el que nos debemos quedar a la hora de hablar de ASIC.

Por lo tanto, el término puede referirse desde una CPU diseñada para una plataforma de deep learning, como una GPU, un SoC para un móvil y en definitiva, cualquier circuito integrado con un fin concreto y específico. Esto lógicamente excluye a cualquier otro tipo de circuito de uso general, que por otro lado son más comunes.

Los porqués de la controversia con NVIDIA y AMD

ASIC-3

En los tiempos de la serie 700 de NVIDIA (Kepler), la compañía usaba de forma interna el término ASIC unido a un porcentaje para evidenciar un término que nada tiene que ver con el que estamos tratando: las fugas de energía del chip.

Por lo tanto, NVIDIA a cada uno de sus chips le grababa en las SKU internas un porcentaje que representaba la capacidad de overclock indirecta de dicho chip, ya que a menor pérdida y fugas de energía se logra mejores frecuencias tanto por aire como por agua (con LN2 es otra historia). ¿Qué sucedió? que GPU-Z comenzó a leer y mostrar dichos porcentajes, lo cual asoció la capacidad de overclock al término ASIC como tal y en los foros no se hablaba de otra cosa que no fuesen porcentajes de ASIC en dicho programa para comenzar a hacer tablas que pusiesen blanco sobre negro con este tema.

Una GPU por definición es un ASIC, pero no tiene que incluir por norma un valor que determine sus fugas internas de energía catalogadas por el fabricante. Fue tal el revuelo montado que NVIDIA no ha vuelto a ofrecer dicho valor, y poco a poco ha caído en el olvido. Ahora también se les denomina ASIC a ciertos equipos de minería para criptomonedas, por lo que es otro uso del término erróneo como tal y que se está extendiendo.

Independientemente de esto, solo debemos saber la definición del término y que actualmente existen tres métodos de creación de ASIC: standard cell, Gate Array y full custom, los cuales se emplean según las necesidades del cliente final para el diseño y construcción de dichos ASIC. Lógicamente, cada proceso tiene un coste distinto y esto repercutirá en el precio final de venta del mismo así como del volumen que pida a la fundición el fabricante.